Anuncios

La historia de la joven Ahed Tamimi, símbolo de la resistencia palestina, y de otros prisioneros liberados por Israel

Ahed Tamini
Ahed Tamimi tras ser liberada el miércoles 29 de noviembre.

Más de 200 palestinos han sido liberados por Israel como parte del acuerdo por el que Hamás ha entregado a 110 rehenes que tenía retenidos desde el 7 de octubre.

Entre esos presos ya en libertad en Cisjordania hay algunos casos conocidos como el de la activista Ahed Tamimi, liberada el miércoles junto con otras 29 personas.

La joven de 22 años -quien integra una prominente familia del pueblo Nabi Salih en Cisjordania- se convirtió en un símbolo de la resistencia contra la ocupación israelí por protestar y confrontar a los soldados israelíes desde que tenía 11 años.

En 2017 fue condenada a ocho meses de prisión por darle un cachetazo y patear a un soldado israelí, después de que su primo de 15 años recibiera el impacto de una bala de goma en la cabeza durante una protesta.

El incidente fue filmado, y esto popularizó en todo el mundo la imagen de la adolescente, que entonces tenía 16 años.

Tras la incursión de Hamas a Israel, Tamimi fue arrestada a comienzos de noviembre por un posteo en Instagram que su familia dice que no fue escrito por ella.

El posteo por el cual fue detenida la joven ya no puede verse en línea, como tampoco la cuenta en la que fue publicado, que llevaba su nombre y su foto.

Según medios israelíes, ella había amenazado con “masacrar” a colonos judíos, pero su madre dijo que dicha cuenta no pertenece a su hija.

“Hay decenas de páginas en internet con el nombre de Ahed y su foto, con las que ella no tiene ninguna conexión", le dijo la madre a la agencia AFP en el momento de su arresto.

La noche del miércoles se vio a Tamimi, quien había sido retenida en la prisión de Damon, cerca de la ciudad israelí de Haifa, siendo puesta en libertad en Cisjordania.

Ahed Tamimi
Imágenes muestran a Ahed Tamimi, de 22 años, reuniéndose con su madre en Ramallah, en Cisjordania, tras ser liberada.
Ahed Tamini en 2012, cuando era una niña, enfrentándose a una soldado israelí.
Ahed Tamimi en 2012, cuando era una niña, enfrentándose a una soldado israelí.

Una periodista freelance y un joven que lanzó piedras

Entre los treinta palestinos liberados en las últimas horas se encuentran Marwat al-Azza, una periodista freelance que trabajó anteriormente con la cadena estadounidense NBC, y un niño de 14 años.

Ahmed Salayme
Ahmed Salayme, un exprisionero palestino liberado de una cárcel israelí, abrazó a su madre al llegar a su casa el 28 de noviembre.

El servicio de prisiones israelí djio que habían sido liberados de la cárcel de Ofer en la ocupada Cisjordania y del Centro de Detención de Jerusalén.

Al-Azza, de 45 años, fue arrestada a comienzos de mes en Jerusalén Oriental, bajo sospecha de incitar al terrorismo e identificarse con una organización terrorista por sus posteos realizados sobre el ataque de Hamás del 7 de octubre, en el que murieron 1.200 israelíes.

NBC cortó su vínculo con la periodista tras su arresto.

Ahmed Salayme, de 14 años, fue identificado por el medio Al Jazeera como otro de los liberados el martes.

En mayo, la página de Reino Unido Middle East Eye reportó que el adolescente había sido arrestado por lanzar piedras en Jerusalén Oriental.

En una entrevista tras su liberación, el joven le dijo a Al Jazeera que los guardias de la prisión habían propinado “una serie de golpizas” incluso a las prisioneras mujeres, el día que comenzó la guerra, el 7 de octubre.

Y añadió que le advirtieron que no podía celebrar su excarcelación: “No me permiten salir de mi casa, portar carteles o pancartas, usar un megáfono. Y si violo estas reglas, me llevarán (preso) de nuevo”, dijo.

De acuedo a medios israelíes, el ministro de Seguridad Nacional de Israel, Itamar Ben Gvir, prohibió a los palestinos celebrar la liberación de prisioneros. “Mis instrucciones son claras: no deberá haber expresiones de alegría. Las expresiones de alegría son equivalentes a respaldar el terrorismo”, afirmó.

La madre de Salayme comentó que las autoridades israelíes habían registrado varias veces la casa familiar antes de la liberación de su hijo, y que temía que este pudiera ser arrestado nuevamente en cualquier momento.

"Alegría indescriptible”

Entretanto, imágenes registradas el lunes –el cuarto día de tregua- mostraron al joven palestino liberado Muhammad Abu Al-Humus cuando se reunía con su madre y otros miembros de su familia en su casa en Jerusalén Oriental.

Al-Humus calificó su liberación como “una alegría indescriptible” y besó la mano de su madre, reportó AFP.

Otra persona liberada ese día fue Eitaf Jaradat. “El precio de nuestra libertad parecer ser muy caro”, dijo mientras su familia le daba la bienvenida.

“Siempre esperamos ser liberados y que nuestra gente esté en una buena situación. Pero este es nuestro destino, ser liberados mientras ellos (en Gaza) están en un mar de sangre”, le dijo la mujer a Reuters.

