Anuncios
Elecciones México 2024:

Cobertura Especial | LO ÚLTIMO

El drama del Chelsea con el gol

Manuel Sánchez Gómez

Londres, 25 sep (EFE).- Casi cuarenta años sin verse un registro goleador tan pobre del Chelsea. Cinco goles en seis partidos devuelven a los 'Blues' a la temporada 1985-86, la última con una sequía de goles tan grave. De hecho, los del técnico argentino Mauricio Pochettino no han visto puerta en los últimos tres encuentros, ante Aston Villa, Bournemouth y Nottingham Forest. Hay un problema con el gol en Stamford Bridge, y ya casi ni sorprende.

Porque los números goleadores del Chelsea ya dejaron mucho que desear el año pasado, cuando anotaron 38 goles en toda la liga, es decir; solo dos más que Erling Haaland, Bota de Oro de la competición. Para solventar un problema que se personalizaba en jugadores como Kai Havertz, Pierre-Emerick Aubameyang y Raheem Sterling, el Chelsea vendió a los dos primeros y se trajo a Nico Jackson y Christopher Nkunku.

Nkunku está en la enfermería desde antes del inicio de la temporada, lesionado cuatro meses por un problema en la rodilla; Jackson posee un xg de 4.18 (goles esperados en relación a la probabilidad de anotar sus disparos). Es decir, debería haber marcado, según las estadísticas, al menos cuatro goles, pero solo ha anotado uno .

Además, el ex del Villarreal se perderá el próximo encuentro por acumulación de tarjetas amarillas. En seis duelos de Premier ya se ha llevado cinco.

La falta de definición de Jackson es contagiosa para el resto del equipo, que ha sido incapaz de anotar en ninguno de sus últimos 45 disparos -entre puerta y fuera-, y que está a otra puerta a cero de empeorar la peor racha del año pasado, cuando también estuvo tres encuentros sin anotar (Villa, Liverpool y Wolverhampton Wanderers).

"Es un misterio lo que está ocurriendo en el Chelsea. Es como si el caos fluyera por el club. Me recuerda al United", dijo Gary Neville, uno de los más reputados comentaristas de la televisión británica, después de la derrota por 0-1 contra el Villa, un duelo marcado por la expulsión del francés Malo Gusto.

"No estoy frustrado, estoy decepcionado. Fuimos mejores hasta la roja. El equipo lo ha dado todo, pero hay que seguir trabajando", aseguró el técnico argentino, que es consciente de dónde reside el problema de su plantilla.

"Jugamos con confianza, pero lo único que nos falta es marcar. Si trabajamos duro, eso cambiará", añadió.

En total, el Chelsea acumula más de 300 minutos sin marcar -sin contar descuentos, que elevarían aún más la cifra- y puede dar gracias de que en la tercera jornada se enfrentó en casa al Luton Town, el peor equipo de la categoría, y pudo hacerle tres goles, alejándose del peor inicio goleador de su historia; el ocurrido en la 1956-1957, cuando en sus primeros seis partidos solo anotó tres goles.

El problema añadido es que el Chelsea ya está perdiendo comba con sus competidores; son decimocuartos, con cinco puntos, es decir; están más cerca del descenso (cuatro puntos) que de la 'Champions League' (diez puntos).

Además, no disputan competición europea, que podría aliviar el ruido externo y dar algún triunfo sencillo ante equipos menores, y es necesaria la clasificación esta campaña, si no quieren agravar el déficit económico que tienen tras la inversión de más de 1.000 millones realizada en las últimas ventanas de fichajes.

(c) Agencia EFE