Despiden a ingeniero químico de farmacéutica GlaxoSmithKline por usar insultos racistas y homofóbicos en avión

·4  min de lectura

La empresa farmacéutica y de biotecnología GlaxoSmithKline despidió a uno de sus empleados por decir insultos racistas y homofóbicos en un vuelo de American Airlines.

En un vídeo viral publicado en Reddit y Twitter, se puede ver al hombre caminar por el pasillo del avión mientras le grita a otros pasajeros antes de anunciar al avión que trabajaba como ingeniero químico en GlaxoSmithKline.

Las imágenes las grabó otro pasajero en un vuelo de Filadelfia a Dallas y muestran al hombre, quien anunció que estaba “un poco intoxicado”, gritar improperios mientras buscaba su maleta.

El hombre se agitó cuando se le pidió que abandonara el avión porque había actuado de manera inapropiada con la mujer en el asiento de al lado, le contó a Business Insider la persona que publicó el vídeo.

Se le puede ver en el vídeo maldecir a otros pasajeros y preguntarle a una sobrecargo si lo echarían del avión porque era racista.

Se quejó de “todos estos ca***” antes de preguntarle a una miembro negra de la tripulación de cabina: “¿Qué quieres, qué quieres?”.

Ella respondió: “Que tome su maleta, señor, para que pueda bajar de este avión”, antes de pedirle al hombre cortésmente mientras maldecía a los demás pasajeros y buscaba su maleta de mano.

“Es una jo*** maleta negra”, expresó.

“Obviamente, como soy un hombre blanco, elegiré la maleta negra porque soy racista. Me echas del p*** avión porque soy racista. Yo no hice nada”.

La tripulación de cabina ayudó a buscar la maleta del hombre, quien dijo que era de “fabricación sueca” y “una maleta mejor que el que la mayoría de ustedes pueden pagar”.

El hombre luego comentó que era ingeniero químico en GlaxoSmithKline, a la cual llamó “una de las mejores compañías del mundo”, y también mencionó que planeaba dejar la compañía.

El pasajero que compartió las imágenes en Reddit agregó en la descripción que no grabó el “uso seguido de la n-word hacia los asistentes de vuelo” por parte del hombre antes de comenzar a filmar y que, a pesar de la situación, la tripulación de cabina lo manejó “de forma fenomenal”.

“A un hombre ebrio, racista y homofóbico lo expulsaron de mi vuelo anoche de Filadelfia a Dallas por ser inapropiado con la mujer en el asiento de al lado”, decía la publicación. “Se puso como loco mientras lo escoltan fuera del avión”.

GlaxoSmithKline tuiteó sobre el incidente, calificó el comportamiento de “reprobable” y dijo que no reflejaba la cultura de la empresa.

Escribieron: “El miércoles, GSK fue notificada de un incidente que involucró a un empleado en un vuelo a Dallas”.

“Justo después llevamos a cabo una investigación y, a partir del jueves, ya no es empleado en GSK. El comportamiento de la persona fue censurable y no refleja la cultura de nuestra empresa”.

En una declaración a The Independent, la compañía agregó: “En GSK, la diversidad, la equidad y la inclusión se aceptan y celebran y estamos comprometidos en políticas, principios y prácticas para mantener un entorno que prohíba el comportamiento discriminatorio y brinde igualdad de oportunidades para todas las personas”.

The Independent se ha puesto en contacto con American Airlines para obtener comentarios.

Las cifras de la FAA (Autoridad Federal de Aviación de EE.UU.) muestran que ha habido 1.876 informes de pasajeros indisciplinados en vuelos estadounidenses este año, de los cuales se investigaron 650. Eso sigue a un récord de incidentes en 2021, cuando la autoridad investigó 1.099 incidentes separados.

También en EE.UU., la semana pasada un piloto de Southwest Airlines le informó a los pasajeros que se vería obligado a dar la vuelta al avión si alguien a bordo no dejaba de enviarles fotografías de desnudos a través de la tecnología AirDrop.

Un vídeo mostró al capitán decirle a los pasajeros que “tendría que regresar a la pista” si el comportamiento no se detenía.

Mientras tanto, en Europa, un hombre británico se encuentra recluido en una cárcel de Creta luego de que un avión tuviera que realizar un aterrizaje de emergencia debido a su comportamiento en estado de ebriedad.