Anuncios

La nueva era dorada del country va más allá de los Grammy

LOS ÁNGELES (AP) — El año pasado hubo una historia de éxito musical inesperada, una que ha seguido creciendo como una bola de nieve: la música country, con su audiencia leal en los márgenes de la corriente principal del pop, dominó las listas de popularidad generales.

Algunos de los álbumes y canciones más importantes del año se atribuyen a músicos country como Morgan Wallen, Zach Bryan y Luke Combs, cuyos éxitos fueron más allá de las estaciones de radio country y llegaron a las rotaciones pop.

Pero cuando se anunciaron las nominaciones a los Grammy 2024 en noviembre, algo parecía estar mal. El country no estuvo representado en las categorías principales, a excepción de Jelly Roll y The War and Treaty, que compiten por mejor artista nuevo. Fue una ausencia notable para un género que encabezó las listas de éxitos durante todo el año. La falta de nominaciones sorprendió incluso al director ejecutivo y presidente de la Academia de la Grabación, Harvey Mason jr.

“Necesitamos trabajar más con los votantes de country y seguir invitando a más votantes de country al proceso”, dijo a The Associated Press entonces.

Ese no siempre ha sido el caso: en 2019, Kacey Musgraves ganó el premio al álbum del año en los Grammy por su “Golden Hour”, un lanzamiento celebrado por su innovadora visión del género country que combinaba elementos de pop y disco. Es el tipo de innovación que a menudo celebra la Academia de la Grabación.

La música country ha seguido abriendo nuevos caminos. En julio, los artistas country ocuparon los tres primeros lugares en la lista Hot 100 de Billboard por primera vez en los 65 años del listado: “Try That In a Small Town” de Jason Aldean llegó al número 1, impulsada en parte por la controversia de su letra y video, durante una semana corta, seguids por “Last Night” de Wallen y la versión de Combs de “Fast Car” de Tracy Chapman. Esta última también ganó el premio a la canción del año en los Premios de la Música Country (CMA por sus siglas en inglés) 2023, a pesar de que la original fue escrita en 1988.

El éxito viral de Oliver Anthony “Rich Men North of Richmond” también llegó al número 1, convirtiéndolo en el primer artista en conquistar el listado sin tener antecedentes en él.

Wallen se mueve como en una categoría por aparte. Su más reciente álbum, con su ingeniosa exploración de trap fusionado con un country desgarrador, titulado “One Thing at a Time”, pasó 16 semanas en la cima de la lista Billboard 200 en 2023, lo que significó que ocupó el primer lugar durante el 30% del año. Y su disco fue lanzado en marzo. También significa que el álbum de Wallen pasó más tiempo en el número 1 que cualquier otro álbum desde que “21″ de Adele dominó hace más de una década. Como era de esperar, “One Thing at a Time” fue el álbum más consumido en Estados Unidos el año pasado.

A través de las estaciones de iHeartRadio, Wallen representó 2.100 millones de escuchas potenciales.

Más allá de Wallen y esos otros éxitos en las listas de popularidad, los nuevos talentos del country han comenzado a experimentar cierto éxito fusionándose con otros géneros, como la mezcla con hip hop de Jelly Roll (con “Need a Favor”), “Watermelon Moonshine” de Lainey Wilson, que hace referencia a Deana Carter, y la suma de hard rock de Bailey Zimmerman en “Rock and A Hard Place”. (Wilson es la única mujer en la lista, pero se puede y se debe prestar atención adicional a otras recién llegadas, como Gabby Barrett, Carly Pearce, Ingrid Andress, entre otras).

Si el pop ha comenzado a adoptar un enfoque “sin género” en la música, parece que esa tendencia fuera de convencionalismos también está abriendo las puertas al country, y sirve para explicar su renovada popularidad. Al menos, eso es lo que cree Dan Smyers, del dúo Dan + Shay, ganador de tres premios Grammy. “Hay tantos sonidos diferentes en el country en este momento”, dice, lo que ha inspirado momentos de “crossover” en los últimos años, como la canción de su grupo “10,000 Hours”, que contó con Justin Bieber y se escuchó en el Top 40 de la radio.

Entrar en esos espacios abiertos a todos los géneros permite el descubrimiento. “Alguien que podría haber estado escuchando la estación de los 40 principales en su ciudad dice: ‘Oh, eso es genial. Me gusta esa canción. Realmente nunca he escuchado country’”, dice Smyers. “Y luego empiezan a indagar en el catálogo y a escuchar nuestro catálogo anterior, o a otros artistas de country, y se enamoran de él. Y ahora es como una tormenta perfecta con el streaming”.

