Anuncios

Sean “Diddy” Combs enfrenta una nueva demanda, ahora lo acusan de agresión sexual y "porno de venganza"

(CNN) -- Sean “Diddy” Combs recibió una segunda demanda en pocas semanas. En este caso se le acusa de drogar y agredir sexualmente a una mujer que afirma que, además, fue víctima de presuntas acciones de “porno de venganza” por parte del artista.

La demanda civil, presentada bajo la Ley de Sobrevivientes Adultos de Nueva York, nombra a Combs y sus compañías, incluida Bad Boy Entertainment, y es solo la más reciente de una serie de casos presentados contra hombres de alto perfil, entre otros, mientras la ventana para presentar una demanda bajo esta ley estatal retrospectiva cierra esta semana.

Sean "Diddy" Combs y Cassie Ventura llegan a un acuerdo para resolver la demanda que acusaba al magnate de violación

La demanda civil presentada en la Corte Suprema de Nueva York exige un juicio con jurado y busca daños y perjuicios. “La demandante presenta una acción para reparar las lesiones sustanciales y de por vida que ha sufrido como resultado de haber sido drogada, agredida y abusada sexualmente, y de ser víctima del ‘porno de venganza’ que Sean Combs o 'P. Diddy' creó y distribuyó”, afirma la demanda presentada en la Corte Suprema de Nueva York.

Un portavoz de Sean “Diddy” Combs dijo que las acusaciones en esta nueva demanda contra el artista son "inventadas y no creíbles", y agrega que la medida representa "puramente un intento de apropiarse de dinero".

"La historia de la señora Dickerson de hace 32 años es inventada y no es creíble”, añadió. "El señor Combs nunca la agredió e implica a empresas que no existían. Esto es puramente un intento de apropiarse de dinero y nada más".

Un representante de Bad Boy Entertainment no estuvo disponible de inmediato para hacer comentarios.

La presunta víctima, Joi Dickerson-Neal, era estudiante de la Universidad de Syracuse en el momento del incidente de 1991 y había aparecido previamente con Combs en algunos videoclips de un material musical.

La demanda alega que ella aceptó una cena en un restaurante de Harlem "a regañadientes" con Combs durante las vacaciones de enero, cuando él la "presionó" para que le hiciera compañía mientras él atendía "algunas cosas en la ciudad".

La demanda alega que durante su cita él la "drogó intencionalmente", "lo que provocó que se encontrara en un estado físico en el que no podía pararse ni caminar de forma independiente".

Se alega en la demanda que mientras estaba cenando, ella fue a ir al baño y dejó su bebida "desatendida".

En el auto, la demanda alega que dio una calada a un “porro” bajo la presión de Combs, y “a partir de ese momento, la memoria de la demandante está incompleta”.

“Conduciendo primero a un estudio de música donde no podía salir del auto, Combs se dirigió al lugar donde se alojaba para agredirla sexualmente”, alega la demanda.

"Debido a que había sido drogada, la demandante carecía de la capacidad física o mental para defenderse de Combs", dice la demanda.

La demanda señala que Combs grabó en video la agresión sexual y días después un amigo le reveló a Dickerson que lo había visto.

“Horrorizada, la señora Dickerson preguntó cuántas personas más lo habían visto, a lo que él respondió: 'todos'”.

A partir de entonces, Dickerson alega que su vida “cayó en picada”: fue ingresada en el hospital por depresión severa e ideas suicidas, afirma la demanda.

Según la demanda, Dickerson presentó informes policiales en agencias no especificadas en Nueva York y Nueva Jersey y habló con "varios fiscales" con la esperanza de presentar cargos, y le dijeron que "las acusaciones tendrían que ser corroboradas".

La demanda continúa diciendo que Combs logró un "gran éxito" con el lanzamiento de la carrera del difunto Notorious B.I.G., cuyo exitoso sencillo Juicy llegó a las listas de Billboard, y afirma que los testigos estaban "aterrorizados de que Combs tomara represalias contra ellos y perdieran futuras oportunidades comerciales y musicales si hacían una declaración en apoyo” de ella.

La acusadora trataba de afianzarse en el sector de la música trabajando como buscadora de locaciones para un camarógrafo de la industria y, a pesar de sus acusaciones de "dolor emocional", continuó trabajando en el sector de la música en una empresa de gestión de DJ después del incidente, afirma la demanda.

Finalmente se fue porque la "estrella de Combs seguía ascendiendo y su presencia era ineludible", según la demanda.

“Fue la presentación de la demanda por su abuso de Cassie Venture [sic] el 16 de noviembre de 2023, lo que la obligó a enfrentar su agresión nuevamente”, dice la demanda.

Ventura, exnovia de Combs, acusó al rapero y productor de años de abuso sexual, violación y trata en una demanda que, según Combs, se resolvió “amistosamente” un día después de la presentación.

El representante de Combs en ese momento dijo que "de ninguna manera era una admisión de irregularidades" y "de ninguna manera socava su rotundo rechazo de las acusaciones".