Anuncios

Dirección del MAS pide a Arce una reunión para "subsanar" problemas internos

La Paz, 8 mar (EFE).- La dirección del partido oficialista de Bolivia, el Movimiento al Socialismo (MAS), pidió este miércoles al presidente del país, Luis Arce, una reunión para "subsanar" los problemas internos de esa agrupación, en medio de tensiones que persisten entre sus militantes y un llamado del mandatario a la unidad.

El vicepresidente del MAS, Gerardo García, dijo a los medios que la cúpula oficialista no está en contra del Gobierno y que defenderá al presidente Arce y al vicepresidente boliviano, David Choquehuanca, pues ambos llegaron al poder bajo esa sigla política.

"Si nuestro presidente ha entrado (al Gobierno) por el MAS estamos a la espera de que nuestro presidente Luis Arce nos convoque a una reunión a la dirección nacional para poder despejar esos problemas internos que tenemos y dejar de confundir a nuestros hermanos", sostuvo.

García reiteró sus denuncias de supuestos "ataques" y críticas contra el expresidente y máximo líder del MAS Evo Morales por parte de algunas autoridades y legisladores identificados como parte de una facción oficialista que se autodenomina "renovadora" o cercana a Arce.

También lamentó que algunos funcionarios hayan sido despedidos "por el solo hecho de ser evistas", es decir, leales al exmandatario, quien, según García, es el "líder indiscutible" del "proceso de cambio", como llaman los oficialistas a los Gobiernos del MAS.

"Le pedimos al presidente Luis Arce, nos sentaremos a dialogar para poder subsanar y ya no confundir a nuestras bases", insistió.

En la misma comparecencia, otro dirigente oficialista leyó un comunicado en el que la dirección nacional del MAS menciona unas recientes declaraciones de Arce a un medio internacional en las que pidió no "dividir" a las organizaciones sociales afines, ni al partido mismo de cara a las próximas elecciones generales de 2025.

La cúpula oficialista señaló que "hace propias cada una de las palabras y convoca al primer hombre del Estado a que su discurso sea consecuente con sus acciones".

Los dirigentes demandaron a Arce reponer las reuniones periódicas de coordinación política que "que fueron suspendidas por su autoridad", para "iniciar un proceso de acercamiento" en el que se defina si aún es posible "allanar el camino de la búsqueda conjunta de soluciones a los problemas que aquejan a la nación".

También pidieron que se instruya a los "operadores políticos" de entidades como la Vicepresidencia que "dejen de dividir a las organizaciones sociales ofreciendo prebendas" y puestos laborales a cambio de que "se intente atacar y defenestrar" a la dirección nacional del MAS.

Además exigieron que se investiguen las denuncias de supuesta corrupción en entidades estatales hechas por parlamentarios de la facción "evista", exministros de Evo Morales y por el mismo exmandatario.

García manifestó que la candidatura del MAS para los comicios de 2025 se definirá en las primarias previstas para 2024.

Las tensiones en el MAS comenzaron a sentirse a fines de 2021, cuando los "evistas" recomendaron a Arce hacer cambios entre sus colaboradores, algo que el presidente no hizo, y se acentuaron en noviembre cuando el Gobierno aceptó promulgar una ley sobre el censo de población que dio fin a una huelga en la región de Santa Cruz.

Morales calificó esa norma de "error histórico" y desde entonces, sus críticas contra el Gobierno de Arce son casi diarias.

(c) Agencia EFE