La directora de los CDC, bajo fuego por las confusas guías para enfrentar la nueva ola en EE.UU.

·3  min de lectura
Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)
Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

WASHINGTON.- La directora de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky, intentó calmar las aguas luego de las amplias críticas que viene recibiendo por los confusos mensajes para enfrentar al coronavirus que ha dado a lo largo de este año de la pandemia, desde que asumió la conducción de la agencia nacional.

Aunque no ofreció disculpas por las idas y vueltas de la información sobre el Covid, Walensky reconoció los desafíos de mantenerse al tanto de un virus de rápida evolución y dijo que los CDC están “trabajando muy duro para llevar información al público estadounidense. Esto es difícil y me comprometo a seguir mejorando a medida que aprendamos más sobre la ciencia y a comunicarlo con todos ustedes “, dijo este viernes.

Las últimas críticas que recibió la funcionaria provinieron directamente de la Asociación Médica Estadounidense luego que los CDC sugirieron reducir de 10 días a 5 días el aislamiento de las personas contagiadas, y no requerir luego un resultado negativo de PCR a las personas infectadas.

“Potencialmente, cientos de miles de personas podrían regresar al trabajo y la escuela y seguir contagiando si siguen la nueva guía de los CDC para salir del aislamiento después de cinco días sin una prueba negativa”, dijo el grupo.

La doctora Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), al aplicarse la vacuna
La doctora Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), al aplicarse la vacuna


La doctora Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), al aplicarse la vacuna

Aunque algunos funcionarios relativizan las críticas afirmando que en todo el mundo científico las informaciones sobre el Covid son cambiantes, Walensky chocó incluso con Anthony S. Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, que también reclamó que las personas que salieran del aislamiento se hicieran PCR antes de retomar sus actividades.

El miércoles, nueve días después de que los CDC emitieron su guía y un día después de que se modificaran ligeramente los lineamientos para incluir algunos consejos sobre las pruebas, los CDC todavía tenían dificultades para explicarse. “¿Cómo espera que la gente haga un seguimiento de lo que puede y no puede hacer?”, le preguntó un reportero de CNN a Walensky en una sesión informativa en la Casa Blanca.

Cuando el presidente Joe Biden asumió el cargo hace casi un año, prometió restaurar la confianza pública en los CDC después de que la Casa Blanca de Donald Trump atara las manos de la agencia y manipulara sus juicios científicos sobre la pandemia con fines políticos. Sin embargo, en su primer año de lucha contra el coronavirus, Biden tuvo una serie de fallas en los mensajes que han seguido un patrón familiar, con Walensky y su equipo tomando decisiones que al poco tiempo deben modificar.

Aunque durante este año de gestión Walensky participó de decenas sesiones informativas periódicas como parte del equipo de respuesta del Covid-19 de la Casa Blanca, rara vez se aparta de los temas de conversación. Y cuando lo hizo, en febrero en febrero del año pasado y dijo que los maestros no necesitaban ser vacunados antes de la reapertura de las escuelas, la Casa Blanca prácticamente la desautorizó y dijo que estaba “hablando a título personal”.

Walensky, una reconocida experto en enfermedades infecciosas de Boston sin experiencia previa en el gobierno, siguió luego con sus cambios en las recomendaciones. Primero, dijo que en las escuelas se debía mantener a los estudiantes a 1,80 metros de distancia; en marzo, dijo que un metro era suficiente.

En mayo, dijo que las personas vacunadas no necesitaban usar barbijo en público, un cambio repentino que desconcertó a los funcionarios de salud estatales. Dos meses después, revirtió esa guía después de que se demostró que las personas vacunadas aún podían transmitir el virus.

Aunque algunos expertos externos han pedido a Biden que cambie el liderazgo de la agencia, pero los funcionarios de la administración dicen que esa alternativa no está en los planes del presidente. Biden considera que destituir a la directora en medio de una nueva ola de casos sería una mala idea.

Agencia AP y The New York Times

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.