EEUU prepara nuevas normas para cancelaciones de vuelos

·2  min de lectura
ARCHIVO - Pasajeros esperan para registrarse para sus vuelos en un mostrador de la aerolínea Southwest Airlines en el Aeropuerto de LaGuardia, el 27 de diciembre de 2022, en Nueva York. (AP Foto/Yuki Iwamura, Archivo) (ASSOCIATED PRESS)

El gobierno de Estados Unidos trabaja en unas nuevas regulaciones que pedirían a las aerolíneas compensar a los pasajeros y cubrir sus alimentos y hospedaje en caso de que queden varados por razones que estén bajo control de la aerolínea.

La Casa Blanca informó que el presidente Joe Biden y el secretario de Transporte, Pete Buttigieg, anunciarían el inicio del proceso de elaboración de normas el lunes.

El compromiso del gobierno demócrata de exigir a las compañías aéreas que mejoren el servicio al cliente se produce pocas semanas antes del inicio de la temporada alta de viajes de verano.

El objetivo de la normativa sería, por primera vez, obligar a las compañías aéreas a pagar indemnizaciones que vayan más allá del reembolso del boleto y cubran los gastos en que incurran los consumidores, incluido el cambio de reserva en otro vuelo, si la aerolínea provoca una cancelación o un retraso significativo.

“Cuando una compañía aérea cancela o retrasa un vuelo, los pasajeros no deben pagar los gastos”, declaró Buttigieg.

Entre las cancelaciones provocadas por las compañías aéreas figuran los vuelos cancelados por problemas mecánicos del avión o por falta de tripulación.

Airlines for America, que representa a las mayores compañías aéreas, afirmó en un comunicado que las aerolíneas no tienen incentivos para retrasar o cancelar vuelos. El grupo comercial dijo que más de la mitad de las cancelaciones en 2022 y 2023 han sido causadas por “clima extremo” o interrupciones en el control del tráfico aéreo.

“Los transportistas han asumido la responsabilidad de los desafíos que están bajo su control y siguen trabajando diligentemente para mejorar la fiabilidad operativa”, incluyendo la contratación de más trabajadores y la reducción de sus horarios, dijo el grupo.

Después del impacto de la pandemia de coronavirus, las aerolíneas pagaron a decenas de miles de trabajadores para que renunciaran o se jubilaran anticipadamente, pero han incorporado a unos 118.000 trabajadores desde noviembre de 2020 y ahora tienen un 5% más de empleados que antes de la pandemia, según cifras del Departamento de Transporte.

No se sabe con certeza si el Departamento de Transporte publicará normas definitivas sobre las nuevas compensaciones a los viajeros, ni cuándo lo hará. El proceso de elaboración de normas puede tomar meses o años.