Advertencia de Carrió a Larreta: “Si para echar a un ministro te basás en escuchas ilegales, no podés gobernar”

Elisa Carrió y Horacio Rodríguez Larreta
Elisa Carrió y Horacio Rodríguez Larreta

La líder de la Coalición Cívica (CC), Elisa Carrió, salió a marcarle la cancha al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta: le pidió que ratifique en el cargo a su ministro de Justicia y Seguridad, Marcelo D’Alessandro, quien quedó en la mira a raíz de la filtración ilegal de chats y la denuncia por el viaje que compartió a la estancia de Joe Lewis, en Lago Escondido, con jueces, fiscales y directivos de Clarín.

Carrió habló con Larreta durante las últimas horas. Le advirtió que D’Alessandro había sido víctima de una operación de inteligencia ilegal. Según la exdiputada, el exjefe del Ejército César Milani estaría detrás de una supuesta “mesa militar” que realizó espionaje clandestino. “Lo llamé para decirle que la situación es grave, no es una cosa menor. [Mauricio] Macri iba a siempre a lo de [Joe] Lewis y por eso no dejó de ser presidente”, exclamó Carrió, en diálogo con LA NACION.

AFI: presentan otro pedido de informes sobre la “mesa militar” con nuevos nombres

La referente opositora aseguró que Fernando Pocino, exintegrante de la exSIDE, también estaría detrás de las “escuchas” al ministro de Larreta. Por eso, la líder de la CC activó una denuncia penal para que la Justicia investigue si Milani está al frente de un aparato de inteligencia ilegal para espiar a dirigentes políticos y periodistas. La presentación fue realizada esta mañana por los diputados nacionales Paula Oliveto y Juan Manuel López. Recayó en el juzgado de María Eugenia Capuchetti y quedó a cargo del fiscal Ramiro González.

Según Carrió, existe una vinculación entre el hackeo que sufrió D’Alessandro y las comunicaciones entre espías que se produjeron el día en que el fiscal Alberto Nisman apareció muerto en su departamento. “Son los mismos tipos que hablaron el día del asesinato de Nisman” , remarcó la co-fundadora de Juntos por el Cambio.

Ante la consulta de este medio, Carrió sostuvo que Larreta debe ratificar en el cargo a D’Alessandro, ya que, en caso de desplazarlo, convalidaría “escuchas ilegales” y “quedaría en manos de las peores mafias”.

Elisa Carrió salió a respaldar a D'Alessandro
Elisa Carrió salió a respaldar a D'Alessandro - Créditos: @Hernán Zenteno

“Si para discutir o echar a un ministro, te basás en escuchas ilegales de Milani, no podés gobernar. Este es un principio elemental”, remarcó Carrió, quien tiene un vínculo cercano con D’Alessandro. Elogia su gestión al frente del Ministerio de Seguridad de la Ciudad. De hecho, el ministro asistió a la celebración de su cumpleaños, que organizó hace un par de días en su casa de Exaltación de la Cruz . Esa noche, en medio de los festejos, Lilita bromeó ante Larreta que ella aún no tenía candidato a presidente con miras a las elecciones de 2023.

Carrió alertó sobre el riesgo de que un gobernante no enfrente a “las mafias” y la “inteligencia ilegal”. “En el causa Nisman está demostrado que fueron Milani y Pocino. Los mismos agentes de la AFI y del Ejército son los que hacen estas escuchas”, advirtió.

La referente de JxC considera que el ministro de Seguridad no tenía impedimentos para viajar a la estancia de Lewis, ya que el inglés no tiene concesiones con la Ciudad. Eso sí, la titular de la CC lanzó una batería de críticas contra Julián Ercolini y Juan Bautista Mahiques, jefe de los fiscales en la Ciudad: calificó de “grave” que tres jueces federales hayan ido al Sur ya que Lewis “tiene capitales” en el país.

“Me parece muy mal lo de los jueces. Un ministro de Seguridad puede viajar, te parezca bien o mal. Ni siquiera es antiético [lo de D’Alessandro] porque Lewis no tiene concesiones [con la Ciudad]. No se subió al avión de una constructora. Ahora, lo de los jueces es pésimo”, analizó.

Carrió remarcó que Ercolini estuvo a cargo de la causa vialidad, por la que Cristina Kirchner fue condenada. “Mirá cómo queda enredado. En el fondo no sé si lo hicieron para apartarlo”, puntualizó. Y anticipó que pedirá apartar a Ercolini de la causa por la investigación de la muerte de Nisman.

Respecto del contenido de los presuntos chats de D’Alessandro, en el que buscaban tapar el viaje que habían compartido al Sur, Carrió sugirió que la Justicia debería investigar, pero aclaró: “Sobre el fruto del árbol envenado no investigo nada. Soy profesora de derecho constitucional. Todo lo obtenido ilícitamente no vale como prueba”.

