Diego Luna: ‘Star Wars nunca cruzó mi mente, yo era feliz siendo un fan’

Para Diego Luna, la mera idea de ser parte de la franquicia de Star Wars era extraña. “Ni siquiera lo pensé. Estaba bien siendo solo un fan”. Ahora, el actor mexicano protagoniza la serie Andor (Disney+), en la que reencarna a su personaje Cassian de la película Rogue One, de 2016.

La serie está ambientada cinco años antes de esa película. “Mucho antes de que [Cassian] entendiera que era capaz de hacer eso. Mucho antes de que se comprometiera con la causa, mucho antes de que creyera en el cambio”.

Parte de lo que hace que la participación de Diego Luna en la serie sea tan única es precisamente lo que antes le preocupaba que fuera un obstáculo: su acento mexicano.

“Para mí, el interpretar a un personaje así, con el que pudiera sentirme cómodo y que tuviera sentido en términos de contexto, acento, todo; en ese entonces no pensé que hubiera espacio para eso en Star Wars“.

En última instancia, Diego Luna cree que, pese a que Andor“ocurre en una galaxia muy, muy lejana”, la “diversidad y complejidad” del programa de televisión es la evolución perfecta de la narración de Star Wars y “refleja el mundo en el que vivimos” hoy.

“Tenemos la responsabilidad de ser diferentes, y para eso está Andor“, acota el actor mexicano.

CONVERSACIÓN CON DIEGO LUNA

—¿Alguna vez pensaste que serías parte de la franquicia de Star Wars? —preguntamos a Diego Luna.

—No, nunca. Ni siquiera cruzó mi mente. Yo estaba bien siendo solo un seguidor. Crecí haciendo teatro en México, luego comencé a hacer cine y televisión. No fue hasta los 20 años que realmente comencé a viajar por mi trabajo. Estaba muy feliz trabajando en la Compañía Nacional de Teatro aquí [en México] y haciendo cosas que amaba y trabajando con gente increíble. Yo estaba de hecho a la idea de eso.

“Y luego llegó Y tu mamá también y las cosas empezaron a cambiar. Empecé a viajar mucho. Para alguien como yo se sintió especial porque había una oportunidad de participar en proyectos, no solo en Estados Unidos, sino en Europa y América Latina.

“El poder interpretar a Cassian Andor así, que me sentiría cómodo y tuviera mucho sentido, en términos de contexto, acento, todo; en ese entonces no creía que hubiera espacio para eso en Star Wars. Pero no soy el tipo de persona que desee estar en otro lugar o [en] el viaje de otra persona”.

STAR WARS HA EVOLUCIONADO

—Es único ver y escuchar a alguien como tú en un proyecto de Star Wars, y creo que le hará mucho bien a la gente. ¿Eso te llamó la atención?

—Creo que no se puede hablar Star Wars como si fuera una sola cosa, porque ha ido evolucionando, transformándose a lo largo de las décadas. Star Wars le habla a una audiencia de la edad de mi padre y mi hijo también, es enorme. Se transforma. Y creo que siempre es un comentario de sus tiempos.

“Si vuelves a visitar esas primeras películas de los años 70 y 80, puedes darte cuenta de que están haciendo un comentario sobre ese mundo. Y ahora, desde lejos, parece muy político y social, aunque no de ser Star Wars. Creo que el Star Wars al que me uní está haciendo un comentario acerca del mundo en el que vivimos, donde las cosas están cambiando, la forma de contar historias está cambiando.

“Aunque sucede en una galaxia muy, muy lejana, al final terminamos reflexionando sobre el mundo en el que vivimos. Está lleno de diversidad y complejidad”.

Star Wars-Diego Luna
Cassian Andor (Diego Luna) en ‘Andor’, de Lucasfilm, en exclusivo a través de Disney+. (Foto: ©2022 Lucasfilm Ltd. & TM)

ES EL STAR WARS MÁS ATERRIZADO

—Entonces, ¿dónde tiene lugar Andor en el universo de Star Wars?

