Anuncios

Cómo los DJ de los Chicago Bears crean el ‘ambiente’ para los aficionados -y los jugadores- en el Soldier Field

Cómo los DJ de los Chicago Bears crean el ‘ambiente’ para los aficionados -y los jugadores- en el Soldier Field

Cualquier aficionado que haya asistido a un partido de los Chicago Bears en el Soldier Field ha oído (o sentido) la música que suena en el Soldier Field y sus alrededores.

Durante la Semana 3 de la temporada 2018, los Bears se enfrentaron a los Seattle Seahawks en casa. Era un partido de “Monday Night Football” y el nuevo entrenador Matt Nagy buscaba su primera victoria.

“Era un partido muy importante y pensé: ‘Tengo que volverme loco. Tengo que dar energía a los chicos’”, declaró recientemente al Tribune Jay iLLa, el DJ de los Bears en los entrenamientos y antes del partido.

La defensa de los Bears, liderada por el corredor Khalil Mack, bloqueó al QB de los Seahawks Russell Wilson seis veces y el quarterback de los Bears Mitch Trubisky fue 25 de 34 para 200 yardas con dos pases de touchdown y dos intercepciones en la victoria por 24-17.

“Fue el primer partido en el que puse ‘Swag Surfin’ antes del partido. Estaban todos en el campo haciendo swag surf (baile). Estaban preparados”, continúa iLLa. “Ganamos aquel partido y la pusieron en el vestuario, y así nació ‘Club Dub’. Nunca me reconocerán el mérito, pero esa es mi historia y me atengo a ella”.

iLLa, uno de los cuatro DJ de los Bears, lleva en el equipo desde 2015. Puede decir cuánto tiempo lleva allí basándose en el número de entrenadores jefe que ha visto ir y venir: su primera temporada con el equipo fue en la era de John Fox.

Inspirándose en su profundo amor por el hip-hop, a iLLa le gusta mezclar distintos géneros para que los entrenamientos y los partidos previos sean divertidos y llenos de energía, sea cual sea el récord del equipo. Aunque acepta peticiones, dice, los jugadores rara vez las hacen. Así que iLLa utiliza su experiencia en clubes para crear un ambiente que motive al equipo.

“La música de antes del partido te da energía, te anima antes del partido. Tener la música adecuada sin duda ayuda”, dijo el corredor de los Bears Khalil Herbert.

Una vez comenzado el partido, la responsabilidad musical pasa de iLLa, en la zona de anotación norte, al DJ Jay Funk, en la sala de megafonía. Funk, también en su octava temporada con los Bears, se encarga de la música de los Bulls, los White Sox, Northwestern y Notre Dame. Dice que el ‘DJingdeejaying’ es su forma de arte y su libertad, pero entiende que tiene que controlar la energía en el estadio.

“Lo que estás escuchando es cómo te voy a hacer sentir, así que si necesito que te levantes y hagas ruido, quiero tocar algo muy fuerte o muy hiperactivo, especialmente para (los jugadores) en ese momento”, dijo Funk. “Y luego, por supuesto, si necesito bajarlo un poco porque no queremos que la otra defensa se venga arriba”.

Pero Funk no se limita a poner lo que le parece buena música, sino que tiene en cuenta la situación del juego en el campo.

“Estamos en el último cuarto. Sólo perdemos por un touchdown. Es el tercer down. Estamos en defensa. El otro equipo sólo tiene cuatro yardas para conseguir otro primer down. Si los detenemos aquí para recuperar el balón, podríamos ganar el partido. Ahora quieres que tu defensa y tus aficionados se animen”, explica.

Funk pondrá “Welcome to the Jungle” de Guns N’ Roses y “No Hands” de Waka Flocka, canciones con las que se indica a los aficionados que es hora de hacer ruido y perturbar la ofensiva del rival. Como DJ durante el partido, tiene que estar pendiente en todo momento del equipo, los aficionados, las lesiones y el ambiente. Aunque pasa desapercibido, Funk afirma que participa activamente en la experiencia del día del partido.

Tanto iLLa como Funk reconocen que el trabajo no siempre es divertido, sobre todo cuando el equipo no juega bien. No sólo son pinchadiscos del equipo, sino también aficionados, por lo que comprenden la frustración que sienten los seguidores. La clave está en quitarle emoción al asunto.

Mantener el Soldier Field animado y a los aficionados involucrados ha sido un trabajo duro para los DJs con el equipo 5-9 y una lesión del quarterback titular Justin Fields que le ha dejado fuera de juego durante semanas.

“Tienes que animar a los aficionados aunque vayas perdiendo por 40 a 0. Y yo tengo que mantener la energía aunque los aficionados estén muy deprimidos y abandonen el estadio”, declaró Funk.

En el extremo sur del estadio se encuentra el Dr Pepper Patio, donde DJ Sasha anima la fiesta dos horas antes del saque inicial.

Sasha, en su octava temporada con los Bears, dice que le gusta ambientar el día del partido con música que “abarque a todo el mundo”. Es su trabajo, dice, asegurarse de que cada canción sea alegre y genere entusiasmo cuando los aficionados entren en el Soldier Field.

“En los deportes, se trata sin duda de crear esa energía cuando entran. Creo que la música crea el ambiente”, afirma. Creas una atmósfera que conecta con la gente y les hace partícipes de lo que está a punto de ocurrir”.

DJ Marquee, que pincha en el Miller Lite Ultimate Tailgate en la terraza sur del Field Museum desde dos horas antes del partido, está de acuerdo en que la energía que él y Sasha proporcionan a los aficionados con su trabajo contribuye en gran medida al entusiasmo con el que los seguidores acuden al estadio. Crea ambiente fusionando la cultura musical de Chicago con lo que le gusta a los aficionados del fútbol americano.

“Intentas pensar en el típico aficionado al fútbol americano. Tiene varias capas”, dijo Marquee. “Cuando pensamos en fútbol american o, música, normalmente es rock y, a veces, metal. Pero como estamos en Chicago, intentas incorporar esa cultura. Tenemos una rica cultura en hip-hop, house y juke. Es uno de mis principales objetivos, hacer que cada tailgate se sienta como en Chicago”.

Los DJ esperan que los fanáticos de los Bears sepan cuánto importa su energía no solo para ellos sino también para el equipo. Como siempre ha sido, usan la música para ayudar con la atmósfera y ayudar al equipo en todo lo que pueden. Aunque no han hecho mucho “swag surfing” últimamente, cuando lo hagan, los DJ tendrán la melodía perfecta.

-Traducción por José Luis Sánchez Pando/TCA