Anuncios

El colmo: ahora venden condones falsificados en México y ya se vuelve costumbre

Condones: ahora han sido los preservativos los que han sido falsificados en México. (Gerardo Vieyra/NurPhoto via Getty Images)
Condones: ahora han sido los preservativos los que han sido falsificados en México. (Gerardo Vieyra/NurPhoto via Getty Images)

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha alertado sobre la venta de condones y lubricantes falsos en México. La marca que ha sido víctima de esta falsificación es Sico, en dos variedades de condones: Sico Sensitive y Sico Safety. Asimismo, la comisión reportó que dos lubricantes que dejaron de estar a la venta desde 2015, las versiones con aromas aloe vera e ylang-ylang, también han sido puestos al alcance de los clientes en compra por vía Internet.

Para notar la falsificación, la Cofepris colaboró con RB Health México, la empresa encargada de distribuir estos productos en el país. Fundamentalmente, se percibió una irregularidad en el número de lote 1000495308, asignado a un empate secundario de Sico Sensitive, pero que fue llenado con condones Sico Safety del lote 1000538136.

La recomendación general es que al momento de comprar condones Sico se revise cuál es el lote para cotejar que coincida con el indicado (1000495308). Además, el empate debe traer obligatoriamente ciertos requerimientos: fecha de caducidad, información del condón (ancho, lubricado y grosor), la leyenda con la clave B16B y el eslogan de la empresa: "Compañía No. 1 en condones". Por otro lado, en cuanto a los geles lubricantes aloe vera e ylang-ylang, la recomendación es total: no deben comprarse, pues ese producto ya está descontinuado y no hay forma de garantizar que su adquisición sea segura.

Los riesgos de estas compras, desde luego, tienen que ver con que el producto sea defectuoso, que tenga daños que vuelvan inútil su finalidad o que estén caducados. De acuerdo con Durex, otra marca de condones, la vida útil de un preservativo puede ser de unos 5 años con un mes, aproximadamente, desde que salen de la fábrica. Es un margen bastante considerable, pero resulta fundamental entender que no hay prórroga alguna: cuando llegan esa fecha no deben ser utilizados.

La Cofepris exhortó a las farmacias del país a revisar las mercancías que hayan adquirido con condones de esta marca y que, en caso de notar que son falsos, retiren el producto de la venta y hagan la denuncia correspondiente. El problema, desde luego, es que todas las farmacias garanticen esa revisión y, también, que el número de lote sea revisado en cada adquisición porque sí, es una responsabilidad del consumidor y del vendedor, pero desafortunadamente existe muy poca cultura al respecto y ese tipo de revisiones suelen pasarse por alto.

Se debe tener cuidado al momento de comprar condones para evitar que sean falsos. (Getty Images)
Se debe tener cuidado al momento de comprar condones para evitar que sean falsos. (Getty Images)

Aunado a ello, las compras en línea y en establecimientos informales, como puestos callejeros o en tianguis, hacen que la identificación de un producto falso de esta índole se vuelva más complicado. Sin embargo, son medidas y precauciones que deberán tomarse en cuenta ante el contexto creciente de productos falsificados. Durante muchos años, la piratería ha sido pan de cada día en el país, pero ésta se dedicaba principalmente a productos como tenis, ropa, discos compactos y demás artículos de moda o electrónicos.

La semana pasada la Fiscalía de la Ciudad de México informó sobre una fábrica en Iztapalapa que realizaba clonaciones de Coca-Cola. La caja era vendida por 210 pesos y muchos comerciantes del Zócalo capitalino, así como de la zona que delimita la Ciudad de México con el Estado de México, habían comprado este producto para sus negocios —las botellas eran almacenadas en un predio que no cumplía con las normas de higiene, además de que las corcholatas eran proporcionadas por pepenadores, es decir, provenían de la basura—. El precio económico suele ser un atractivo para quienes desean adquirir cualquier tipo de piratería, pero ya lo dice el refrán: lo barato sale caro. Mejor no correr riesgos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

¿Montachoques o accidente vial? Lo que se capta en calles de México