—Si viste Rogue One, tiene un principio y un final. Así que ahora vamos cinco años antes de Rogue One. Esta primera temporada —estamos haciendo dos temporadas— se trata de ese primer año. Vamos a conocer al hombre que vimos en Rogue Onemucho antes de que entendiera que era capaz de hacer eso. Mucho antes de que se comprometiera con la causa, mucho antes de que creyera en el cambio. Y vamos a verlo no solo a él, sino a su comunidad.

“Es el Star Wars más aterrizado. Creo que este es sobre la gente, es sobre el despertar de una revolución. Profundizaremos en las rebeliones y seremos testigos de la realidad no solo de las personas de su comunidad, sino de ambos bandos.

“Es un momento en el que el Imperio tiene el control total de la galaxia, así que vamos a ver a las personas que trabajan para el Imperio y cómo son sus vidas. Tenemos que entender el contexto. Para que llegue una revolución, tenemos que entender lo que significa la opresión. Estas son comunidades marginadas, donde la libertad no es para todos. Y vamos a ver por qué. Por qué es necesario este movimiento”.

TENEMOS LA RESPONSABILIDAD DE SER DIFERENTES

—Creo que esa es una de las cosas más convincentes, cómo Andormuestra el impacto del Imperio en tantos distintos tipos de personas, muchas de las cuales representan comunidades marginadas no solo en Star Wars, sino en el mundo real.

—Con Rogue One tuvimos la oportunidad de ser diferentes. Hoy creo que tenemos la responsabilidad de ser diferentes, y para eso está Andor. Es una especie de satélite en el universo de la saga original de Star Wars. Este nuevo formato que está explorando Star Wars ahora es un formato largo, y se supone que es diferente porque también tenemos un principio y un final. El final todo el mundo lo sabe.

“Se anunció que solo estamos haciendo estas dos temporadas (ya estamos trabajando en la segunda). Podemos contar una historia de principio a fin, y es una historia a la que puedes unirte. Incluso si no te importa Star Wars o no sabes qué es —lo cual me parece muy difícil de creer—, esta es la forma de comenzar. Si conoces Star Wars, si eres fan desde hace años, tendrá esa energía que tenía Rogue One, ese homenaje a la génesis de Star Wars en cuanto a lenguaje cinematográfico. Es como si no estuviéramos haciendo 12 episodios, sino cuatro películas”.

CONSTRUIR ALGO DESDE CERO

—El tono de Andor es serio, hay oscuridad, pero también una esperanza tremenda. ¿Qué tiene Andor que se siente diferente de otras cosas que hemos visto en la franquicia de Star Wars?

—Yo diría que la libertad. Con el guion que me ofrecieron en Rogue One tuvimos la posibilidad de construir algo desde cero. Esa película trata mucho sobre un suceso. La historia de fondo de los personajes es algo que estaba ahí para que la encontráramos, y ahora estamos contando esa historia, lo cual es increíble.

“Es interesante ver cómo sucedió un evento y por qué estas personas se involucraron, quiénes son y qué te lleva al punto en el que estás dispuesto a sacrificar todo por una causa. Así que creo que la gran diferencia entre este personaje y cualquier otro que conocemos probablemente es que tiene un pasado muy, muy oscuro.

“Él dice algo en Rogue One que es importante recordar: ‘He sido parte de esta lucha desde que tenía seis años’. Entonces puedes imaginar lo que eso significa, alguien que tuvo que renunciar a su infancia para unirse a una batalla porque lo orillaron. Eso dice mucho de alguien; sobre cuántas veces tuvo que dejar todo atrás”.

Star Wars-Diego Luna
Diego Luna como Cassian Andor en ‘Andor’, que seguirá al personaje en los cinco años anteriores a “Rogue One: A Star Wars Story”. (Foto: Lucasfilm Ltd.)

ENTENDER EL SENTIDO DE PERTENENCIA

“Para mí, es la historia de un refugiado, la historia de alguien que se ve obligado a moverse —continúa el actor mexicano—. Y ahí es que encuentro que hace eco del mundo en el que vivimos. Es alguien que se ve orillado a marcharse, y es alguien que entiende el sentido de pertenencia de una manera diferente.

