No puede detener a mi quinto agresor: María Elena Ríos

·3  min de lectura

OAXACA, Oax., septiembre 7 (EL UNIVERSAL).- María Elena Ríos Ortiz, saxofonista originaria de Santo Domingo Tonalá, comunidad de la región Mixteca de Oaxaca, quien es sobreviviente de un intento de feminicidio cometido mediante un ataque con ácido, denunció que se protege al presunto autor intelectual, el exdiputado priista Juan Antonio Vera Carrizal, por lo cual se ha evitado la aprehensión de su hijo, Juan Antonio Vera Hernández, el quinto implicado en el caso.

A casi tres años del atentado que buscaba quitarle la vida aquel 9 de septiembre de 2019, María Elena acudió este martes a la Cámara de Diputados para pedir a la Fiscalía General de la República que atraiga la investigación de su caso, pues dijo que la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) no ha dado resultados.

Durante su intervención María Elena relató que en una reunión el pasado 25 de agosto en la Ciudad de México, el Fiscal General de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo, le dijo que tenía una estrategia para detener a mi agresor, pero simplemente fue un argumento para hablar con ella a solas.

"Lo que me dijo es que, lo siente mucho, que no va a detener a mi agresor porque no quiere problemas con el gobernador". Lo anterior porque aseguró que ambos tienen en común negocios de hidrocarburos. "Estoy solicitándole al Fiscal General Alejandro Gertz Manero que por favor atraigan mi carpeta, Arturo Peimbert ha dicho que ha hecho la solicitud y a mí no ha hecho saber ningún informe", agregó.

Ésta no es la primera vez que la saxofonista intenta que la Federación atienda su caso. Pues, comentó, en repetidas ocasiones ha buscado al subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, quien no contesta sus llamadas.

María Elena acudió a la Cámara de Diputados, en la capital del país, por invitación de la legisladora morenista, María del Carmen Peláez, frente a quien cuestionó al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien, "se dice muy cercano a la gente pero gobierna desde su palacio de rey. A mí no me tocó la cuarta transformación, me tocó el ácido", insistió.

El pasado 25 de agosto, el gobierno de Oaxaca informó que retirará la asistencia médica privada a Ríos Ortiz, pero que continuará recibiendo ayuda a través del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR).

Mientras que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) llamó al gobierno estatal a no revelar datos personales ni cifras sobre el tratamiento de la joven, advirtiendo que dichos actos constituyen violencia institucional.

También aseguró en un comunicado, que las autoridades de Oaxaca no han acreditado las cifras que dieron a conocer y que rebasan los 2 millones de pesos por concepto de apoyos que María Elena supuestamente ha recibido, por lo que pidió respetar su información personal.

En tanto, María Elena afirmó que iniciaría un proceso contra el gobierno de Oaxaca por violencia de género.

EL UNIVERSAL solicitó una postura a la Fiscalía de Oaxaca sobre los señalamientos en contra de Peimbert Calvo, pero hasta ahora no se ha obtenido respuesta.