Anuncios

EEUU, a punto de intentar el primer alunizaje en medio siglo con una nave espacial robótica privada

FOTO DE ARCHIVO. Una nave Falcon 9 de la firma SpaceX impulsa el despegue de la misión IM-1 de la aeronave módulo de alunizaje Nova-C, construida y operada por la compañía Intuitive Machines, desde el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, Florida. February 15, 2024. REUTERS/Joe Skipper

Por Steve Gorman y Joey Roulette

22 feb (Reuters) - Una nave espacial construida y pilotada por la empresa Intuitive Machines, con sede en Houston, navegó el jueves alrededor de la Luna para intentar el primer aterrizaje estadounidense en la superficie lunar en más de medio siglo, y el primero realizado íntegramente por el sector privado.

El módulo de aterrizaje robótico de seis patas, bautizado Odysseus, debía iniciar el descenso final desde la órbita lunar con una explosión de su motor principal aproximadamente una hora antes del aterrizaje, previsto para las 2124 GMT del jueves, según el último plan de vuelo de la empresa.

El vehículo, cuyo objetivo es un cráter llamado Malapert A cerca del polo sur de la Luna, lleva un conjunto de instrumentos científicos y muestras tecnológicas para la NASA y varios clientes comerciales diseñados para funcionar durante siete días con energía solar antes de que el sol se ponga sobre el lugar de aterrizaje polar.

La carga útil de la agencia espacial estadounidense se centrará en la recogida de datos sobre las interacciones de la meteorología espacial con la superficie lunar, radioastronomía y otros aspectos para futuros alunizajes y el regreso de astronautas previsto por la NASA para finales de esta década.

La nave, sin tripulación, ha estado dando vueltas alrededor de la Luna a unos 92 kilómetros por encima de la superficie desde que alcanzó la órbita el miércoles, seis días después de ser lanzada por un cohete SpaceX Falcon 9 desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Cabo Cañaveral, Florida.

Odysseus se mantuvo "en excelente estado de salud" mientras continuaba orbitando la Luna, a unas 239.000 millas (384.000 km) de la Tierra, transmitiendo datos de vuelo e imágenes lunares al centro de control de la misión de Intuitive Machines en Houston, dijo la compañía el miércoles.

Si el aterrizaje tiene éxito, la misión IM-1 representaría el primer descenso controlado a la superficie lunar de una nave espacial estadounidense desde el Apolo 17 en 1972, cuando la última misión lunar tripulada de la NASA tocó tierra allí con los astronautas Gene Cernan y Harrison Schmitt.

Hasta la fecha, sólo otros cuatro países han aterrizado en la Luna: la antigua Unión Soviética, China, India y, más recientemente, Japón. Estados Unidos es el único país que ha enviado seres humanos a la superficie lunar.

(Reporte de Steve Gorman en Los Ángeles y Joey Roulette en Washington; Escrito por Steve Gorman; Editado en español por Raúl Cortés Fernández)