EEUU: Alza en precio del huevo afecta a consumidores

Una tienda de comestibles en Cheverly, Maryland, coloca un cartel para disculparse por el aumento del precio del huevo, el martes 10 de enero de 2023. (AP Foto/Susan Walsh) (ASSOCIATED PRESS)

OMAHA, Nebraska, EE.UU. (AP) — Las gallinas no pueden volar muy lejos, pero el precio del huevo anda por las nubes.

Un persistente brote de gripe aviar, combinado con el aumento en los costos del forraje, el combustible y la mano de obra, han hecho que el precio de los huevos en Estados Unidos aumente a más del doble en el último año.

El precio nacional promedio de una docena de huevos alcanzó los 3,59 dólares en noviembre, frente a los 1,72 dólares del año anterior, según los últimos datos del gobierno. Esto supone una presión sobre los presupuestos de los consumidores y los balances de restaurantes, panaderías y otros productores de alimentos que dependen en gran medida del huevo.

En noviembre, los precios de los comestibles subieron un 12%, lo que ha provocado un aumento de la inflación, a pesar de que el ritmo general de incremento en los precios se desaceleró un poco durante el otoño boreal al bajar los precios de la gasolina.

Pero el precio del huevo ha subido mucho más en comparación con otros alimentos –incluso más que el del pollo o el pavo– porque los productores de huevo se han visto más afectados por la gripe aviar.

De los 58 millones de aves sacrificadas en el último año para controlar el virus, más de 43 millones han sido gallinas ponedoras.

Todo el que se acerca a la sección de venta de huevo de un supermercado Hy-Vee de Omaha “pone mala cara”, dice Nancy Stom.

Pero a pesar del aumento de los precios, los huevos siguen siendo relativamente baratos en comparación con otras proteínas como el pollo o la ternera, ya que el precio promedio de la pechuga de pollo en noviembre fue de de 4,42 por 453 gramos (1 libra) y de 4,85 dólares por 453 gramos (1 libra) de carne molida, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

“Sigue siendo un alimento barato”, dice Stom, de 70 años.

Por su parte, Kelly Fischer, una maestra de escuela pública de 46 años de edad, señaló que si los precios se mantienen tan altos, empezará a pensar más seriamente en construir un gallinero en su patio trasero de Chicago, porque todos en su familia comen huevos.

“Nosotros (con los vecinos) estamos contemplando construir un gallinero detrás de nuestras casas, así que eventualmente espero no comprarlos y tener mis propios huevos, y creo que el costo entra en eso de alguna manera”, comentó Fischer mientras compraba en HarvesTime Foods en el North Side de la ciudad. “Para mí, se trata más del impacto medioambiental y de intentar comprar localmente”.