Han donado más 20 millones de dólares para el muro de Trump y ahora temen que los estafaron

Una iniciativa privada de recaudación de fondos ha logrado juntar en cinco meses más de 22,2 millones de dólares para la construcción del muro fronterizo prometido por el presidente Donald Trump en la campaña electoral que lo llevó a la Casa Blanca en 2016.

Brian Kolfage, al centro en silla de ruedas, durante un servicio que honró a los veteranos en Nueva York en 2014. (AP Photo/Bebeto Matthews)

Desde diciembre de 2018, cerca de 262,000 donantes ya han abierto sus carteras, motivados por un objetivo común: levantar una pared colosal entre México y Estados Unidos, capaz de proteger a los estadounidenses de los “hombres malos” provenientes del Sur.

Sin embargo, a pesar de que la campaña sigue sumando fondos a cada momento, no son pocos los donantes que comienzan a cuestionarse cuándo verán realizada la promesa del muro.

“He estado ausente durante cinco meses. ¿Cuándo será el comienzo?”, escribió en Twitter un donante en abril pasado.

“Recibirás más dinero de mi parte cuando vea que el acero y el hormigón suben”, escribió en la misma red otro contribuyente.

La campaña de apoyo al muro fronterizo fue concebida en el sitio GoFundMe en diciembre de 2018 por el veterano de guerra Brian Kolfage, quien escribió en ese momento que estaba molesto por "demasiados ilegales… aprovechándose de los contribuyentes de los Estados Unidos”, así como de "los juegos políticos de ambas partes (demócratas y republicanos) en lo que respecta a la seguridad fronteriza”.

Tras no alcanzar la ambiciosa meta inicial de 1,000 millones de dólares, el exmiembro de la fuerza aérea, triplemente amputado después de que su avión fuese alcanzado por un cohete en Irak, aseguró que devolvería todo el dinero recaudado a través de la plataforma.

Sin embargo, más tarde decidió seguir adelante con el proyecto, lanzando la organización sin fines de lucro We Build The Wall que construiría partes del muro en terrenos privados por una "fracción de lo que le cuesta al gobierno".

Kolfage pidió entonces a las personas que transfirieran sus donaciones a este nuevo esfuerzo.

Para algunos donantes, las garantías de progreso son insuficientes y ya hacen escuchar sus protestas en las redes sociales, exigiendo fotos, videos o cualquier cosa que pruebe de que no están siendo engañados.

"Estoy muy decepcionado de ti, Brian Kolfage, ¿dónde están las fotografías de progreso?", publicó una mujer en la página de Facebook de We Build The Wall.

“Personas como yo estamos esperando a que el muro realmente comience y luego donaré ... Creo que en ese momento el dinero brotará”, comentó Sandra Stout en un live de Facebook realizado por la organización.

“¡Tan pronto como podamos ver el progreso, las donaciones se dispararán!”, escribió, escéptico, Chad Skippe, otro seguidor de la campaña, compartida casi un millón de veces en Facebook.

Una publicación del sitio de noticias Daily Best citando a donantes enojados por la aparente falta de progreso del “muro privado” o del “muro GoFoundMe”, como también comienza a ser conocido, provocó críticas de Kolfage.

"Vaya, este es el momento PERFECTO del sitio liberal de noticias de trapo", escribió Kolfage. “¡Están a punto de parecer más estúpidos que @hillaryclinton en la noche de las elecciones 2016!”

¿Qué ha detenido el supuesto proyecto?

Kolfage no respondió a mensajes del The Washington Post solicitando respuestas sobre avances del proyecto. Si bien la organización sin fines de lucro ha lanzado varias fechas en el pasado, no está exactamente claro cuándo o si comenzará la construcción de la parte que costeará.

"Deberíamos estar metidos en esto antes del 1 de mayo, a más tardar el 1 de junio, según nuestros expertos", dijo Kolfage a Politico en febrero. Sin embargo, en una entrevista del 21 de marzo con American Family Radio, el veterano afirmó que iban a "comenzar a abrirse camino" en abril.

En la entrevista, Kolfage dijo que su organización ya tenía identificadas ocho áreas para construir a lo largo de la frontera, declinó decir cuáles eran, aduciendo razones estratégicas.

"Me gustaría poder nombrar dónde están, pero no podemos hacerlo debido a la American Civil Liberties Union (ACLU) y los grupos liberales que quieren demandarnos e impedir nuestro progreso", dijo. "Pero en realidad está sucediendo, el proceso está sucediendo... El proyecto está avanzando".

De acuerdo a The Washington Post, Kolfage ha indicado anteriormente que We Build The Wall Inc. busca desarrollar segmentos del muro en propiedades privadas a un costo entre 2 y 3 millones de dólares por milla.

La campaña asegura que el grupo visita la frontera para explorar sitios potenciales y negociar con propietarios privados. Kolfage cuanta para esto con la ayuda de varios políticos de alto perfil, entre ellos el exestratega jefe de la Casa Blanca Stephen K. Bannon y Kris Kobach, el exSecretario de Estado de Kansas, que forman parte del consejo asesor del grupo.

No obstante, The Phoenix New Times informó en marzo que la "gran mayoría" de las tierras en la frontera en Arizona es propiedad del gobierno federal. Mientras tanto, muchas de las personas que realmente poseen tierras en la frontera dijeron al New Times que We Build the Wall no los había contactado.

Una mala reputación

Otra sombra que pesa sobre Kolfage son acusaciones anteriores de mal uso de fondos que recaudó en el pasado.

De acuerdo con investigaciones de NBC y BuzzFeed, Kolfage habría vendido artículos falsos y teorías de conspiración con la intención de recopilar direcciones de correo electrónico de usuarios. El supuesto esquema atraería a la gente a sus sitios web y páginas de Facebook, generando cientos de miles en ingresos por publicidad, informó Buzzfeed.

Según informe de NBC, Facebook eliminó varias de páginas operadas por el veterano el año pasado para "atraer tráfico a sus sitios web".

En respuesta, Kolfage creó la campaña "Fight4FreeSpeech ", que también acepta donaciones.

Un informe de BuzzFeed también examinó esfuerzos anteriores de financiación colectiva de Kolfage, que incluían apoyar a veteranos atendidos en hospitales militares.

Según BuzzFeed, el proyecto recaudó miles de dólares, pero voceros de las instalaciones médicas dijeron que no tienen registro de que él haya trabajado en los hospitales o que haya donado dinero.

A pesar de toda la controversia, lo cierto es que el muro de Koltage sigue ganando seguidores y el creador de la campaña no escatima esfuerzos para demostrar que el muro va.

Recientemente lanzó la rifa de un viaje para la fiesta de inauguración del primer tramo de su muro “salvador” y publicó fotos en el Facebook de la iniciativa donde se pueden ver un par de máquinas levantando paneles metálicos sobre un presunto muro similar a los que existen hoy en la frontera.