Jaradat fue arrestada en 2021, acusada de participar en un tiroteo que provocó la muerte de un colono israelí, señala la agencia.

Uno de los palestinos liberados el tercer día de intercambio fue el adolescente Mohammed Al-Awar, quien pasó 16 meses en prisión. Su madre dijo que tenía sentimientos encontrados sobre su liberación.

"Nuestra alegría es incompleta por el inmenso número de personas muertas en Gaza", afirmó en un video que mostraba su encuentro.

Otro adolescente, Abdurahman Al-Zaghal, también fue liberado, pero no se encontraba con el resto dado que estaba en un hospital israelí recibiendo tratamiento médico.

Al-Zaghal recibió un disparo en la cabeza y fue alcanzado por esquirlas en la parte inferior de su cuerpo en agosto, cuando iba a comprar pan, señaló su tío

Las autoridades israelíes dicen que el joven estaba tratando de lanzar una bomba molotov contra un puesto en un asentamieto en la zona.

El juicio a Al-Zaghal fue llevado a cabo en ausencia, mientras él estaba en cuidados intensivos.

El domingo se vio cómo se retiraba el brazalete electrónico de su pierna.

"Mareado de felicidad"

Mohammad dar-Darwish
Mohammad dar-Darwish estaba a la espera de su juicio por un cargo que niega.

De entre los prisioneros palestinos liberados el sábado, seis eran mujeres, mientras que el resto eran menores de 18 años.

Entre ellos estaba Mohammad dar-Darwish, quien fue retenido en una cárcel israelí por siete meses, acusado de lanzarle a soldados una bomba molotov. Él niega los cargos.

El joven dijo que estaba “mareado de felicidad” cuando llegó a su casa y encontró a su padre y hermano entre la multitud, esperando a los prisioneros para darles la bienvenida.

En conversación con la BBC, aseguró que los prisioneros fueron maltratados después del ataque del 7 de octubre. El servicio de prisiones de Israel dice que los ha tratado según dicta la ley.

Israa Jaabis
Israa Jaabis estaba entre el segundo grupo de detenidos palestinos liberados por Israel.

Entre las mujeres adultas liberadas se encontraba Israa Jaabis, sentenciada a 11 años de prisión en 2015 cuando su auto se prendió fuego a unos 1,5 km de un puesto de control en Cisjordania.

Israel dice que fue un intento de detonar un carro bomba, y por ello fue condenada, pero Israa Jaabis –ahora de 38 años- niega las acusaciones, y su familia señaló anteriormente que el fuego se inició por una falla en el motor.

La mujer sufrió quemaduras faciales graves durante el incendio, pero su solicitud de una cirugía fue rechazada por las autoridades de la prisión israelí.

Tras ser liberada después de cumplir ocho años de sentencia, se la vio abrazando a su hijo Mua'tassim, de 15 años, que tenía 8 cuando fue arrestada.

Algunos de los prisioneros liberados bajo el acuerdo fueron arrestados cuando aún eran adolescentes.

Marah Bakeer fue sentenciada a ocho años y medio de prisión por un ataque con cuchillo a un agente de policía fronterizo cuando tenía 16 años. Tras regresar con su familia, en Jerusalén Oriental, dijo estar “emocionada” y contó que solo supo de su liberación unas horas antes de que ocurriera.

Nourhan Awad, de 23 años, cumplió ocho años de una sentencia de diez antes de ser liberada el sábado.

Fue condenada por un apuñalamiento en Jerusalén, y la policía le disparó durante su arresto. A su primo le dispararon y lo mataron durante el mismo episodio.

Fue filmada tras su liberación corriendo hacia su familia en Qalandia, Cisjordania, y dijo que iría a visitar la tumba de su primo antes de regresar a casa.

La lista de 300 prisioneros

Por el momento, la información sobre la identidad de los palestinos liberados es escasa.

La semana pasada, el Ministerio de Justicia de Israel publicó una lista de 300 prisioneros que podrían ser elegidos para ser liberados como parte de los intercambios.

La mayoría son hombres, y más de un tercio son menores de edad.

Los más jovenes de la lista tienen 14 años.

Prisioneros palestinos liberados
Los prisioneros palestinos liberados fueron recibidos por multitudes que los vitoreaban en las calles de Cisjordania.

Las personas que figuran en el listado elaborado por Israel están acusadas de diversos delitos, desde lanzar piedras hasta incitación e intento de asesinato.

Menos de un cuarto habían sido condenados, la gran mayoría estaba en prisión preventiva a la espera del juicio.

Según informa el Washington Post, la lista incluye personas de Gaza, pero la mayoría son de Cisjordania y Jerusalén Oriental, donde la violencia ha aumentado en años recientes en medio de la expansión de los asentamientos de colonos judíos.

Bajo los términos de la tregua, tres palestinos son liberados a cambio de cada rehén israelí devuelto de Gaza.

Según Amani Sarahneh, portavoz de la Sociedad de Prisioneros Palestinos, antes de que comenzara el intercambio Israel tenía 7.200 prisioneros.

Desde que comenzó la guerra, señala la organización, las fuerzas israelíes han arrestado a cerca de 3.300 palestinos, incluyendo algunos que fueron liberados pocos días después.

Línea gris
Línea gris

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.