Elefante "Big Boy" tendrá a elefanta "Bireki" por compañera

·3  min de lectura

CALIMAYA, Méx., junio 15 (EL UNIVERSAL).- "Bireki" es una elefanta de la especie Elephas maximus que pasó 23 años viviendo en un circo y ocho en el Parque Zoológico de Zacango, en el Estado de México. Tras un litigio que ganó el dueño del circo a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), este jueves la elefanta viajará a Sinaloa, para después convertirse en la compañera del elefante "Big Boy".

En entrevista, el presidente de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (AZCARM), Ernesto Zazueta, explicó que ella es la primera elefanta asiática nacida en México. Creció y se desarrolló en buen estado, dentro del Circo Daktari, en el que vivió por 23 años y recorrió buena parte del país; sin embargo, cuando se cancelaron los espectáculos con animales en México, en 2014, la PROFEPA la decomisó, bajo el argumento de que no estaba en óptimas condiciones de salud. Sin embargo, hace 10 meses aproximadamente, el cirquero ganó el litigio a Procuraduría, por lo que Bireki tendría que volver al circo.

Es así que varios defensores de animales, especialistas e interesados, contactaron a AZCARM para buscar una alternativa mejor, que fuera volver a vivir encadenada en una carpa. El también director del Santuario Ostok, ubicado en Culiacán, contactó a una familia oriental de Culiacán, quienes facilitaron el traslado de la especie asiática, nacida en México. El objetivo es que Big Boy tenga compañía, este elefante que fue rescatado tras vivir en cautiverio en varios circos y que tiene 40 años de edad.

Por lo que la asociación AZCARM contactó al dueño de Bireki, lo convenció de dejarla ir y ser compañera del macho. Este jueves, partirá del Parque Zoológico de Zacango hacia Sinaloa, en un traslado que va a durar 30 horas, bajo custodia de los especialistas. "La historia de la elefanta es muy interesante, porque sus padres se reprodujeron en cautiverio, en un circo y encontró un lugar en el Parque Ecológico Zacango en el Estado de México, donde fue bien atendida, pero le favorece más el clima de Sinaloa, pues tiene el mismo trópico que los elefantes de su tipo en la India.

"Sinaloa está en el mismo trópico, el mismo clima que el área donde hay elefantes asiáticos en la India, es una selva baja caducifolia que cada año está gris, pero con las primeras lluvias se hace el paraíso, por lo que allá no necesitará calefacción", detalló.

El también Director del santuario Ostok, precisó que la meta es que ambos elefantes formen una nueva familia, que se reproduzcan. Primero les darán un tiempo para adaptarse, de no lograr un apareamiento natural, incluso hay pláticas con especialistas de Estados Unidos y se La India para ver la posibilidad de inseminarla.

"Hemos estado platicando con expertos a cargo de estos animales, pero esperemos que se caigan bien", dijo. Explicó que es un éxito este traslado, porque si bien Big Boy tiene amigos, como venados y otros en el santuario que es cerrado al público, la realidad es que convivir con alguien de su especie será ideal. "Él es feliz en temporada de lluvias se le llena una zanja, es como un río, nos tira piedras, es como un niño pequeño".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.