Anuncios

Di María, dueño de “un fútbol sin edad”: un gol, una asistencia y una ovación más en Benfica

Di María celebra de cara a los hinchas de Benfica, en el estadio Da Luz
Di María celebra de cara a los hinchas de Benfica, en el estadio Da Luz - Créditos: @PATRICIA DE MELO MOREIRA

Las estadísticas de Ángel Di María son apenas un disparador que sirve para poner en foco una carrera excepcional. A un mes de cumplir 36 años, el rosarino transita los que podrían ser sus últimos meses en Europa -si es que decide regresar a Rosario Central a mitad de 2024- en el club que le dio un nombre en el Viejo Continente: Benfica.

Allí vivió tres años magníficos, entre 2007 y 2010, que fueron el puntapié para su lanzamiento a los grandes clubes: Real Madrid, Manchester United, PSG y Juventus se fueron encadenando en una carrera top. Y ahora, que bajó un escalón para situarse otra vez en Portugal, Di María sostiene un alto nivel. Como en casi toda su carrera. Este viernes, por caso, fue la figura del triunfo de su equipo ante Boavista por 2-0 como local, en la liga lusa.

Quizás, la mejor manera de retratar el estado de gracia en el que vive quien se consagró campeón del mundo en el Mundial de Qatar sea transcribir el comentario que le dedicó el diario “A Bola” (principal medio deportivo de Portugal) luego del partido de este viernes. Se puede leer: “El fútbol de Di María no tiene secretos y lo que sigue asombrando es que el astro argentino sigue haciendo lo de siempre, lo que los rivales saben que va a hacer, pero sin que nadie pueda pararlo. Varió sus bandas, hizo centros magistrales, remates que casi llevan a gol, marcó uno que fue anulado, marcó el primero en un remate clásico (ahí está), pero técnicamente perfecto, y asistió a Marcos Leonardo para el segundo. Y Di María, aunque parezca mentira, ¡terminó el partido dando volteretas para ganar el balón en el mediocampo defensivo de los Reds! Tiene 35 años, pero sigue jugando un fútbol sin edad”.

Grita Di María, en otra gran noche suya
Grita Di María, en otra gran noche suya - Créditos: @PATRICIA DE MELO MOREIRA

Di María abrió el marcador a los 16 minutos del segundo tiempo con un remate de media distancia que sorprendió al arquero Joao Goncalves, porque se trató de un centro del argentino desde la derecha que buscaba la cabeza de un compañero, pero la pelota picó y se terminó metiendo contra el palo derecho del arco visitante. De esta manera, Fideo alcanzó su séptimo grito en la liga portuguesa y continúa como máximo goleador de las “Águilas”. Y habría más: sobre el cierre del partido, Di María asistió al brasileño Marcos Leonardo en el minuto 49 -su segundo pase gol en lo que va del campeonato-, que remató el partido. Enseguida, el entrenador, Roger Schmidt, le hizo un guiño al argentino, elegido luego como el mejor del partido: lo quitó del campo para que recibiera una ovación.

Con su última exhibición, Di María alcanzó las cifras de 25 partidos, 11 goles y 3 asistencias en lo que va de la temporada con Benfica, que se está recuperando luego de ser eliminado en la fase de grupos de la Champions League. La conducción del argentino resulta determinante en la búsqueda del objetivo principal: revalidar el título de campeón portugués conseguido en la temporada anterior.

La gran noche de Di María

Su compatriota Nicolás Otamendi, capitán del equipo, también fue titular y rindió muy bien: fue calificado con 8 puntos por A Bola. “Un campeón en defensa, con cortes decisivos y autoritarios, y un jefe en la forma en que fue uno de los primeros en empujar al equipo hacia adelante, saliendo con el balón con gran calidad, en el pase corto y en el pase largo. En el minuto 3 remató de cabeza por encima del travesaño, en el 24 saltó dentro del área y, también de cabeza, ofreció a Morato un gol inminente y, en el 90, habilitó a Di María con un pase fantástico para que su compatriota argentino ofreciese a continuación a Marcos Leonardo el segundo gol de la noche”, destaca el diario.

En la platea estuvo el nuevo compatriota del plantel: Luca Prestianni. El extremo, fichado por el Benfica procedente de Vélez por 9 millones de euros, llegó a Lisboa el 5 de enero y ya se entrena con el plantel, pero sólo podrá firmar el 31 de enero, cuando cumpla 18 años. El acuerdo durará hasta 2029.

Benfica no le pierde la pista al líder, Sporting Lisboa, y se mantiene a un punto, con 45 unidades.