La exdiputada considera que Larreta cometería un error político si corre del cargo a D’Alessandro. “En la ineptitud no juego. Se lo dije a Horacio y me dijo que me iba a contestar. Nunca sacaría a alguien de un gobierno sobre la base de una escucha ilegal, al contrario, lo reconfirmo en el cargo. Porque vienen por él” , añadió Carrió.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La líder de la CC se mostró indignada ante la chance de que Larreta acepte correr de su cargo a D’Alessandro, como le piden algunos integrantes de su entorno.

Para Carrió, Larreta está “rodeado de chicos incapaces e ineptos”. “La ineptitud es la peor asesoría que puede tener un gobernante”, dijo la exdiputada. “No saben política. Después puedo hacer lo que quiera, pero yo no puedo estar en manos de Milani y Pocino. Vienen por todo el periodismo. El que se llevó el aparataje que se compró en Israel es Milani y Pocino. Son los mismos que están en Nisman”, completó.

Además, Carrió deslizó críticas contra los colaboradores de Larreta por la flamante incorporación de Martín Redrado como secretario de Asuntos Estratégicos. Redrado era aliado de Sergio Massa, uno de los históricos enemigos de la CC: “Tampoco me consultó si lo ponía a Redrado. Eso es obra de su mesa chica. No opino porque nadie me consultó”, aseguró.

Conferencia de D´Alessandro

En medio de un cruce de versiones sobre su continuidad en el gobierno de la Ciudad a raíz de una nueva filtración ilegal de sus chats, el ministro de Justicia y Seguridad porteño convocará hoy a una conferencia de prensa para informar sobre una baja del delito en la Ciudad.

En la sede de la administración porteña hay un fuerte hermetismo sobre la situación de D’Alessandro, quien quedó en el ojo de la tormenta por el viaje que compartió con jueces, fiscales, exmiembros de inteligencia y directivos del diario Clarín a Lago Escondido.

Según las supuestas conversaciones privadas que se difundieron horas antes de que Cristina Kirchner fuera condenada en la causa de Vialidad y después de que D’Alessandro denunciara que su celular fue hackeado, el funcionario de Larreta y el resto de los integrantes de la comitiva que fue al Sur intentaban tapar el viaje.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La semana pasada se filtraron nuevos chats -obtenidos ilegalmente- de D’Alessandro en los que mantenía conversaciones con Silvio Robles, un de los colaboradores más estrechos de Horacio Rosatti, presidente de la Corte Suprema de Justicia, y el empresario Marcelo Violante, de las compañías Dakota y BRD que tenía la concesión del servicio de acarreo en la ciudad de Buenos Aires.

D’Alessandro sostiene que los chats difundidos son “falsos” y denuncia que fue víctima de una maniobra de espionaje ilegal. Es más, denunció que “perfilaron” a sus familiares en las redes sociales.

El ministro de Seguridad de Larreta negó que haya chateado con Robles, asistente de Rosatti, y acusó al kirchnerismo de utilizar los servicios de inteligencia para extorsionarlo y generar una crisis institucional. Dijo que el Frente de Todos pretende “tapar a la jefa”, en referencia a la vicepresidenta, quien fue condenada en la causa vialidad.

Marcelo D'Alessandro, durante la última conferencia de prensa de Larreta
Marcelo D'Alessandro, durante la última conferencia de prensa de Larreta - Créditos: @Hernán Zenteno

En una entrevista con LA NACION que concedió el viernes pasado, el funcionario dijo que no contempla abandonar su cargo. Además, remarcó que Larreta lo respaldó: “¿Por qué debería renunciar? ¿Qué hice mal yo?”, enfatizó.

Desde que se desató el escándalo, la CC había mantenido una distancia prudencial del tema. “Lo primero que hay que saber e investigar es de dónde viene toda esa mugre, quién está detrás y a qué es funcional. Y el por qué. No podemos convalidar el espionaje ilegal”, indicaban desde la fuerza de Carrió.

Ante las versiones de que Larreta analizaba pedirle a D’Alessandro que diera un paso al costado, la líder de la CC activó la denuncia contra Milani y se comunicó con Larreta para solicitarle que respalde al ministro. Facundo del Gaiso, espada de la fuerza en la Legislatura porteña, también salió a apoyar al funcionario. “No se puede legitimar el espionaje ilegal en democracia sea del gobierno que sea. Y más allá de cualquier interna, hay que buscar la verdad. Hay que bancar a D’Alessandro. Si los chats son falsos y lo sacan,habrán ganado los mismos que le hicieron la operación a Olivera en el 2005″, subrayó Del Gaiso.