El video de tortura que tira "la verdad histórica" de Murillo Karam sobre Ayotzinapa

November 7, 2014. Jesús Murillo Karam, en la famosa conferencia. REUTERS/Tomas Bravo (MEXICO)

El video dado a conocer el fin de semana pasado donde se observa cómo interrogan y torturan a Carlos Canto Salgado, alias El Pato, un personaje clave en la investigación de la Procuraduría General de la República, da el tiro de gracia a lo que conocemos como “la verdad histórica”, del caso de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.

Lo que sostenía “la verdad histórica” de Murillo Karam

En la ya famosa conferencia de prensa del 7 de noviembre de 2014, Jesús Murrillo Karam, entonces titular de la PGR, narró cómo fueron abatidos y luego quemados los estudiantes de la Normal.

De acuerdo a esta versión, habrían sido atacados por el brazo armado del grupo delictivo Guerreros Unidos, los Peques, quienes supuestamente los confundieron con otro grupo con el que “peleaban plaza”, los Rojos.

Guerreros Unidos además tendrían el apoyo de la policía municipal, pues el entonces Presidente Municipal de Iguala, José Luis Abarca daría la orden de atacar a los estudiantes para que evitar que se llevasen camiones que tenían droga en su interior. También se encontraron nexos de su esposa, María de los Ángeles Pineda, con los líderes de dicho grupo.

Durante la conferencia, el entonces Procurador dio datos precisos sobre dónde y cómo habían trasladado a los estudiantes, el basurero de Cocula, luego cómo entre varios, incluyendo a Carlos Canto, El Pato, los bajaban, asesinaban y les habrían prendido fuego con diésel, gasolina y llantas en el lugar, para luego de 16 horas aproximadamente, meter los restos en bolsas negras que echaron al río.

De los restos solo se encontraron algunas piezas óseas así como dientes.

El video que tira la “verdad histórica”

En días recientes se difundió el video donde Carlos Gómez Arrieta, encargado en ese momento (2014) de la Policía Federal Ministerial, interroga a Carlos Canto Salgado, El Pato, quien también es torturado luego de explicar que a un grupo de 13 estudiantes los llevaron en una camioneta hacia Mezcala y Huitzuco, zona minera y polo opuesto a Cocula, lugar señalado por Murillo.

En el video de poco más de un minuto, el Pato, detenido el 27 de octubre de 2014, explica a Gómez Arrieta, quien renunció tras hacerse público el video, cómo vio sin participar en el traslado de una docena de estudiantes, que los llevaban hacia Mezcala y Tomatal, hacia la entrada a Chilpancigo y al preguntarle sobre las casas o lugares para llevarlos éste responde no saber.

Si dicho interrogatorio se dio en los días subsecuentes a su detención, donde señala las zonas de Mezcala y Tomatal, entonces para la conferencia de Murillo el 7 de noviembre esto ya se conocía, sin embargo, jamás se mencionaron dichos lugares o que los estudiantes habían sido llevados a varios.

Tampoco nunca se mencionó que pobladores de éstos lugares denunciaron en noviembre de 2015 (según Proceso) la existencia de narcofosas e indicios de que los estudiantes habían sido llevados ahí, así como casas seguridad de los Peques. Según fuentes que cita el semanario a Mezcala llegaron a refugiarse una centena de delincuentes tras la detención de uno de sus fundadores, Mario Casarrubias, quien sería sucedido por Salomón Villa Pineda, El Molón, y supuesto hermano de la esposa del ex alcalde de Iguala.

¿Quién es Carlos Canto Salgado, el Pato?

Canto Salgado se desempeñaba como maestro de una secundaria en Iguala, al mismo tiempo que por las noches administraba un bar llamado La Pirinola, lugar donde se reunían varios integrantes del cartel Guerreros Unidos.

Canto escuchó del operativo contra los estudiantes el 26 de septiembre a las 21 horas, también se enteró de varios detalles, incluso aseguro escuchar de uno de los Peques “esto ya se salió de control, no era así la cosa, pero órdenes son órdenes”, todo esto lo dijo durante su declaración el 27 de octubre de ese año.

Su declaración y detención así como la del Jhonatan Orozco fueron piezas clave para la construcción de “verdad histórica” que difundió la PGR. Lo cierto es que tanto Canto como Orozco y otras cuatro personas estuvieron 80 días arraigados sin ser consignados.

En ese entonces, la Procuraduría general tardó un mes, según reportes de Animal Politico, para autorizar una visita de la Comisión Nacional de Derechos Humanos donde se encontraban arraigados, dio consentimiento para que especialistas se entrevistaran con los detenidos, la SEIDO dio visto bueno a través de un oficio y citó a los representantes de la CNDH el 9 de enero a las 17 horas, cita que no se llevó a cabo pues a las 16 horas de ese mismo día, varios detenidos entre ellos El Pato y El Jona, fueron trasladados al Penal Federal por petición de la misma SEIDO.

En marzo de 2018, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, envió un reporte donde se aseguraba que al menos 34 de los detenidos por el caso Ayotnizapa presentaban signos de tortura según el Protocolo de Estambul.

A casi cinco años de los hechos y sin comprobar, sin lugar a dudas, la participación de los más de 122 detenidos en el caso, la ahora FGR, abrió un expediente para investigar el caso de Carlos Canto Salgado.