"Nadie debe ser maltratado de esa forma": CEO de United se disculpa por violento desalojo de un pasajero tras calificarlo como “agresivo y problemático”

Redacción Noticias

El director general de la compañía matriz de United Airlines se disculpó este martes por el maltrato a un pasajero que fue removido a rastras de un avión en Chicago, y dijo que “nadie debe ser maltratado de esa forma”.

El incidente se produjo el domingo en la noche en el vuelo de United 3411 que estaba a punto de despegar del aeropuerto internacional de Chicago O’Hare rumbo a Louisville, Kentucky.

El pasajero se había negado a abandonar voluntariamente el avión y varios agentes de seguridad lo sacaron a la fuerza por encima del reposabrazos del asiento y lo arrastraron por el pasillo tirándole de las manos, con el cuerpo inerte, sangrando por la boca, con las gafas ladeadas y la camiseta levantada por encima del ombligo.

Otros pasajeros publicaron videos del suceso que provocaron indignación en las redes sociales, siendo la segunda vez en menos de un mes que la aerolínea es criticada por el trato a sus pasajeros. .

La víctima del maltrato fue identificada por los medios estadounidenses como el doctor David Dao, de origen vietnamita que por décadas ha vivido en Estados Unidos.

Captura de video de YouTube.

“Por favor, Dios mío. ¿Qué están haciendo?”, “No. Esto está mal. Miren lo que le hicieron. Le partieron el labio”, se escucha decir a una mujer.

Audra D. Bridges subió un video en Facebook. Su esposo, Tyler Bridges, dijo que United ofreció 400 dólares y luego 800 dólares en vales y una noche en un hotel a quienes quisieran ceder su asiento voluntariamente a la aerolínea.

Cuando nadie se ofreció como voluntario, un gerente de United entró al avión y anunció que escogerían pasajeros al azar. “Sentimos casi como si nos tomaran como rehenes”, dijo Tyler Bridges. “Estábamos varados ahí. Uno no puede hacer nada como viajero. Uno depende de la aerolínea”.

En un principio, United informó que el incidente se debió a que el vuelo estaba sobrevendido y necesitaban los asientos para transportar a cuatro empleados de la compañía a quienes les era imperativo viajar.

Pero la portavoz de la empresa, Jonathan Guerin, corrigió esa versión de los hechos, precisando que aunque los 70 asientos del avión estaban llenos, no se habían vendido boletos de más. Según indicó, United y la afiliada regional Republic Airlines, que operaba el vuelo 3411, decidieron retirar a cuatro pasajeros del vuelo para acomodar a los miembros de la tripulación que necesitaban en Louisville al día siguiente para una conexión.

Foto de video muestra al doctor David Dao al ser sacado a rastras del avión.

El director general Oscar Muñoz se disculpó primero en una declaración escrita y después en una carta dirigida a sus empleados en la cual achacó la responsabilidad del incidente al “problemático y agresivo” pasajero, cuyo comportamiento obligó a que se llamara a la policía del aeropuerto.

En la misiva defendía a sus empleados al afirmar que siguieron los procedimientos adecuados y no tuvieron más opción que llamar a la seguridad para que sacara al hombre.

Sin embargo, tras la ola de indignación que ha desatado el violento maltrato, Muñoz cambió el tomo y se ha disculpado nuevamente por lo que calificó como un “evento verdaderamente horrible”.

En un comunicado enviado a su equipo, expresó: “El incidente realmente horrible que se produjo en ese vuelo ha suscitado muchas respuestas de todos nosotros: indignación, cólera, decepción.

“Yo comparto todos esos sentimientos, y uno sobre todo: mis más profundas disculpas por lo que sucedió”.

“Al igual que ustedes, sigo turbado por lo que pasó en ese vuelo y me disculpo profundamente con el cliente desalojado a la fuerza y con todos los clientes que estaban a bordo. Nadie debe ser maltratado de esa forma”.

“Quiero que sepan que asumimos toda la responsabilidad y trataremos de arreglar las cosas”, concluyó.

El vuelo era operado para United por Republic Airline, a la que United contrata para efectuar los vuelos United Express. Según Muñoz, cuatro empleados de Republic se dirigieron a los agentes en la puerta de United cuando el avión estaba totalmente lleno y dijeron que necesitaban viajar.

Muñoz dijo que la aerolínea solicitó que algunos pasajeros ofrecieran voluntariamente sus asientos, y después procedió a un desalojo involuntario y ofreció una compensación de 1.000 dólares.

La controvertida reglamentación

Las aerolíneas estadounidenses están autorizadas a forzar a pasajeros a abandonar vuelos sobrevendidos, a cambio de una compensación, si no hay suficientes voluntarios, según el departamento de Transportes.

El Departamento de Aviación de Chicago dijo el lunes por la noche en un comunicado que el incidente “no fue conforme a nuestro procedimiento estándar de funcionamiento y las acciones del oficial de seguridad de la aviación no son avaladas por el Departamento”.

El agente “entró en licencia efectiva” a partir del lunes y caso será objeto de una “revisión exhaustiva”, añadió.

El Departamento de Transporte agregó el martes que esta revisando las acciones de United “para determinar si la aerolínea cumplió con las reglas de sobreventa”.

Este es un ejemplo más de la información negativa de United en la prensa y de la cobertura en las redes sociales, luego de un incidente en marzo en el cual dos adolescentes fueron impedidas para abordar un vuelo en Denver porque vestían mayones.

En ese momento la línea aérea defendió su decisión diciendo que las adolescentes volaron con boletos gratuitos o de descuento que exigían códigos de vestimenta.

 

Las reacciones internacionales

A finales del martes, el video del incidente violento fue visto más de 210 millones de veces en el popular servicio chino Weibo, similar a Twitter. Muchos usuarios expresaron su indignación por la percepción de que ese pasajero fue expulsado por prejuicios étnicos y algunos pidieron boicotear a la aerolínea estadounidense.

“¡Basura!” posteó en Weibo el escritor Su Danqing. “Por la forma en que estaban tratando a este hombre asiático, nunca pensaron en los derechos humanos. De lo contrario no lo hubieran hecho de esa manera”.

“¡Maldita sea! ¡Hay que boicotear a esta aerolínea!” opinó en la misma red Liu Bing, trabajador de una compañía de telecomunicaciones.

Los medios estatales alimentaron la ira con informes que señalaban que la víctima no identificada era un “pasajero asiático”.

United hace negocios importantes con los pasajeros chinos y un boicot de consumidores podría afectarla gravemente. United dice que opera más vuelos directos entre Estados Unidos y China en más ciudades chinas que cualquier otra aerolínea.

No son raros los alborotos en los vuelos en China, que han incluido casos de pasajeros peleando con miembros de la tripulación. El año pasado, un pasajero enfurecido golpeó a un empleado de mostrador de la aerolínea con una placa metálica.

El reciente incidente de United pareció alimentar las frustraciones de los clientes con las aerolíneas, pero esta vez los papeles se invirtieron y el pasajero fue mostrado como la víctima.

Reporte elaborado con información de las agencias AP, EFE y AFP.