Anuncios

EEUU, R.Unido y Australia revelan su plan de submarinos con la vista en China

Washington, 13 mar (EFE).- Los líderes de Estados Unidos, el Reino Unido y Australia revelaron este lunes su plan de adquisición y desarrollo de submarinos de propulsión nuclear en el marco del pacto de seguridad AUKUS, visto como un contrapeso a la creciente influencia de China en el Indopacífico.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, y los primeros ministros de Reino Unido y Australia, Rishi Sunak y Anthony Albanese, desvelaron en la ciudad de San Diego (California) las características y condiciones de los submarinos, en lo que supone el primer avance concreto del pacto AUKUS.

"Estados Unidos ha salvaguardado durante décadas la estabilidad del Indopacífico para enorme beneficio de las naciones en toda la región", aseveró Biden, quien reclamó la posición de su país como un "poder del Pacífico" con autoridad para defender, entre otras cosas, la libertad de navegación en el Indopacífico.

En virtud del acuerdo, Australia comprará a Estados Unidos hasta tres submarinos de propulsión de la clase Virginia durante la década de 2030 y tendrá la opción de adquirir dos más si fuera necesario, lo que llevaría la cifra total a cinco.

Por primera vez en 65 años, explicó Biden, Estados Unidos compartirá con otro país la tecnología que está en el centro de sus submarinos de propulsión nuclear, lo que permitirá a Australia construir sus propias naves.

El proyecto de desarrollo de submarinos, que tendrá múltiples fases, culminará con la producción por parte de Australia y Reino Unido de unos nuevos submarinos de propulsión nuclear que tendrán tecnología estadounidense y que serán bautizados como "SSN-AUKUS".

Reino Unido tendrá listos esos submarinos "SSN-AUKUS" a finales de la década de 2030, mientras que Australia finalizará la fabricación de los mismos en la década de 2040, según se detalla en un comunicado conjunto de los tres líderes.

La idea es que los diferentes cuerpos de marina de EE.UU., Australia y Reino Unido puedan operar cualquiera de los submarinos e intercambiar componentes, además de permitir que las flotas se comuniquen usando la misma terminología, explicó Sunak.

"Por primera vez, tres flotas de submarinos podrán trabajar juntas tanto en el Atlántico como en el Pacífico, haciendo que nuestros océanos sigan siendo prósperos y libres durante décadas", subrayó Sunak.

Por su parte, Albanese afirmó que el acuerdo AUKUS abrirá "nuevas fronteras" para los tres países con nuevas innovaciones tecnológicas y el deseo de garantizar un "futuro próspero y de paz".

Mientras daban sus discursos, los tres líderes tenían detrás el enorme submarino USS Missouri, que pesa 7.800 toneladas y es uno de los submarinos de propulsión nuclear de la clase Virginia que tiene la Marina de Estados Unidos.

Estos submarinos están propulsados por un reactor nuclear, lo que les permite operar a mayor velocidad y pasar más tiempo sin aflorar que los submarinos convencionales, que utilizan diésel.

El anuncio se produjo en San Diego porque la ciudad alberga una de las principales bases militares de la Flota del Pacífico de Estados Unidos.

El pacto tripartito del AUKUS (que responde a las iniciales en inglés de Australia, Reino Unido y Estados Unidos) fue anunciado el 15 de septiembre de 2021.

En su momento, el anuncio generó una crisis diplomática entre Australia y Francia porque implicó la cancelación de un contrato con la empresa naviera francesa Naval para el desarrollo de sumergibles convencionales para Canberra.

Aunque lo países firmantes no han mencionado expresamente a China, el pacto está considerado como una alianza para contrarrestar la influencia de Pekín en la región estratégica del Indopacífico, escenario de tensiones en el mar de China Meridional y en Taiwán, al que el Gobierno chino considera un territorio rebelde.

Los nuevos submarinos permitirán a Australia entrar, a partir de la próxima década, en el club de las naciones con sumergibles de propulsión nuclear, que integran Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia e India.

(c) Agencia EFE