Anuncios

Edesur detectó 34 conexiones clandestinas en un barrio cerrado de Cañuelas

La Argentina debe debatir mucho más allá de Edesur en materia eléctrica; el sistema energético está roto y desquiciado en el país de Vaca Muerta
Técnicos de Edesur encontraron conexiones clandestinas en Cañuelas (foto de archivo)

La distribuidora eléctrica Edesur informó hoy que se detectaron 34 conexiones clandestinas en el barrio cerrado La Dolfina Polo Ranch, ubicado en el partido de Cañuelas, provincia de Buenos Aires.

El hurto de energía fue encontrado gracias a las cuadrillas de técnicos de Edesur que fueron a realizar controles de rutina. Luego, las conexiones ilegales fueron constatadas por un escribano público y se determinó que se destinaban a viviendas, bombas de riego, canchas de polo y caballerizas, informó Edesur.

Además, el personal confimó que varias unidades no contaban con medidor y constató que se utilizaban estas conexiones clandestinas para, en detalle, abastecer de energía a casas, predios con bombas de riego, iluminación de servicios generales, canchas de polo y 15 caballerizas.

Los equipos técnicos de Edesur constataron el hurto de electricidad dentro del barrio privado La Dolfina Polo Ranch
Los equipos técnicos de Edesur constataron el hurto de electricidad dentro del barrio privado La Dolfina Polo Ranch - Créditos: @Google Maps

Las conexiones clandestinas constituyen un delito, por lo tanto Edesur tramitará la denuncia penal correspondiente por el delito de hurto de energía ante la Justicia luego de que se calcule el perjuicio económico afectado.

“Este tipo de conexiones son un gran problema para la red de distribución, debido a que provoca fallas en el sistema y afecta a los clientes que pagan por su consumo”, destacó la empresa en el comunicado.

Por otra parte, se señaló que implica un “enorme riesgo para quien realiza la conexión ilegal que puede sufrir daños para sí, para terceros y generar altibajos en la tensión de sus vecinos”.

Denuncias reiteradas en barrios privados

Ya en septiembre pasado, Edesur había detectado más de 40 conexiones clandestinas en un barrio privado situado en el partido bonaerense de Berazategui.

“Nuestro equipo técnico detectó conexiones clandestinas en un barrio cerrado de Plátanos, en el partido bonaerense de Berazategui, un delito que perjudica la red de distribución y puede poner en riesgo la vida de las personas”, había destacado la empresas desde Twitter.

Según se informó, la empresa realizó un operativo en el barrio privado “Las Golondrinas”, situado en el kilómetro 31,5 de la Autopista Buenos Aires-La Plata. Allí se constató con un escribano público que 41 viviendas no tenían medidores que registraran los consumos, de las cuales 13 eran casas terminadas y 28 obras en construcción.