“Desde que estoy en la industria, puedo decir con confianza que el country es más grande que nunca. Creo que estamos en una posición muy fuerte”, dice el cantante galardonado de “Small Town Boy”, Dustin Lynch. Particularmente en el country, los artistas ahora pueden jugar con diferentes sonidos. “He podido hacer (música) muy tradicional de tendencia country y he tenido éxito con eso, y también con una canción de rock directo”.

Dice que la música country está ahora en una posición en la que las personas que “tal vez nunca nos dieron una oportunidad” están escuchando música country con una mente abierta.

Y puede haber algo de cierto al respecto. Según Luminate, la música country experimentó su mayor semana de streaming en 2023, la friolera de 2.260 millones de reproducciones, según el Reporte Musical de Mitad de Año de la plataforma de datos y análisis. En las primeras 26 semanas de 2023, la plataforma encontró que el consumo de música country en Estados Unidos aumentó un 20,3% en un periodo de un año, una cifra de la que Wallen es particularmente responsable: representó el 40% del crecimiento del consumo de country el año pasado.

Históricamente, el género ha sido disfrutado por los estadounidenses de habla inglesa, pero los informes de Luminate también muestran un crecimiento en Filipinas, Indonesia, India, Brasil, México, Alemania y Vietnam. Eso es algo que Darius Rucker ha notado de primera mano. “He visto lo que está haciendo el country, especialmente en Europa. Es una locura. Hago una gira por Europa y ya sabes, nos va bien. Y es simplemente genial comprobar lo que Estados Unidos ha sabido desde siempre”, dice, “La gente no lo quería adoptar, y mucha gente lo está adoptando ahora”.

“Sencillamente, demuestra que la música country ya no es la hermana pequeña del rock and roll”, añade.

Smyers tiene sus propias teorías sobre por qué la música country está experimentando este período explosivo. “La cultura Western está pasando por un buen momento”, teoriza, haciendo referencia al éxito de la popular serie de televisión “Yellowstone”. “Fue un gran movimiento para ese tipo de sonido country americano con raíces”, dice, que sirvió como otra plataforma para que los espectadores se convirtieran potencialmente en fanáticos de la música country.

Pero en última instancia, cree que “la gente está hambrienta de autenticidad en todo en la vida, en la televisión y el cine, especialmente en la música”, dice. “Y siento que la música country tiene autenticidad mejor que cualquier otro género”.

La prometedora Megan Moroney está de acuerdo. “Creo que la gente se siente más atraída por la autenticidad hoy en día”, dice, destacando las “letras de la vida real” de la música country.

Gracias a las redes sociales, donde hay “tantas cosas falsas”, cree que hay hambre por decir la verdad. Por eso describe su sencillo “I’m Not Pretty”, no como una “canción country”, sino como una “canción cultural”, con letras que abordan preocupaciones universales como el estar enajenado en el celular y la inseguridad.

Los veteranos del género también han tomado nota del gran año del country. Reba McEntire, quien se unió a “The Voice” como coach por primera vez en 2023, tomando el relevo de Blake Shelton, ve su papel allí como una oportunidad para defender esta era de artistas country. “Simplemente, me mantengo en mi carril y hago lo mejor que puedo para apoyar la música country”, dijo a AP. El próximo mes, Dan + Shay se unirán a ella, John Legend y Chance the Rapper como coaches de la temporada 25, será la primera vez que la mitad de los cuatro lugares de los coaches estén ocupados por músicos country.

Garth Brooks también ha visto cómo la música country disfruta de un nuevo momento en el que expande su alcance, y lo está haciendo a lo grande. En mayo del año pasado, Brooks anunció que lanzaría su propia estación de radio con la plataforma de streaming TuneIn llamada The Big 615, con un enfoque en la música country tradicional que no esté en deuda con las grandes discográficas, que dominan la radio. Espera usarlo para promover a más mujeres, así como para tener una influencia positiva en la creciente huella global de la música country.

“Si te dedicas a la música country”, dice, “van a tratar de arreglar tu música si la llevan fuera de Estados Unidos, lo que generalmente significa que se quitan las guitarras de acero y los violines. Ahora, eso ya no funciona para nosotros”, dijo Brooks a AP, refiriéndose a las estructuras de radio arcaicas.

“Entonces, lo que me encanta, es que está recién horneado en Nashville y es una estación global. Entonces, lo escuchas en el momento en que sale a la calle. Estoy orgulloso de ello”.

Y si su carrera puede usarse como evidencia del atractivo duradero de la música country, esta nueva clase de intérpretes solo tiene cosas más emocionantes por delante.

Los Premios Grammy 2024 se transmitirán en vivo el 4 de febrero por CBS y Paramount+ desde el Crypto.com Arena de Los Ángeles.