Anuncios

Hutíes disparan misil contra buque de guerra de EEUU

Simpatizantes de los hutíes asisten a una concentración en apoyo a los palestinos de la Franja de Gaza y contra los ataques aéreos liderados por Estados Unidos en Yemen, en Saná, Yemen, el viernes 26 de enero de 2024. (AP Foto/Osamah Abdulrahman)

JERUSALÉN (AP) — Combatientes hutíes de Yemen dispararon el viernes un misil contra un buque de guerra estadounidense que patrullaba el golfo de Adén, obligándolo a derribar el proyectil, informó el mando militar de Estados Unidos.

El ataque contra el destructor USS Carney representa una nueva escalada en el mayor enfrentamiento marítimo visto por la fuerza naval estadounidense en el Oriente Medio en varias décadas.

Por otro lado, los misiles de los hutíes provocaron un incendio en otro buque comercial el viernes por la noche.

El ataque contra el Carney representa la primera vez que los hutíes apuntan directamente a un buque de guerra estadounidense desde que iniciaron sus ataques contra barcos en el mar Rojo en octubre, dijo un funcionario estadounidense, quien habló bajo la condición de mantener el anonimato por no estar autorizado a discutir el incidente.

Más tarde, el viernes, la agencia Operaciones de Comercio Marítimo del Reino Unido, que supervisa las vías navegables de Oriente Medio, reconoció que un buque había sido alcanzado por un misil y estaba ardiendo en el golfo de Adén.

El portavoz militar de los hutíes, el general de brigada Yahya Saree, no reconoció el ataque al Carney, pero reivindicó el ataque con misiles contra el buque comercial que se incendió. Identificó el buque como el petrolero Marlin Luanda, con bandera de las Islas Marshall.

El Mando Central de Estados Unidos confirmó en un comunicado a última hora del viernes que el Marlin Luanda había sido alcanzado por un único misil balístico antibuque disparado desde territorio controlado por los hutíes en Yemen. El Carney y otros buques de la coalición respondieron y estaban prestando asistencia al buque siniestrado. El CentCom dijo que no se reportan heridos.

Los ataques directos de los hutíes contra buques de guerra estadounidenses constituyen la escalada más agresiva de su campaña en el mar Rojo desde que estalló la guerra entre Israel y Hamás. Estados Unidos ha tratado de moderar sus descripciones de los ataques de los hutíes y ha dicho que es difícil determinar qué es exactamente lo que los hutíes tratan de atacar, en parte para evitar que el conflicto se convierta en una guerra regional más amplia.

Estados Unidos y sus aliados también se habían abstenido durante semanas de atacar los emplazamientos de armas de los hutíes en Yemen, pero ahora están actuando con regularidad, y a menudo destruyen instalaciones de lanzamiento que están armadas pero no han disparado, y que se consideran una amenaza inminente.

A pesar de que el Carney fue atacado directamente, un comunicado del viernes del Mando Central del ejército de Estados Unidos decía el viernes que los hutíes dispararon “hacia” el Carney.

Reconocer el asalto del viernes como un ataque directo a un buque de guerra de Estados Unidos es importante, dijo Brad Bowman, director sénior de la Fundación para la Defensa de las Democracias.

“Por fin están llamando a las cosas por su nombre y diciendo que sí, que están tratando de atacar a nuestras fuerzas, que están tratando de matarnos”, dijo.

Moderar el lenguaje y la respuesta, aunque tiene como objetivo evitar una guerra más amplia, ha tenido el efecto contrario de envalentonar aún más a los hutíes, según Bowman.

En el ataque del viernes, un misil balístico antibuque se acercó al USS Carney, dijo el Mando Central.

“El misil fue derribado con éxito por el USS Carney”, se indicó. “No se reportaron heridos ni daños”.

___

Copp reportó desde Washington.