El hombre que ayudó a encontrar a una niña de 4 años secuestrada por su padre a miles de kilómetros de distancia

Benito Kozman

A pesar de estar a miles de kilómetros de distancia un hombre en Inglaterra ayudó a unos abuelos a lograr lo que la policía estadounidense no pudo: localizar a su nieta, que había sido secuestrada por su padre.

Gary y Kim Forester recibieron la custodia de la niña de cuatro años Yvette Henley luego que un tribunal determinó que sufría “daño emocional” viviendo con su padre.

Gary Forester y su nieta Yvette Henley. Foto de Facebook.

Pero inmediatamente después de la audiencia judicial, Yvette y su padre Virgil desaparecieron. Al cabo de tres semanas la policía no había podido encontrar ningún rastro del par, lo que llevó a los abuelos a iniciar su propia investigación.

Los Forrester comenzaron a contactar a todos los amigos de Henley en Facebook. Entre ellos estaba Harry Brown, empleado de 21 años de un supermercado Sainsbury’s en Inglaterra.

“Paso mi vida en Internet, pero poco sabía que hablar con gente al azar me llevaría a encontrar a esta niña”, dijo el hombre, amante de los videojuegos, al diario inglés The Guardian.

Brown, quien sólo conocía a Henley a través de Facebook, comenzó a hablar con él, y al cabo de dos días lo convenció de revelar su ubicación en un motel de Arizona con la promesa de enviarle una pizza gratis. Luego Brown informó a la policía, que recuperó a la niña.

Yvette está viviendo con sus abuelos en California.

En Facebook, Gary Forester, de 46 años, rindió homenaje a Brown por sus acciones. “Luché todos los días con múltiples autoridades locales que no me tomaron en serio”, escribió. “Harry, desde Londres, Inglaterra, fue el único que ayudó y encontró a nuestra Yvette. Harry siempre estará en el corazón de nuestra familia. ”

Agregó que había invitado a Brown a los Estados Unidos a ser “invitado de honor” en su casa y dijo: “Las palabras nunca pueden expresar mi gratitud por él … ¡Yvette está viva por lo que hizo por nosotros!”