Anuncios

Economía alemana se contrajo en 0,3% en 2023

La planta energética 'Scholven' de la compañía Uniper, en Gelsenkirchen, Alemania, el 22 de octubre de 2022. (Foto AP /Michael Sohn)

FRÁNCFORT, Alemania (AP) — La economía alemana se contrajo en 0,3% el año pasado en medio de precios más altos de la energía, aumentos de las tasas de interés, falta de mano de obra cualificada y una crisis presupuestaria.

La mayor economía de Europa estaba estancada desde fines de 2022 en medio de todos esos desafíos. El Fondo Monetario Internacional calculó que Alemania sería la economía de peor desempeño el año pasado, un agudo revés de su pedestal como ejemplo a seguir cuando otras economías languidecían.

La economía alemana probablemente también se contrajo en 0,3% en el cuarto trimestre tras estancarse en el tercero, anunció el lunes la Oficina Federal de Estadísticas en un estimado preliminar. Las cifras oficiales para los últimos tres meses de 2023 saldrán el 30 de enero.

Hay un debate en curso sobre las causas de los problemas económicos de Alemania. Las industrias que dependen de la energía han tenido que pagar precios más altos del gas natural luego de perder el suministro barato de Rusia tras su invasión de Ucrania, y la inflación ha inhibido el consumo.

Entretanto, las compañías se han quejado que no han podido llenar plazas para empleos cualificados, y el letargo de la manufactura a nivel mundial ha afectado al abultado sector fabril alemán.

Los aumentos de las tasas de interés por parte del Banco Central Europeo, con la intención de combatir la inflación, ha dificultado la construcción de apartamentos y oficinas.

El gobierno también enfrentó una crisis presupuestaria luego que la corte constitucional alemana falló que decenas de miles de millones de euros (dólares) originalmente destinados a amortiguar los efectos de la pandemia no pueden ser usados para medidas para combatir el cambio climático y modernizar al país. Los presupuestos de 2023 y 2024 tuvieron que ser modificados.

Otros señalan la falta de inversiones en infraestructura como redes ferroviarias e internet de alta velocidad, mientras el gobierno se enfocaba en saldar cuentas tras una enmienda constitucional de 2009 que limitó el gasto público deficitario.