Anuncios

EEUU acusa al fundador de un orfanato en Haití de abusar sexualmente de menores

En esta imagen de archivo, tomada el 9 de julio de 2015, Michael Geilenfeld llega a la Corte de Quiebras de EEUU en Portland, Maine. (AP Foto/Robert F. Bukaty, archivo)

DENVER, Colorado, EE.UU. (AP) — El fundador de un orfanato en Haití, que en el pasado fue acusado de abusar de niños a su cargo, enfrenta cargos penales en Estados Unidos luego de que una investigación reveló que viajó al país caribeño para abusar sexualmente de menores, dijeron las autoridades federales el martes.

Michael Geilenfeld, de 71 años, había denunciado anteriormente a un activista de Maine por las acusaciones de que abusó de menores en Haití y calificó su denuncia de “mentiras viciosas y viles”, antes de que una pesquisa del departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional y el FBI derivó en una acusación que sostiene que viajó desde Miami a la isla "con el propósito de participar en conductas sexuales ilícitas con otra persona menor de 18 años”.

Se espera que Geilenfeld, quien fue arrestado en Colorado, comparezca en una vista de detención en Denver el jueves antes de ser trasladado a Miami, donde se presentó el caso, según funcionarios. Su abogado en Massachusetts, Robert Oberkoetter, rechazó realizar comentarios.

Geilenfeld y la organización Hearts with Haiti, con sede en Carolina del Norte, demandaron al activista, Paul Kendrick, quien acusó a Geilenfeld de ser un pedófilo en serie luego de hablar con hombres jóvenes que aseguraron que habían sufrido abusos por su parte cuando eran menores en Puerto Príncipe, donde Geilenfeld fundó el Hogar para Niños San José en 1985.

En una demanda federal en Maine, Geilenfeld y la organización benéfica culparon a Kendrick de los 237 días que Geilenfeld pasó encarcelado en Haití, del daño a su reputación y de la pérdida de millones de dólares en donaciones.

Las aseguradoras del activista cerraron ese proceso judicial en 2019 pagando 3 millones de dólares a Hearts with Haiti, pero nada a Geilenfeld.

La acusación de viajar al extranjero para una conducta sexual ilícita puede acarrear una pena máxima de 30 años de cárcel.

Las autoridades de Haití investigaron durante años las acusaciones de abusos sexuales contra Geilenfeld, quien fue arrestado en el país en septiembre de 2014 pero quedó libre un año más tarde tras el sobreseimiento del caso.

Las presuntas víctimas, que no comparecieron ante el tribunal haitiano, pudieron recurrir, pero el caso aún no ha sido juzgado debido al colapso del sistema judicial haitiano en un contexto de corrupción generalizada y un repunte de la violencia de las pandillas.