Diplomacia de vacunas: EE.UU. donará otras 20 millones de dosis

·3  min de lectura
El presidente Joe Biden
El presidente Joe Biden

WASHINGTON.- El gobierno de Joe Biden enviará a otros países 20 millones de dosis de las vacunas autorizadas de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson a fines de junio, una entrega que se sumará a la donación ya anunciada de hasta 60 millones de dosis de AstraZeneca, y que terminará de colocar a Estados Unidos al frente de la pelea en la diplomacia global de las vacunas que hasta ahora ha tenido como actores principales a Rusia y China.

La nueva donación de Estados Unidos llega en momentos en los que la pandemia del coronavirus continúa haciendo estragos en la India y América latina, y mientras Europa todavía intenta imprimirle velocidad a su lenta campaña de vacunación.

“Estamos tomando un paso adicional para ayudar al mundo”, dijo Biden, al anunciar la medida, en un mensaje en la Casa Blanca, que, como siempre, brindó acompañado de la vicepresidenta, Kamala Harris, parada a su lado, detrás.

Biden, decidido a sumarse a la diplomacia global de las vacunas
Biden, decidido a sumarse a la diplomacia global de las vacunas


Biden, decidido a sumarse a la diplomacia global de las vacunas

Con la nueva donación de vacunas, la Casa Blanca pondrá en las próximas semanas un total de 80 millones de dosis de vacunas disponibles para los países más afectados por la pandemia del coronavirus, el 13% de las vacunas producidas por el país hasta fines de junio, puntualizó el mandatario norteamericano.

El gobierno de Biden también respaldó una suspensión temporal de las patentes de las vacunas contra el coronavirus para permitir que otros países puedan elaborarlas, un giro histórico en la política de Estados Unidos que generó elogios pero también rechazos en Europa y en la industria farmacéutica.

“Son más vacunas de las que cualquier país ha compartido hasta la fecha. Cinco veces más. Es más que Rusia y China, que han donado 15 millones de dosis. Se habla mucho de la influencia de China y Rusa con las vacunas. Queremos liderar al mundo con nuestros valores”, dijo Biden.

“Así como en la Segunda Guerra Mundial Estados Unidos fue el arsenal de la democracia en la lucha contra la pandemia de Covid-19 nuestra nación será el arsenal de vacunas con el resto del mundo”, reiteró el mandatario, una de sus frases de cabecera de las últimas semanas.

Biden dijo que no buscarán obtener “favores” con las vacunas, sino que trabajarán con el mecanismo Covax y con otros socios para que las vacunas se distribuyen de una forma equitativa y sigan la ciencia.

El anuncio de Biden llegó poco después de una conferencia de prensa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la cual el director general, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que los países con altas tasas de vacunación como Estados Unidos tenían que hacer más para ayudar a los países que estaban siendo golpeados más fuerte por la pandemia, una dinámica que para los expertos pone en riesgo la lucha global contra el coronavirus.

“Hay una enorme desconexión en aumento donde, en algunos países con las tasas de vacunación más altas, parece haber una mentalidad de que la pandemia ha terminado, mientras que otros están experimentando enormes oleadas de infección”, dijo el jefe de la OMS.

La campaña de vacunación global ha mostrado una fuerte disparidad, con altas tasas de vacunación en las naciones desarrolladas, que han acaparado la mayor cantidad de vacunas producidas hasta el momento, y prácticamente un avance nulo en las naciones más relegadas. El cálculo de los expertos es que el mundo necesitará al menos 11 mil millones de vacunas para poder doblegar la pandemia, pero hasta el momento se han producido menos de 2000 millones debido a los cuellos de botella en las cadenas de producción.

La Argentina es uno de los países que espera beneficiarse de las donaciones de Estados Unidos. El gobierno de Alberto Fernández ha desplegado gestiones en Washington para garantizar que parte de las dosis que donará Estados Unidos lleguen al país, donde el avance de la inmunización ha estado por debajo de las expectativas.