El exclusivo y discreto club privado con ricos y famosos que está de moda en Nueva York

·4  min de lectura
New York de noche (Foto: Getty Images)
New York de noche (Foto: Getty Images)
  • Zero Bond se está poniendo de moda entre ricos y famosos de Nueva York

  • Se trata de un club privado que cobra $3.000 dólares al año por membresía

  • No es fácil entrar: actualmente tiene una lista de espera de 9.000 personas

  • El edificio original donde está situado el club dispone de 6.000 metros cuadrados

Cenar y coincidir con celebridades en un espacio exclusivo no es un concepto nuevo, pero este año Zero Bond parece despuntar entre los lugares más solicitados de Manhattan. Y la entrada no es para todo el mundo.

Zero Bond, un club privado que cobra $3.000 dólares al año por membresía, acaparó titulares a principios de noviembre cuando recibió la visita de Kim Kardashian y Pete Davidson, en una de las citas románticas más mediáticas de los últimos tiempos.

Aunque no revela la identidad de sus más de mil miembros, se sabe que el famoso club ha cautivado a otras figuras del mundo de los negocios, como Elon Musk, Eric Adams, alcalde electo de la ciudad de Nueva York, y Eric Schmidt, ex director ejecutivo de Google.

Zero Bond abrió oficialmente sus puertas en octubre de 2020 y parece ser una fuerte competencia para otros sitios como Soho House, un favorito de los influencers de moda con sucursales en Los Ángeles, Miami, Londres, Mumbai y Mykonos.

Pero a diferencia de Soho House, que se dirige a miembros de industrias “creativas”, Zero Bond quiere que sus miembros sean una “mezcla de todo, personas de todo el espectro de negocios”, dijo a Business Insider el gerente y socio del club, Will Makris.

“Es una variedad real de personas de diferentes orígenes y nacionalidades. Los que se conocen en Zero Bond son bastante increíbles (...) y nunca se habrían conocido en ningún otro lugar”, añadió Makris.

Un club que prefiere a los jóvenes

La tarifa de membresía general es de $3.000 dólares al año, además de un pago inicial de $1.000 dólares. Y, si eres más joven, estás de suerte, porque los miembros menores de 28 pagan $ 2.200 dólares, más una tarifa de inicio de $500.

Los solicitantes mayores de 45 años tienen que estar preparados para gastar aún más. Las cuotas anuales de membresía para esta edad demográfica ascienden a $4.000 dólares, con una tarifa de entrada de $ 5.000.

Si crees que es demasiado caro, “pruébalo tú mismo”, dijo Makris. “Es una situación casi familiar en la que todos se conocen entre sí. No será para todos, pero el sentido de comunidad y la sensación de que eres parte de algo es importante, y la gente realmente parece disfrutar eso”.

Más que un lugar para descansar y socializar

El club también fue noticia en septiembre, cuando Elon Musk y su entonces pareja, la cantante Grimes, lanzaron un tremendo “after-party” en sus instalaciones, horas después de la Met Gala.

La lista de invitados del fundador de SpaceX incluía al cantante Lil Nas X, a los actores Leo DiCaprio y Rami Malek, el magnate de la música Scooter Braun, Nina Agdal y el rapero Lil Baby.

Y espacio sobra. Zero Bond, ubicado en el barrio NoHo, tiene un bar, cafetería, restaurante, bar omakase, sala de proyecciones y varias áreas de descanso tipo lounge distribuidas en dos pisos.

El edificio original donde está situado el club, de 6.000 metros cuadrados, se construyó por primera vez en 1874 y se utilizó inicialmente como una fábrica de Brooks Brothers.

Adentro se exhibe una delicada colección de arte que incluye obras de Keith Haring, Andy Warhol y Robert Mapplethorpe.

Scott Sartiano, el cerebro detrás de Zero Bond, también cofundó Butter Group, que dirige 1 Oak, un club con múltiples ubicaciones.

Lista de espera kilométrica

Zero Bond solo acepta tres invitados por miembro, y ahora tiene una lista de espera de aproximadamente 9.000 personas, dijo Makris a Insider. 

Por ahora, el club quiere dar a sus miembros un acceso completo sin hacerles sentir que “no pueden conseguir una mesa o una reserva”. “No queremos sobrecargar el lugar porque nuestros nuevos miembros casi todas las noches”, agregó.

Todos los solicitantes deben enviar una foto y poseer una carta de recomendación de un miembro actual para ser considerados.

La junta de membresía, compuesta por Makris y Sartiano, revisa personalmente a todos los solicitantes para decidir quién es aceptado o no. No hay un plazo de espera: “Depende de quiénes son y qué hacen”, dijo Makris.

También te puede interesar | VIDEO: Echa un vistazo a estos escalofriantes objetos encantados que están a la venta

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.