El consejero delegado de Merck renuncia a un consejo asesor de Trump

Merck & Co Inc dijo que su consejero delegado, Kenneth Frazier, renunció al Consejo Manufacturero Americano que asesora al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tras lo sucedido en Charlottesville, Virginia, el fin de semana. Imagen de Frazier durante una renión en el campus de Worthington Scranton en Dunmore, Pennsylvania el 13 de julio de 2012. REUTERS/Eric Thayer

(Reuters) - Merck & Co Inc dijo que su consejero delegado, Kenneth Frazier, renunció al Consejo Manufacturero Americano que asesora al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tras lo sucedido en Charlottesville, Virginia, el fin de semana.

Una reunión en Virginia de cientos de nacionalistas blancos tuvo un desenlace mortal el sábado cuando un coche atropelló a un grupo que hacía una contramanifestación, matando al menos a una persona.

Trump dijo que hubo implicadas "muchas partes", lo que generó críticas de todo el espectro político por no denunciar específicamente a la extrema derecha.

"Los líderes de América deben honrar nuestra opinión fundamental rechazando claramente expresiones de odio, intolerancia y supremacía de grupo, algo que va en contra de los ideales americanos de que todas las personas son creadas iguales", dijo Frazier en un tuit en el que anunciaba su dimisión. (http://bit.ly/2fFnITM)

Trump respondió en otro tuit que ahora que "Ken Frazier de Merck Pharma ha dimitido del Consejo Manufacturero del presidente, tendrá más tiempo para BAJAR LOS PRECIOS DE ESTAFA DE LOS FÁRMACOS".

Varios ejecutivos de grandes empresas de Estados Unidos han renunciado antes a algunos consejos asesores presidenciales como protesta por las decisiones de Trump.

El consejero delegado de Tesla Inc, Elon Musk, y el de Walt Disney, Robert Iger, abandonaron otro grupo asesor presidencial en junio después de que Trump dijera que se retiraría del acuerdo de clima de París. Musk también dejó el Consejo Manufacturero.

El ex consejero delegado de Uber Technologies Inc, Travis Kalanick, dejó el consejo asesor en febrero por presión de activistas y empleados que se oponían a las decisiones de inmigración del Gobierno.