Dolores Huerta pide ayuda para indocumentados en huelga de hambre en Nueva Jersey

Agencia EFE
·3  min de lectura

Nueva York, 27 abr (EFE News).- Dolores Huerta dio este martes su apoyo a un grupo de inmigrantes en huelga de hambre en Nueva Jersey en protesta por haber sido excluidos del incentivo económico federal, y pidió al gobernador Phil Murphy y la Legislatura que ayuden al medio millón de indocumentados del estado y a sus familias.

"Gobernador Murphy por favor apoye a estos trabajadores -agrícolas, horticultores- que ponen comida en la mesa de todos los residentes de Nueva Jersey. Estoy muy orgullosa de estar con ellos", indicó la cofundadora del sindicato la United Farm Workers con César Chávez.

"Quiero además que entienda lo importante que son para la economía de Nueva Jersey pero también por todo lo que consumen y contribuyen con impuestos", agregó la líder de derechos civiles, de 89 años, en un vídeo dado a conocer por la organización Make the Rad de Nueva Jersey.

Huerta apoya así el reclamo de los trabajadores excluidos de las ayudas federales para superar la crisis generada por la pandemia y que iniciaron una huelga de hambre hace tres semanas para pedir que se apruebe un fondo por la covid-19 de 2.000 dólares en pagos directos y 600 dólares semanales para los que no son elegibles para beneficios por desempleo.

Murphy estaba evaluando asignar 40 millones de dólares para ayuda de los excluidos que, de acuerdo con los trabajadores no satisface sus necesidades, y recordaron que Nueva Jersey recibirá 6.000 millones en fondos de estímulo federal.

Los trabajadores consideran que Murphy puede asignar la ayuda que reclaman de esos fondos federales, ya que el gobernador tiene la libertad de determinar en qué se usarán.

Muchos de los trabajadores perdieron sus empleos o vieron reducidos sus ingresos debido a la pandemia y algunas familias perdieron a su único sostén debido a la enfermedad.

Según un estudio de Make The Road, los inmigrantes contribuyen con 600 millones de dólares en impuestos estatales y locales y han aportado mil millones al fondo estatal de desempleo en la última década, pero han sido han sido excluidos de casi todas las ayudas.

Huerta insistió a Murphy y los legisladores en que provean el incentivo de recuperación a estos excluidos, tal y como se hizo en California.

Se refirió así al plan de estímulo estatal de emergencia por la covid-19 que otorgó un solo cheque de 600 dólares a los californianos que ganaran menos de 30.000 dólares, incluyendo a miles de indocumentados que declaran impuestos.

En Nueva York los trabajadores excluidos también iniciaron una huelga en reclamo de ayuda del Gobierno estatal, que finamente incluyó en su nuevo presupuesto un fondo de 2.100 millones de dólares que beneficiará también a los indocumentados afectados por la crisis de la pandemia.

Entre los que han decretado la huelga en Nueva Jersey figura Marianna, una trabajadora esencial de la salud. "Como trabajadora de la salud esencial que también soy indocumentada, ayuno porque mi familia merece un alivio, no solo un aplausos".

"Nos alientan las palabras de apoyo del gobernador Murphy y le pedimos que él y la legislatura brinden un alivio real a nuestras comunidades. Ayunaré hasta que podamos asegurar este alivio para nuestras familias", afirmó la trabajadora, según un comunicado de Make the Road.

Noemi Ruiz, otra trabajadora esencial que perdió su empleo también, se unió a la huelga.

"Trabajé durante la pandemia para asegurarme de que las familias se mantuvieran alimentadas, pero cuando perdí mi trabajo, no pude llegar a fin de mes", recordó.

(c) Agencia EFE