Anuncios

EEUU tiene fondos suficientes por ahora para continuar adiestramiento de pilotos ucranianos en F-16

Un avión de combate F-16 de Estados Unidos realiza maniobras acrobáticas durante la última jornada de Aero India 2019, en la base aérea de Yelahanka, el 24 de febrero de 2019 en Bangalore, India. (AP Foto/Aijaz Rahi, Archivo)

WASHINGTON (AP) — La Guardia Nacional aún cuenta con dinero suficiente para completar el adiestramiento de pilotos ucranianos en el uso de los aviones caza F-16, a pesar de que Estados Unidos se está quedando sin fondos para el envío de armas y asistencia adicional a Kiev, dijo el jefe de la Guardia Nacional, general Dan Hokanson, el jueves.

El presidente Joe Biden anunció en agosto que Estados Unidos comenzaría a adiestrar a los pilotos ucranianos en el uso de los F-16 como parte de una labor multinacional para proporcionar aviones de combate avanzados a Ucrania. El entrenamiento comenzó en octubre en la Base Morris de la Guardia Aérea Nacional, en Tucson, Arizona.

Desde entonces, Estados Unidos ha agotado el fondo para la guerra en Ucrania que ha usado para enviar miles de millones de dólares en sistemas de armas y otro tipo de asistencia a Kiev, y el Congreso ha tenido problemas para aprobar nueva ayuda.

La falta de fondos ha significado que Estados Unidos no ha sido capaz de enviar nuevos paquetes de armas a Ucrania a pesar de la persistente campaña de bombardeos rusos. Pero el adiestramiento de pilotos ha podido continuar, destacó Hokanson.

“Contamos con los recursos para continuar el adiestramiento que ya inició” y completar ese tramo inicial este año, afirmó Hokanson. “Si decidimos incrementar eso, obviamente necesitaremos los recursos para entrenar a más pilotos y personal de apoyo en tierra”.

A principios de semana un pequeño grupo de representantes republicanos rechazó la más reciente iniciativa de ley que habría aprobado el envío de asistencia por más de 60.000 millones de dólares a Ucrania, por desacuerdos en medidas para la frontera entre Estados Unidos y México. El Senado llevaba a cabo el jueves un intento de último minuto para obtener el apoyo para una propuesta que financiaría las necesidades de defensa tanto de Ucrania como de Israel.

El gobierno ucraniano le ha solicitado a Occidente aviones caza desde los primeros días de la guerra. Durante los primeros 18 meses, Estados Unidos y otros aliados se enfocaron en proporcionar sistemas de armas, argumentando el costo de las aeronaves, las preocupaciones de provocar a Rusia, el número de sistemas antiaéreos con los que cuenta el ejército ruso para abarcar el espacio aéreo ucraniano y la dificultad de dar mantenimiento a los aviones.

Los dirigentes ucranianos han argumentado que el F-16 es muy superior a su flota existente de aeronaves de la era soviética. En algunos casos, Estados Unidos ha encontrado la forma de enviar algunas capacidades avanzadas sin tener que proporcionar los aviones.

Por ejemplo, ingenieros de la Fuerza Aérea encontraron la manera de modificar el misil antirradiación aire-tierra HARM para que pueda ser portado y disparado desde los MiG ucranianos. El proyectil y su sistema de localización le permiten a la aeronave identificar y destruir los radares enemigos en tierra.