Anuncios

EEUU pide a Israel que evite desplazamientos de civiles en cualquier ofensiva al sur de Gaza

Un tanque israelí Merkava maniobra cerca de la frontera entre Israel y Gaza, en medio de la tregua temporal entre Hamás e Israel, visto desde el sur de Israel

Por Steve Holland y David Brunnstrom

WASHINGTON, 28 nov (Reuters) - Estados Unidos está pidiendo a Israel que ponga más cuidado en proteger a los civiles y limitar los daños a la infraestructura si lanza una ofensiva en el sur de Gaza para evitar nuevos desplazamientos que desbordarían los esfuerzos humanitarios, dijeron funcionarios estadounidenses de alto rango.

La ofensiva israelí en el norte de Gaza ha resultado devastadora, con miles de palestinos muertos y un gran número de supervivientes que se han quedado sin hogar y se han visto obligados a huir hacia el sur debido a una incesante campaña de bombardeos y a la falta de productos básicos como alimentos, electricidad y agua.

Mientras Israel empieza a mirar hacia el sur de Gaza para seguir luchando contra los militantes de Hamás tras una pausa en los combates para liberar a los rehenes, funcionarios estadounidenses dijeron que han estado hablando con los israelíes sobre la necesidad de tener más cuidado en el sur, donde ahora había unos 2 millones de personas.

El mensaje ha sido transmitido desde el presidente Joe Biden hacia abajo, dijeron los funcionarios a periodistas en una conferencia telefónica.

"Hemos reforzado esto en un lenguaje muy claro con el gobierno de Israel - Es muy importante que la conducta de la campaña israelí cuando pase al sur debe realizarse de una manera que esté diseñada en la mayor medida posible para no producir un mayor desplazamiento significativo de personas", dijo un funcionario.

"No se puede repetir en el sur el tipo de desplazamiento que se produjo en el norte. Será más que perturbador, será más allá de la capacidad de cualquier red de apoyo humanitario", dijo el funcionario, y agregó: "No puede suceder".

El funcionario dijo que la campaña debía evitar los ataques contra infraestructuras como la electricidad, el agua, los centros humanitarios y los hospitales del sur y el centro de Gaza.

Agregó que los israelíes se habían mostrado receptivos a la idea de "que hay que llevar a cabo otro tipo de campaña en el sur".

El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, describió el lunes una tregua ampliada entre Israel y los militantes palestinos de Hamás como "un atisbo de esperanza y humanidad", pero advirtió de que no era tiempo suficiente para satisfacer las necesidades de ayuda de la Franja de Gaza.

El mediador Qatar dijo el lunes que la tregua inicial de cuatro días se había ampliado dos días más, continuando una pausa luego de siete semanas de una guerra que ha matado a miles de personas y asolado el enclave palestino.

Un segundo funcionario estadounidense declaró que a Washington le gustaría que la pausa humanitaria se prolongara el mayor tiempo posible.

El funcionario dijo que el primero de los tres vuelos de ayuda humanitaria llevados a cabo por el ejército de Estados Unidos aterrizaría en el norte del Sinaí el martes llevando suministros muy necesarios para Gaza, con dos más previstos en los próximos días.

Los vuelos llevarían artículos médicos, ayuda alimentaria y artículos de invierno que serían entregados por las Naciones Unidas.

Los funcionarios dijeron que las entregas de ayuda a Gaza se realizaban actualmente a razón de unos 240 camiones al día, pero que esto no era ni mucho menos suficiente para satisfacer las necesidades.

Afirmaron que sería necesario recurrir a contratos comerciales para aumentar las entregas a 400 camiones diarios, y que Estados Unidos había estado debatiendo esta cuestión con Israel.

"Para conseguir ese volumen de ayuda, habrá que aumentar y mejorar los procedimientos de inspección y habrá que recurrir a la contratación comercial dentro de Gaza para satisfacer los camiones que llegan de Egipto", dijo el primer funcionario.

"Esperamos que, una vez concluida esta pausa, esa pueda ser la fase dos del programa humanitario", añadió.

(Reporte de Steve Holland y David Brunnstrom; Editado en Español por Ricardo Figueroa)