Anuncios

Diputados México aprueban modificar sistema electoral en medio de crecientes críticas

Un diputado del opositor Partido Acción Nacional (PAN) habla sobre una controvertida reforma electoral impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador en el Congreso.

CIUDAD DE MÉXICO, 7 dic (Reuters) -La Cámara de Diputados de México aprobó el miércoles diversos cambios legales que buscan reformar el sistema electoral, entre denuncias de la oposición sobre presunta inconstitucionalidad y la amenaza de que las modificaciones a las leyes sean recurridas ante el máximo tribunal del país.

El martes, una polémica reforma constitucional en la materia impulsada por el presidente Andrés Manuel López fue rechazada en la cámara baja, donde no alcanzó los dos tercios de votos que requería. Según los críticos, la propuesta tenía el potencial de socavar la independencia de las autoridades electorales.

Tras ello, el partido gubernamental Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y sus aliados presentaron y aprobaron de madrugada un proyecto de decreto menos ambicioso para modificar varias leyes secundarias, para lo cual solo necesitaban la mayoría simple de los votos.

"Aunque ayer (martes) se vetó la reforma constitucional que desaparecía al INE (Instituto Nacional Electoral), esta madrugada los legisladores del gobierno aprobaron la reforma secundaria que elimina áreas enteras del INE. Avanzó así la embestida autoritaria contra las elecciones limpias", sostuvo Ciro Murayama, consejero del INE.

"Las reformas democráticas se hicieron para resolver problemas políticos. Hoy es al revés: tenemos elecciones limpias y genuinas, pero la reforma del gobierno daña al sistema electoral. México se debate entre autoritarismo y democracia. Esta reforma es un retroceso autoritario", agregó.

A pesar de que la nueva propuesta es más limitada que la reforma constitucional, ha despertado suspicacias dentro de la oposición política y del propio INE porque, entre otras cosas se pretende recortar su presupuesto al reorganizar y delimitar sus tareas administrativas y cerrar oficinas, lo que permitirán un ahorro de 150 millones de dólares anuales.

Además, se plantea reducir los salarios de los consejeros -que ganan más que el presidente López Obrador-, prohibir a partidos y a candidatos independientes difamar al Gobierno y reducir las sanciones a aspirantes que violen la ley electoral.

"En todas estas modificaciones no hay ninguna inconstitucionalidad porque se respetó lo que mandata la Constitución", dijo el secretario de Gobernación, Adán López.

A mediados de noviembre, una multitudinaria protesta contra la iniciativa del mandatario congregó a decenas de miles de personas en las calles. La insistencia de AMLO por aprobar su iniciativa ha tenido un resultado inesperado: unir a una oposición fracturada y envalentonarla de cara a las elecciones regionales del próximo año.

(Reporte de Raúl Cortés Fernández y Diego Oré)