EEUU desestima la objeción de la OMS a las dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid-19

·4  min de lectura
(Photo by Menahem KAHANA / AFP) (Photo by MENAHEM KAHANA/AFP via Getty Images)
(Photo by Menahem KAHANA / AFP) (Photo by MENAHEM KAHANA/AFP via Getty Images)

La científica principal de la Organización de la Salud advirtió que habrá "situaciones aún más críticas" en el mundo si los países de altos ingresos empiezan a aplicar dosis de refuerzo contra el COVID-19 antes de que los países pobres obtengan vacunas.

Ante la recomendación de las autoridades de salud estadounidenses de que todos los adultos vacunados se apliquen una dosis de refuerzo, la doctora Soumya Swaminathan expresó el temor de que dejar a miles de millones sin vacunar en el mundo en desarrollo puede fomentar la aparición de nuevas variantes como la delta, que provoca nuevos focos en EEUU y otros países.

"Creemos claramente que los datos no indican la necesidad de refuerzos", dijo Swaminathan en conferencia de prensa en Ginebra. En cambio, se mostró más comprensiva con la decisión reciente de dar refuerzos a personas con el sistema inmunitario debilitado.

Las autoridades de la OMS han expresado reiteradamente el temor de que aparezcan variantes en zonas donde no se ha controlado el virus, e hizo un llamado a la equidad y "solidaridad" entre los países.

El doctor Michael Ryan, jefe de emergencias de la OMS, dijo que es como "entregar chalecos salvavidas a personas que ya tienen chalecos salvavidas mientras dejamos que se ahoguen los que no tienen".

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que 10 países han aplicado el 75% de todas las vacunas disponibles, mientras que los países de bajos ingresos han vacunado "apenas el 2% de sus habitantes". Añadió que la "injusticia en la vacunación avergüenza a toda la humanidad".

Washington defiende su decisión

Las autoridades de salud de EEUU anunciaron planes para administrar las dosis de refuerzo a todos los estadounidenses elegibles en medio de un brote de casos impulsado por la variante delta y de señales de que la efectividad de las vacunas está disminuyendo.

En una conferencia de prensa virtual para anunciar el programa, el equipo de respuesta a la crisis del COVID-19 de la Casa Blanca desestimó las críticas de la OMS y respondió a los comentarios del Dr. Ryan, calificando su analogía de los chalecos salvavidas como defectuosa.

El Cirujano General de EEUU, Vivek Murthy, dijo que no acepta "la idea de que tenemos que elegir entre Estados Unidos y el mundo. Vemos claramente nuestra responsabilidad para con ambos".

"Tenemos que hacer todo lo posible para proteger a las personas aquí en casa y al mismo tiempo reconocer que mitigar la pandemia y vacunar a las personas en todo el mundo será clave para prevenir el aumento de variantes futuras", agregó. "Lo sabemos".

Por su parte, el coordinador Jeff Zients, también enfatizó que Estados Unidos puede hacer ambas cosas. "Para poner fin a esta pandemia, tenemos que proteger al pueblo estadounidense y tenemos que seguir haciendo más y más para vacunar al mundo", dijos. "Ambos son críticos".

Zients señaló que en junio y julio EEUU administró 50 millones de dosis de vacunas en su territorio y envió más de 100 millones al extranjero. "Hemos donado más dosis que todos los demás países juntos", precisó.

"Ya estamos demostrando que podemos proteger a nuestra propia gente aquí en casa mientras ayudamos a otros", dijo al tiempo que confirmó que EEUU enviará 200 millones de dosis adicionales de vacunas a otros países en los próximos meses.

¿Por qué se necesita una dosis de refuerzo?

El plan de refuerzo de vacunas, elaborado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) y otras agencias de salud, contempla una dosis adicional ocho meses después de que las personas recibieron la segunda dosis de la vacuna desarrollada por Pfizer o por Moderna. El refuerzo empezaría a administrarse a partir de la semana del 20 de septiembre.

"Nuestro plan es proteger al pueblo estadounidense, adelantarnos a este virus", comentó la doctora Rochelle Walensky, directora de los CDC, mientras la agencia citaba una serie de estudios que muestran que las vacunas están perdiendo terreno en momentos en los que la variante delta se está propagando.

Es probable que las personas que hayan recibido la vacuna monodosis desarrollada por Johnson & Johnson también necesiten una inyección adicional, señalaron las autoridades de salud. Pero dijeron que estaban esperando más información.

El plan general está sujeto a una evaluación de la inocuidad y eficacia de una tercera dosis por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos y a la revisión de un panel asesor de los CDC.

Las autoridades señalaron que está "muy claro" que la protección de las vacunas contra infecciones disminuye con el paso del tiempo, y mencionaron lo ocurrido en Israel, que ha registrado un aumento de casos graves de coronavirus, muchos de ellos en personas que ya estaban vacunadas. Destacaron que Estados Unidos necesita adelantarse al problema antes de que tome un giro más mortal y empiece a provocar un aumento en las hospitalizaciones y muertes entre los vacunados.

El doctor Anthony Fauci, el principal asesor del gobierno en torno al COVID-19, dijo que una de las lecciones clave del coronavirus es que es mejor "adelantarse a él que perseguirlo".

Reporte elaborado con información de AP.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.