Detienen a "El General Borja", papá del líder de La Unión Tepito

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 10 (EL UNIVERSAL).- Detectives de la Policía de Investigación (PDI) con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y el Centro Nacional de Inteligencia/Centro Nacional de Fusión de Inteligencia (CNI/CENFI), detuvieron a Alberto Ramírez, alias "El General Borja", padre de Eduardo Ramírez Tiburcio "El Chori", líder de La Unión Tepito y objetivo prioritario de las autoridades.

Como resultado las investigaciones, el Ministerio Público de la FGJ y agentes, dieron cumplimiento de órdenes de cateo en cuatro inmuebles localizados en las alcaldías Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero y Venustiano Carranza.

En un inmueble de la colonia Morelos, alcaldía Cuauhtémoc, fueron detenidos María Rayo Tiburcio y "El General Borja", ambos familiares de "El Chori".

Alberto Ramírez es el dirigente de una célula dedicada a los delitos contra la salud, en su modalidad de narcomenudeo, extorsión, clonación de tarjetas, invasión de predios, venta y distribución de droga en colonias de las alcaldías Venustiano Carranza, Benito Juárez. Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc.

Su principal zona de operación son las colonias Centro, Morelos, Peralvillo, Doctores, Obrera, Buenos Aires, Santa María La Ribera y San Simón Tolnáhuac.

Tras la detención de Roberto Moyado Esparza "El Betito", y Óscar Andrés Flores alias "El Lunares", "El Chori" retomó el control de algunas células delictivas al servicio de La Unión Tepito, mismas que era subcontroladas y dirigidas por "El General Borja".

Resultados del operativo

Los objetos asegurados en ese cateo fueron aproximadamente 399 dosis de cocaína; una bolsa que contenía vegetal verde a granel, además de cerca de 20 dosis del mismo vegetal; un arma corta, cartuchos y un chaleco balístico.

En la colonia Quinto Tramo, de 20 de Noviembre, alcaldía Venustiano Carranza, fueron asegurados un aproximado de 100 dosis de marihuana; casi 203 dosis de posible cocaína, un arma tipo revólver y unos candados de mano.

En los cateos realizados en la colonia Tepeyac Insurgentes y Lagunilla Centro, alcaldías Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc, respectivamente, no se encontraron personas ni indicios constitutivos de delito.

En seguimiento a una indagatoria iniciada por delitos contra la salud, en su modalidad de narcomenudeo, y extorsión, detectives de la Policía de Investigación (PDI) realizaron trabajos de campo y gabinete, e intercambiaron información con el Centro Nacional de Fusión de Inteligencia y la Sedena.

Con la información obtenida, el agente del Ministerio Público de la Fiscalía de Investigación de Asuntos Relevantes, de la Coordinación General de Investigación de Delitos de Alto impacto, solicitó órdenes de cateo para cuatro inmuebles.

Tras obtener las Técnicas de Investigación de Control Judicial Diligencias de Cateo, el representante social ordenó la intervención de agentes del Grupo Especial de Reacción e Intervención (GERI) de la Policía de Investigación (PDI), quienes en coordinación con peritos y personal ministerial, con el apoyo perimetral de elementos de la Sedena, ejecutaron el mandamiento judicial.