Los efectos positivos del coronavirus en el planeta

Daniela Salazar / Animal MX

Sí, es verdad, la pandemia ocasionada por el coronavirus COVID-19 nos tiene preocupados, estresados y un poco ansiosos.

Los efectos negativos son obvios: hay más de 160 mil personas contagiadas alrededor del mundo y más de 5 mil han muerto.

Debido a esto, muchos países redujeron sus actividades sociales, laborales e incluso industriales con el fin de frenar la propagación del coronavirus.

Lee: Millones de personas sin jabón ni agua para protegerse del coronavirus

Pero no todo ha sido malo, esta reducción de la actividad humana le ha dado un respiro, al menos temporal, al planeta.

Estos son algunos efectos positivos que la pandemia de coronavirus COVID-19 le ha dejado al mundo.

Los canales de Venecia están más limpios

La ausencia de turistas en Venecia,  ha contribuido a la limpieza del agua, pues, de acuerdo con información e imágenes de AFP, los canales de esa ciudad italiana están más cristalinos.

“Una vista general muestra las aguas cristalinas del Gran Canal cerca del Puente de Rialto en Venecia el 18 de marzo de 2020, como resultado de la detención del tráfico de lanchas motoras, luego del paro del país en el marco de la crisis de coronavirus”, publicó AFP con estas imágenes.

Foto: ANDREA PATTARO / AFP

Bajó la contaminación en China

A principios de marzo, la NASA y la Agencia Espacial Europea publicaron imágenes satelitales que muestran una caída dramática entre enero y febrero de los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) en el aire del gigante asiático, uno de los países más contaminantes.

“Hay evidencia de que el cambio está relacionado, al menos en parte, con la desaceleración económica que siguió al brote de coronavirus”, dijeron ambas agencias en un comunicado.

La contaminación en China ha bajado drásticamente desde que comenzó la cuarentena. Foto: ESA, CC BY-SA 3.0 IGO

El NO2 es un gas tóxico para los humanos que puede causar problemas respiratorios como el asma y que es producido por el combustible de vehículos motorizados, fábricas e instalaciones industriales.

También disminuyó la contaminación en Italia

La Agencia espacial europea difundió imágenes que muestran la reducción de las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2).

Entérate: Italia supera en muertes a China; hay más de 41 mil contagiados

Esta disminución coincide con el momento en que la población de Italia debe permanecer en casa para contener la propagación del coronavirus COVID-19.

Postura de la ONU

Sin embargo, a pesar de los efectos positivos vistos en las últimas semanas, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, advirtió que si bien la epidemia global del nuevo coronavirus puede haber causado una caída temporal en las emisiones que provocan el calentamiento global, ello no terminará con el problema ambiental e incluso podría desviar la atención de la lucha.

“No debemos sobrestimar el hecho de que las emisiones se hayan reducido durante algunos meses. No combatiremos el cambio climático con el virus”, declaró a la prensa.

Según Guterres, “es importante que toda la atención que debe prestarse para combatir esta enfermedad no nos distraiga de la necesidad de derrotar el cambio climático”.

Te puede interesar: El mundo en alerta máxima por el coronavirus encuentra esperanza en China

El jefe de la ONU hizo las declaraciones al comentar un informe de la agencia meteorológica de la ONU divulgado el martes 10 de marzo, en el cual que se advierte sobre los riesgos de la crisis climática para el planeta.

En ese sentido, Guterres exigió acciones urgentes para combatir el cambio climático: “El calentamiento global se acelera. El 2019 fue el segundo año más caliente, y la última década la más caliente en la historia de la humanidad”, lamentó.

“No tenemos tiempo que perder si queremos evitar una catástrofe climática. (…) El cambio climático ya está causando calamidades y otras nuevas vendrán”, advirtió al comentar el informe.

El planeta continuará calentándose si las emisiones de gas de efecto invernadero siguen aumentando, dijo el secretario general de la OMM, Petteri Taalas.

Según Taalas, el incremento del nivel de los mares representa “un riesgo creciente de inundaciones y sumersiones” para las regiones costeras y las islas.

Con información de AFP.