Desvían vuelo para expulsar a pasajero “salvaje” y “muy borracho” que “orinó en el asiento”

·2  min de lectura

Un vuelo de Ryanair tuvo que desviarse para bajar a varios pasajeros problemáticos, incluido un hombre quien, según los informes, orinó en uno de los asientos del avión mientras estaba “muy borracho”.

El vuelo había salido del aeropuerto de Manchester con destino a Tenerife, España, el 18 de septiembre, pero tuvo que hacer una parada de emergencia en la isla portuguesa de Porto Santo para que la policía local pudiera sacar a los pasajeros rebeldes del avión.

Según los informes, el piloto no tuvo más remedio que realizar el aterrizaje temprano después de que estallaran una serie de discusiones a bordo.

El hombre acusado de hacer sus necesidades en el asiento contiguo al suyo parecía “borracho” y los asistentes de vuelo le habían dicho en numerosas ocasiones que se sentara, según un testigo presencial.

El viajero anónimo también afirmó que la tripulación de cabina, incluidos los pilotos, sabían que había problemas desde antes del despegue.

Agregó que el desorden continuó a pesar de las advertencias del piloto de que la policía podría involucrarse.

En declaraciones al Liverpool Echo, el pasajero contó: “El vuelo se retrasó en el aeropuerto de Manchester, por lo que hubo más tiempo para beber”.

“Por lo general, cuando te subes a un vuelo retrasado, lo primero que escuchas es que el capitán y la tripulación de cabina te dan la bienvenida a bordo y se disculpan por la demora”.

“Pero de inmediato, el primer anuncio fue ‘cualquiera que beba su propio alcohol o fume en los baños será expulsado del avión y, si es necesario, nos desviaremos’, por lo que supieron de este pasajero de inmediato”.

“El tipo era salvaje. Estaba muy borracho y se levantaba de su asiento y le dijeron que se sentara muchas veces”.

“Con el tiempo, quería ir al baño, pero le dijeron que no, así que se puso de pie y había un asiento vacío junto a él y solo se bajó el cierre y orinó en el asiento”.

El pasajero agregó: “La gente trataba de razonar con el hombre y hablar con él, pero se derrumbó. Fue una locura”.

Pero elogió a la tripulación de cabina “brillante” por cómo manejaron el incidente y aseguró que “manejaron la situación muy bien porque no fue agradable”.

Un portavoz de Ryanair declaró: “Este vuelo de Manchester a Tenerife (18 de septiembre) se desvió a Porto Santo después de que un pequeño número de pasajeros se volviera problemático durante el vuelo”.

“La aeronave aterrizó de manera segura, y la policía local sacó a estos pasajeros de la aeronave antes de que continuara hacia Tenerife”.