Anuncios

Dramático rescate de un bebé tras choque de moto a 100 mph quedó captado en video

Un policía de la Florida suministró reanimación cardiopulmonar a un bebé de 6 meses tras un aparatoso accidente en el que un motociclista chocó contra la camioneta de la mamá del niño a 100 pmh, y el dramático suceso quedó captado en la cámara corporal del agente.

El hecho ocurrió en el Condado Charlotte poco después de las 7:30 p.m. del pasado 8 de febrero cuando el agente Dave Musgrove viajaba por el carril derecho en McCall Rd. cerca del Spinnaker Blvd. en Englewood y un motorizado que circulaba a alta velocidad por el carril izquierdo lo rebasó, informaron las autoridades.

El Departamento de Policía de Charlotte dijo que se estima que el motociclista conducía a más de 100 mph.

Segundos después el policía vio una nube de polvo y humo delante de él en el área mediana de la carretera. A medida que se acercaba, era obvio que la motocicleta que acababa de pasar a toda velocidad había chocado con un vehículo.

Musgrove activó inmediatamente sus luces de emergencia y notificó el accidente. Al acercarse al lugar localizó la motocicleta destrozada, que había quedado parada en el carril izquierdo de circulación y sin el conductor.

El otro vehículo involucrado estaba aproximadamente a 25-40 pies de distancia y desde dentro de ese vehículo salía un llanto. Cuando el policía estuvo cerca de la camioneta observó al motociclista, fallecido, encajado en la ventanilla trasera del lado del conductor del vehículo.

La conductora de la camioneta le suplicó que ayudara a sus hijos, una niña pequeña y un bebé.

En el video se ve al policía abrir la puerta trasera del pasajero, sacar la niña, cargarla y en ese momento la madre grita que también hay un niño en el asiento trasero.

El policía pidió ayuda a un conductor que pasaba por la zona, con señas, para que se bajara del auto y cargara a la niña mientras él socorría al bebé.

En ese momento otros conductores acuden a ayudar al policía, uno de ellos tratando de tranquilizar a la mujer que estaba gritando y llorando.

El agente, localizó debajo del motociclista fallecido un asiento para bebé con un niño que aparentemente estaba inconsciente.

En ese momento, algunos transeúntes se acercaron y ayudaron a sacar al motociclista de encima del niño y cortaron el cinturón de seguridad para que el sargento pudiera quitar el asiento del automóvil y controlar al bebé.

El bebé no tenía pulso y no respiraba, Musgrove lo sacó del auto e inmediatamente comenzó a realizarle compresiones en el pecho.

A pesar de no observar ninguna señal de vida al principio, continuó con las compresiones torácicas hasta que el niño finalmente inhaló profundamente.

En ese momento, los servicios de emergencias médicas habían llegado al lugar y el sargento Musgrove les entregó al niño para que continuaran con los esfuerzos para salvarle la vida.

Los rescatistas poco después informaron que habían detectado pulso en el bebé y lo trasladaron de inmediato a un hospital.

El jefe policial de Charlotte, Bill Prummell, dijo en un comunicado que las acciones del sargento Musgrove salvaron la vida del niño y agradeció a los transeúntes que acudieron en su ayuda, permitiéndole concentrarse en la necesidad inmediata del bebé.

“Aunque el camino hacia la recuperación será largo, el bebé está vivo y recibiendo tratamiento gracias al sargento. Tanto la otra niña como la madre se encuentran bien”, agregó.