“Y luego, como lo estábamos hablando, el acento es importante: si piensas en Rogue One, nadie comparte su acento. Claramente viene de otro lugar y encuentra una familia y un equipo al que puede pertenecer. Y creo que eso lo convierte en un personaje muy complejo, lleno de contrastes. Es difícil acercarse a este hombre desde los estándares morales de lo bueno y lo malo, lo correcto y lo incorrecto. Vive mucho en las áreas grises y es solo un hombre tratando de ser la mejor versión de sí mismo.

“Cuando lo encontramos, es en un momento muy oscuro, en un momento muy egoísta. Será interesante ver qué tiene que suceder, qué es lo que detona en las personas el de repente darse cuenta de que puedes ser útil, comprendes que eres capaz de unirte a otros y formar parte de algo más grande”.

TODO VIENE DE MIS ANTECEDENTES

—También eres productor en Andor. De hecho, dirigiste y produjiste varios proyectos en el pasado. ¿Qué disfrutas tanto del proceso detrás de escena?

—Creo que primero empecé produciendo y luego dirigiendo. Todo viene de mis antecedentes. Mi padre es escenógrafo. Trabaja principalmente en teatro, pero crecí viendo todo el proceso. Crecí siendo parte del proceso desde cero. Desde el momento en que las cosas son solo ideas y personas, reunir y comenzar a formar un equipo, y luego aprendí a disfrutar esa parte del proceso y comprender cuánto se decide allí. Cuánto importa ese proceso y cuánto hace que los proyectos resulten diferentes.

“Como actor siempre estás invitado a una parte muy importante del desarrollo, pero no a muchos momentos en los que realmente puedas tener un aporte y transformarte con el proyecto. Muchas veces, como actor, ni siquiera sabes de qué proyecto formaste parte hasta que lo ves”.

DISFRUTÉ MUCHO DEL PROCESO

“Empecé a querer involucrarme —prosigue Diego Luna—. Me di cuenta de que disfruté mucho del proceso. Recibes mucha atención en este trabajo, a veces por las razones equivocadas, y solo quería llamar esa atención para ser parte de los proyectos de otras personas y ayudar a otros a contar sus historias y aprender de su proceso. Y luego, cuando nació mi hijo, decidí dirigir por primera vez. Eso fue hace 14 o 15 años. Desde entonces ha sido increíble, porque puedo [formar] parte de lo que amo, que es contar historias, pero desde diferentes posiciones.

“A veces es necesario dar un paso atrás, trabajar con otros, pero no tener que tomar decisiones, o simplemente plantear preguntas, que básicamente fue lo que hice en este proyecto como productor. Es mejor plantear las preguntas cuando se necesitan y cuando hay tiempo para reaccionar, porque en Rogue One sentí como si me hubieran arrojado a un vehículo que ya estaba en movimiento. Me acababa de abrochar el cinturón de seguridad. Pero ahora [en Andor] tuve tiempo para protegerme y transformarme junto con el proyecto, que es lo mejor que puedes obtener”.

Star Wars-Diego Luna
Diego Luna y Gael García Bernal. (Foto: Jean-Paul Aussenard/WireImage)

NO ES ALGO A LO QUE DEBAS ACOSTUMBRARTE

—¿Qué se siente ser un juguete? Debe sentirse extraño, verse a sí mismo por ahí en la mercancía oficial.

—Definitivamente. Intento no pensar demasiado en ello. Pero te diré, en primer lugar, creo que es una locura. No es algo a lo que debas acostumbrarte. Si un día te acostumbras, estás arruinado, se acabó. Quiero decir, no es normal. Debes jugar con juguetes que estén lo más lejos posible de tu padre. Pero esta mañana salí de la habitación de mi hijo, mi hija estaba dormida, pero mi hijo estaba despierto y yo viajé por trabajo. Así que dije ‘me voy’, y él dijo: ‘¿Qué pasó con el juguete?’ Porque le había prometido el juguete. Le di el juguete que a mí vez me dieron, uno de estos que tiene la cabeza grande. Se lo di. Me fui. Y dije adiós. Y cuando estaba en el auto, dije: ‘Esto está muy mal. Solo le di un juguete para decirle: papá está aquí en una forma extraña, muy extraña. Aquí está mi juguete para que me recuerdes. Bueno, ya me voy’.

