Anuncios

Ex embajador de EEUU arrestado fue por décadas “agente encubierto” de inteligencia cubana

Un ex embajador estadounidense con una larga carrera en el gobierno federal fue arrestado el viernes acusado de trabajar desde principios de la década de los ochenta para los servicios de inteligencia del gobierno cubano como agente extranjero “encubierto”, según una denuncia del FBI presentada en un tribunal federal de Miami.

A lo largo de 40 años, “Manuel Rocha apoyó secretamente a la República de Cuba y su misión clandestina de recopilación de inteligencia contra Estados Unidos sirviendo como agente encubierto de los servicios de inteligencia de Cuba”, según una declaración jurada presentada ante la denuncia del FBI.

En su papel encubierto, Rocha consiguió puestos diplomáticos en el gobierno de Estados Unidos que “le proporcionaron acceso a información no pública, incluida información clasificada” y “la capacidad de afectar la política exterior de Estados Unidos”.

“Después de que terminó su empleo [en el gobierno en 2002] Rocha ocupó otros cargos y participó en otros actos destinados a apoyar a los servicios de inteligencia de Cuba”, afirma la declaración jurada, y agrega que Rocha proporcionó “información falsa y engañosa a Estados Unidos para mantener su misión secreta, viajó fuera de Estados Unidos para reunirse con agentes de inteligencia cubanos e hizo declaraciones falsas y engañosas para obtener documentos de viaje”.

Manuel Rocha, de 73 años de edad, fue embajador de Estados Unidos en Bolivia y entre otros cargos también se desempeñó como un diplomático de alto rango en la sección de intereses de Estados Unidos en Cuba. El ex diplomático pasó el fin de semana bajo custodia en el Centro de Detención Federal de Miami y tiene previsto comparecer el lunes ante un juez federal.

Bajo las leyes estadounidenses, cualquier persona que trabaje como agente o cabildero u otra función para un gobierno extranjero en los Estados Unidos debe registrarse en la Oficina del Fiscal General.

La denuncia de 22 páginas con declaración jurada presentada contra Rocha alega que un agente encubierto del FBI que se hizo pasar por representante encubierto de la Dirección General de Inteligencia cubana se reunió en Miami con Rocha durante una serie de reuniones en e2022 y 2023 en las que Rocha hizo repetidas declaraciones admitiendo sus “décadas” de trabajo para Cuba que abarcó “40 años”.

Cuando el agente encubierto del FBI le dijo a Rocha que era “un representante encubierto aquí en Miami” cuya misión era “contactarle, presentarme como su nuevo contacto y establecer un nuevo plan de comunicación”, Rocha respondió “Sí”, según la declaración jurada. Rocha pasó luego a describir y celebrar su actividad como agente de la inteligencia cubana.

A lo largo de las reuniones, Rocha se comportó como un agente cubano, refiriéndose constantemente a Estados Unidos como “el enemigo” y utilizando el término “nosotros” para describirse a sí mismo y a Cuba, según la declaración jurada. Rocha también elogió al fallecido Fidel Castro como el “Comandante” y se refirió a sus contactos en la inteligencia cubana como sus “Compañeros” (camaradas) y a los servicios de inteligencia cubanos como la “Dirección”.

Rocha describió su trabajo como agente cubano como “un jonrón con bases llenas”, afirma la declaración jurada.

Rocha tiene previsto presentarse el miércoles ante una audiencia donde el juez determinará si puede salir libre bajo fianza, pero los fiscales dijeron que piensan negarse a esta opción, argumentando que el ex diplomático tiene varios pasaportes y dado a la gravedad de los cargos que enfrenta, él representa un riesgo de fuga.

El fiscal también dijo que piensan presentar una moción con cargos adicionales el miércoles. El juez que lleva el caso fijó la audiencia de presentación de cargos para el 18 de diciembre, donde Rocha tendrá la opción de declararse culpable o inocente.

Las autoridades estadounidenses mantuvieron en secreto la noticia del arresto de Rocha el viernes durante el fin de semana. Al ser contactado el domingo, el portavoz del FBI, James Marshall, se negó a comentar sobre el arresto de Rocha en su casa del área de Miami el viernes.

La portavoz de la Fiscalía Federal, la fiscal Sarah Schall, no respondió a varios mensajes de texto, correos electrónicos y mensajes de voz en busca de comentarios el domingo. Después que la agencia Associated Press publicara una historia el domingo en la noche sobre el arresto de Rocha, Schall dijo que no podía hacer comentarios.

Personas allegadas a Rocha, quien nació en Colombia, dijeron que el ex diplomático contaba con muy buena reputación en Miami y que era frecuentemente consultado sobre temas relacionados con América Latina pese a tener cerca de década y media fuera del Departamento de Estado.

Las noticias de su arresto generaron sorpresa en personas que trabajaron con él.

“Esta noticia es realmente impactante”, dijo un ex funcionario estadounidense que le conoce. “Manuel no está en la lista de personas que yo pensaría que trabajaría para esta gente [Cuba]“.

Rocha posee altos niveles de educación, con múltiples diplomas de las más prestigiosas universidades estadounidenses, incluyendo Harvard y Yale. Personas relacionadas a él le consideraban como un erudito y un oficial de carrera conservador dentro del Departamento de Estado.

Pero pasó por un mal momento durante su gestión como embajador de Bolivia tras advertirle a los votantes antes de las elecciones de 2002 que si Evo Morales era elegido, el país correría el riesgo de perder la ayuda estadounidense.

“Pasó mucho tiempo lamiendo estas heridas en Bolivia, donde provocó muchas críticas por lo que dijo sobre Evo Morales en medio de la elección,” dijo el funcionario que lo conoce. “La gente después terminó diciendo que fueron esos comentarios los que consiguieron que Morales fuese elegido.”

Bolivia fue el último puesto de embajador que ocupó Rocha, quien terminó saliendo del Departamento de Estado poco tiempo después.

El último empleo conocido de Rocha era en el bufete de abogados Foley & Lardner en Miami, donde se desempeñaba como asesor senior de negocios internacionales. Tras se contactada el domingo, la oficina dijo que el ex diplomático había dejado la oficina en agosto. “No representamos ni brindamos asistencia legal al embajador Rocha”, dijo una portavoz el domingo.

El cargo presentado contra Rocha bajo la Ley de Registro de Agentes Extranjeros ha sido utilizado por fiscales de la Fiscalía de Estados Unidos en el pasado, incluido un caso pendiente contra el ex congresista de Miami David Rivera, acusado de cabildear en nombre del gobierno venezolano sin registrarse como agente extranjero.

El delito también fue uno de los cargos presentados contra una red de espionaje cubana a fines de la década de 1990, cuando un grupo de agentes del gobierno cubano fueron acusados de espionaje y conspiración para derribar dos aviones de Hermanos al Rescate en el Estrecho de Florida, matando a tres ciudadanos estadounidenses. y un cubanoamericano.