Anuncios

En EEUU, las baterías y energías limpias como la eólica y solar se combinan para solución climática

Hileras de paneles solares en el Eleven Mile Solar Center de Orsted, el jueves 29 de febrero de 2024, en Coolidge, Arizona. (AP Foto/Ross D. Franklin)

En el desierto de Arizona, una empresa danesa construye un enorme parque solar que incluye baterías que se cargan cuando brilla el sol y devuelven energía a la red eléctrica cuando no lo hace.

Combinar baterías con energías renovables es una solución climática de rápido crecimiento.

“Los parques solares sólo producen (electricidad) cuando brilla el sol, y las turbinas sólo la producen cuando sopla el viento”, dijo Mads Nipper, director general de la empresa Ørsted. “Para que maximicemos la disponibilidad de energía verde, 24/7, también tenemos que almacenar parte de ella".

Estados Unidos añade baterías rápidamente —en su mayoría de iones de litio— para almacenar energía a gran escala. Cada vez más, son emparejadas con proyectos solares y eólicos, como en Arizona. Las agencias que administran las redes eléctricas, las empresas de servicios públicos y los desarrolladores de energías renovables dicen que combinar tecnologías es esencial para un futuro energético verde.

Las baterías permiten que las energías renovables reemplacen los combustibles fósiles como el petróleo, el gas y el carbón, y mantienen a la vez un flujo constante de energía cuando las fuentes como el viento y el Sol no producen. Por ejemplo, cuando la gente duerme y, por tanto, utiliza menos electricidad, la energía producida por el viento que sopla durante la noche puede almacenarse en baterías —y utilizarse durante el día, cuando la demanda es alta.

Juan Mendez, residente de Tempe, Arizona, obtiene energía de la empresa de servicios públicos local Salt River Project (SRP), que colabora con Ørsted en el Eleven Mile Solar Center. Como senador estatal, Mendez presionó a SRP para hacer la transición a las energías renovables.

Él cree que la compañía eléctrica todavía invierte demasiado en plantas de gas y carbón, incluida una importante ampliación prevista para una planta de gas natural en Coolidge, Arizona, cerca del centro solar.

“Este almacenamiento de exceso (de energía) solar es un buen paso, pero SRP debe hacer más para proporcionar energía limpia y limpiar nuestro aire y ayudar a abordar el cambio climático”, dijo Mendez.

La empresa de servicios públicos informó que agrega más energías renovables a su combinación energética, y recientemente se comprometió a reducir a cero sus emisiones para 2050.

Estados Unidos tiene el segundo mayor almacenamiento eléctrico del mundo, después de China. En 2023, Estados Unidos agregó aproximadamente 7,5 gigavatios, un 62% más que en 2022, según el compendio de datos BloombergNEF y el Business Council for Sustainable Energy (Consejo Empresarial para la Energía Sostenible). Esa cantidad puede proveer energía a 750.000 hogares por un día y eleva la cantidad total de capacidad instalada en todo el país a casi suficiente para 2 millones de hogares durante un día, según BloombergNEF.

En Estados Unidos, California lidera el almacenamiento de energía mientras reduce agresivamente las emisiones de gases de efecto invernadero. Tiene el doble que cualquier otro estado. Las instalaciones de baterías residenciales, comerciales y de servicios públicos aumentaron allí un 757% en sólo cuatro años, lo que significa que hay ahora suficiente para alimentar a 6,6 millones de hogares durante hasta cuatro horas, según la Comisión de Energía de California.

Esto se debe en parte a que, en 2013, la Comisión de Servicios Públicos de California ordenó a las empresas de servicios públicos que compraran almacenamiento de energía con un objetivo que debía cumplirse para 2020. Desde entonces, las empresas eléctricas han seguido agregando más baterías para ayudar al estado a cumplir con los requisitos de electricidad limpia.

Southern California Edison es una empresa de servicios públicos que agrega miles de horas de almacenamiento de energía. Instala baterías solares para reemplazar algunas plantas de energía que queman gas natural y normalmente suministrarían electricidad por la noche.

“Si simplemente es limpio, pero no confiable, en realidad no tienes nada”, dijo William Walsh, vicepresidente de adquisición y gestión de energía. “Necesitamos ambas cosas”.

En California, las baterías demostraron su valor en septiembre de 2022, cuando la región de Occidente experimentó una larga ola de calor que elevó las temperaturas por arriba de los 38 grados Celsius (100 grados Fahrenheit). La demanda de electricidad alcanzó el nivel más alto que el estado haya visto jamás el 6 de septiembre de 2022, porque la gente usó los aires acondicionados a máxima potencia.

Walsh atribuye a las baterías agregadas a la red entre 2020 y 2022 el mérito de ayudar a evitar apagones. Dos años antes, durante una ola de calor extremo similar, se produjeron cortes de electricidad continuos en California.

Texas tiene el segundo mayor almacenamiento de baterías después de California. El mes pasado, Schneider Electric anunció que se asociará con la empresa de energía ENGIE North America en sistemas solares y de baterías en Texas para acercarse al objetivo de energía 100% renovable de la multinacional francesa en Estados Unidos y Canadá. Antes de la Ley de Reducción de la Inflación, una importante ley climática aprobada en 2022, el acuerdo y la inversión necesaria de 80 millones de dólares no hubieran sido posibles, dijo Hans Royal, director senior de energía renovable y asesoramiento sobre carbono de Schneider Electric.

Royal asesora a otras empresas globales del listado Fortune 500 con las que trabaja para ingresar al mercado.

“La industria lo necesita, la red lo necesita”, dijo Royal.

De regreso en Arizona, el Centro Solar Eleven Mile de Ørsted cubre 809 hectáreas (2.000 acres) en el condado rural de Pinal. Tiene 857.000 paneles solares y más de 2.000 cubos que parecen grandes contenedores de carga pero que contienen módulos de baterías. Ørsted también tiene grandes proyectos solares y de almacenamiento en Texas y Alabama, y en Europa.

Cuando las instalaciones de Arizona inicien operaciones este verano, la mayor parte de la energía del parque solar se destinará al centro de datos de Meta, propietario de Facebook, en Mesa. La energía solar que Meta no necesite, además de la energía almacenada en las baterías, se enviará a los clientes de la empresa local de servicios públicos. Las nuevas baterías pueden garantizar energía a aproximadamente 65.000 hogares durante las horas pico de demanda.

“Lo que creo que es emocionante es la rapidez con la que se mueve este mercado”, dijo Yayoi Sekine, jefe de almacenamiento de energía de BloombergNEF. “Hay mucha presión para que Estados Unidos y diferentes regiones eliminen las emisiones de carbono, y el almacenamiento es una de las principales tecnologías para lograr eso. Hay mucho ímpetu”.

___

La cobertura climática y ambiental de The Associated Press recibe el apoyo de varias fundaciones privadas. La AP es la única responsable del contenido.