“Fue muy raro. Tan ridículo. De todos modos, es parte de la aventura. Lo bueno es que mis hijos ya son mayores y creo que están en condiciones para vivir esto tal y como es. También conocen mi trabajo en México, y me fueron a ver al teatro hace poco en Madrid, frente a 250 personas.

“Así que un momento muy íntimo de lo que es mi trabajo no sucede necesariamente en la juguetería. Es como si existiera otro lado, ellos lo entienden. Así que creo que estarán bien. Me preocupo más por mí”.

NUESTRO VIAJE ES EL VIAJE DE MUCHOS

—Y tu mamá también fue enorme. Fue la primera película extranjera que vi. ¿Cómo la ves en retrospectiva?

—Me recuerda cómo deberían ser las cosas. Es cuando esperas hacer esa película que será recordada para siempre que haces la peor mierda que puedes hacer. Es cuando tu atención está ahí, que estás equivocado. Y es cuando estás pensando en la historia, cuando te golpea profundamente y tiene sentido para ti, entonces es que alguien más logra conectarse.

“Nuestro viaje es el viaje de muchos. Así que creo que es exactamente por eso: porque fuimos humildes, porque estábamos tratando de hacer lo mejor posible. A pesar de que filmamos con un gran director [Alfonso Cuarón], todavía luchamos en términos de presupuesto. Teníamos que ser creativos y ambiciosos y resolver las cosas rápido. Eso te mantiene en el lugar correcto creativamente, creo.

“Y tiene que ver mucho con el momento. Hay tantas películas increíbles que salen y nadie las ve porque, no sé, la gente no estaba lista, consciente, sea lo que sea, pero creo que hay algo de magia en torno a proyectos como Y tu mamá también. No es solo la película que hicimos, es el momento en el que salió y lo que significó para la gente, y también la suerte que tuvimos durante el viaje. Fuimos al Festival de Cine de Venecia y ganamos. Fue grandioso. Fue una experiencia increíble. Recuerdo que estábamos muy felices, muy felices y emocionados. La película estaba recibiendo excelentes críticas, atención, premios y todo”.

EL CINE TAMBIÉN SE TRATA DEL MOMENTO CORRECTO

“Luego aterrizamos en Toronto y era 11 de septiembre —añade el actor mexicano—. De repente, la película no significaba nada. Lo que estamos haciendo aquí no significa nada a menos de que la gente necesite el festival para distraerse de todo y encontrar algo de alivio, para poder tomar un respiro. Solo digo esto porque cualquier película que se suponía que estrenaría ese año en Toronto no tuvo la suerte que tuvimos nosotros. De forma que el cine también se trata del momento correcto.

“Y el cine es solo cine, al final la vida es lo que importa, el mundo que estamos retratando y sobre el que contamos historias, eso es lo que realmente importa. Y a veces el mundo está listo para una historia. Y otras veces no lo está. A veces suceden otras cosas que importan más que la película y solo tenemos que seguir adelante y hacer otra y otra.

“Lo recuerdo profundamente porque de repente todo lo que nos pasaba no era importante. Estábamos atrapados en Toronto, no podíamos volar de regreso a casa, viendo las noticias y sintiéndonos parte de una comunidad que se cuidaba a sí misma e intentaba mantenerse unida y comprender lo que estaba sucediendo. N

(Publicado en cooperación con Newsweek. Published in cooperation with Newsweek).

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Will Smith regresa con ‘Emancipation’ luego de bofetada en premios Óscar

Los Beatles en Japón: video inédito sale a la luz

‘La plastilina acerca más a las personas’