Directora mexicana triunfa en el Festival de Tribeca

·5  min de lectura

NUEVA YORK, EU., junio 17 (EL UNIVERSAL).- Hace un año, en plena pandemia, la cineasta Michelle Garza Cervera filmó una historia de terror acerca de la maternidad, la cual hoy la hizo acreedora a dos premios en el Festival Internacional de Cine de Tribeca, donde la semana pasada tuvo su premier mundial.

El primero es el Best New Narrative Director Award, que reconoce a los cineastas de ópera prima y el Nora Ephron Award, que se les da a aquellas realizadoras que recuerdan el espíritu de las creadoras legendarias.

"Es una película que se hizo en su mayoría por mujeres, la co-guionista (Abia Castillo), la protagonista (Natalia Solián) y la directora de fotografía (Nur Rubio), a mí sólo me invitaron" dijo a El Universal el productor Edher Campos.

La directora, aún emocionada tras recibir los reconocimientos comentó, "la verdad ha sido todo una locura, porque nunca me esperé que fueran dos premios. Apenas estaba asimilando el primero cuando me dieron el segundo".

Y es que Michelle, desde que le avisaron que era importante que dejara el rodaje de la serie que está dirigiendo en Baja California para venir a la premiación del Festival de Tribeca, sospechó que podría tener un premio, pero nunca que serían dos y de tal magnitud.

Voló de último minuto por la noche, estuvo unas horas en Manhattan, recibió los premios y corrió al aeropuerto para seguir con el proyecto de Marea alta, el thriller policiaco acerca de la desaparición de una chica que será estrenado en la plataforma VIX y está producida por El Estudio.

Para Michelle, "Huesera" toca un tema del que aún le cuesta hablar porque está lleno de tabús porque es una historia que surgió de una situación familiar.

"Nunca se hablaba de mi abuela. Era una mujer que había tomado una decisión que era súper condenada en casa y yo crecí sin saber nada acerca de ella, tenía una imagen bastante oscura. Y al pasar por la pérdida de mi mamá y más o menos llegando a los treinta, que es cuando a todas nos llega el conflicto de la maternidad, comencé a preguntarme por esta mujer. Escuchar su historia fue brutal, porque a pesar de ser muy diferente a la de la película, para mí, el simple hecho de escuchar su versión, su perspectiva, me cambió toda la figura de un ser que representaba la maldad en una casa. Me di cuenta de que lo infame de una historia puede resultar mucho más complejo de lo que parece y cómo puedes llegar incluso hasta identificarte con esas partes de la personalidad de un personaje así".

El horror es un género que según explicó Garza, da herramientas visuales y sonoras muy útiles para hablar de que son muy difíciles de enunciar con un lenguaje cotidiano, "no quiero hablar del tema de la cinta porque haría spoiler y es algo que se va descubriendo poco a poco", explicó la directora a quién el mundo del género de terror la ha abrazado desde el principio, a pesar de lo complicado que es ser mujer en esos terrenos, "tengo que decir que los festivales de cine de México y del mundo, siempre han sido muy receptivos y abiertos conmigo pero sí es verdad que al género de terror, de manera conceptual, le resulta complicado entender que lo que hago es parte de ese mundo. A veces sí he sentido que quizá por no ser tan explícito, cuesta encajar que mi cine es parte del horror. Pero creo que tiene que ver con cómo las mujeres narramos desde diferentes perspectivas. El cine de género es un lugar al que gran parte de los cineastas que no saben en dónde aterrizar, llegan. Y de cierta forma tengo que decir que aunque sí he sentido un abrazo, sí hay una tendencia a demonizar la figura femenina o a todo lo que sea disidente y salga de la norma. Sin duda hay paradigmas y reglas dentro de estos géneros que han sido bastantes conservadores a lo largo de la historia. Van más allá de la gente y son culturales y sistemáticos. Pero a mí me gusta poder estar en lo híbrido, en las mezclas y en no caer en una caja completamente definida de lo que es el cine de horror".

La realizadora mexicana se declaró fanática de las mujeres feministas de épocas pasadas, pero confesó su preocupación a que estos movimientos sean sólo parte un momento histórico que luego se tiende a disolver, "lamentablemente es algo que viene por oleadas. Creo que es una lucha constante y que ahorita estamos en un gran momento y se están hablando de muchos temas que no se han hablado antes pero me asusta, por ejemplo, ver lo que está pasando con las leyes del aborto en Estados Unidos. Ver que probablemente vayamos para atrás en otros sentidos. Entonces por lo mismo me parece muy importante que se mantengan esas conversaciones al pie de la lucha para que no se pierda el foco de hablar de las disidencias. Quiero pensar que estas conversaciones son algo que se quedará, pero es fundamental no quitar el dedo del renglón para que esta vez sea algo permanente".

Además de la serie que está rodando, Michelle tiene otros proyectos cocinándose. "Con la misma co-guionista de "Huesera" estoy desarrollando dos proyectos más. Una es una película de horror y ciencia ficción que sucede en el Sur de México que esperamos poder filmar el próximo año y también estamos desarrollando una adaptación de la escritora Mariana Enríquez, que es un coming of age ubicado en la Ciudad de México en los años 90`s", finalizó la cineasta.

"Huesera" fue adquirida por XYZ Films para su estreno en EU y Canadá, esperando estreno en México tentativamente a fines de año. "Por ahora va a festivales de Suiza y otro de Corea, donde han estado varias películas de género importantes", indicó Edher Campos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.