Anuncios

Descubrimiento en un asteroide sugiere que ingredientes de la vida en la Tierra proceden del espacio

Dos compuestos orgánicos esenciales para los organismos vivos han sido hallados en muestras recuperadas del asteroide Ryugu, lo que refuerza la idea de que algunos ingredientes cruciales para el advenimiento de la vida llegaron a la Tierra a bordo de rocas procedentes del espacio hace miles de millones de años.

Los científicos dijeron el martes que detectaron uracilo y niacina en rocas obtenidas por la nave espacial Hayabusa2 de la Agencia Espacial Japonesa en dos lugares de Ryugu en 2019.

El uracilo es uno de los componentes químicos del ARN, una molécula que contiene las instrucciones para la construcción y el funcionamiento de los organismos vivos. La niacina, también llamada vitamina B3 o ácido nicotínico, es vital para el metabolismo.

Las muestras de Ryugu, que parecían escombros de color gris oscuro, fueron transportadas 250 millones de kilómetros a la Tierra y devueltas a la superficie de nuestro planeta en una cápsula sellada que aterrizó en 2020 en el remoto interior de Australia para ser analizadas en Japón.

Hace tiempo que los científicos se preguntan cuáles son las condiciones necesarias para que surja la vida tras la formación de la Tierra hace unos 4.500 millones de años.

Los nuevos hallazgos encajan bien con la hipótesis de que cuerpos como cometas, asteroides y meteoritos que bombardearon la Tierra primitiva sembraron el planeta con compuestos que ayudaron a allanar el camino para los primeros microbios.

Los científicos ya habían detectado moléculas orgánicas clave en meteoritos ricos en carbono hallados en la Tierra. Pero existía la duda de si estas rocas espaciales habían sido contaminadas por la exposición al medio ambiente terrestre tras su aterrizaje.

"Nuestro principal hallazgo es que el uracilo y la niacina están presentes en entornos extraterrestres y pueden haber llegado a la Tierra primitiva como componentes de asteroides y meteoritos", afirmó el astroquímico Yasuhiro Oba, de la Universidad de Hokkaido (Japón), autor principal de la investigación publicada en la revista Nature Communications.

"Sospechamos que desempeñaron un papel en la evolución prebiótica de la Tierra y, posiblemente, en la aparición de la primera vida", destacó.

"Estas moléculas de Ryugu se recuperaron en un entorno extraterrestre prístino", agregó Oba. "Se tomaron muestras directamente en el asteroide Ryugu y se devolvieron a la Tierra y, finalmente, a los laboratorios sin ningún contacto con contaminantes terrestres".

El ARN no sería posible sin el uracilo. Esta molécula que está presente en todas las células vivas, es vital en la codificación, regulación y actividad de los genes. El ARN tiene similitudes estructurales con el ADN, molécula que transporta la huella genética de un organismo.

La niacina es importante para el metabolismo y puede ayudar a producir la "energía" que impulsa a los organismos vivos.

Oba dijo que se encontraron uracilo y niacina en ambos lugares de aterrizaje en Ryugu, que tiene alrededor de 900 metros de diámetro y está clasificado como un asteroide cercano a la Tierra. Las concentraciones de los compuestos eran mayores en uno de los lugares que en el otro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Estas son algunas de la tierras más fértiles del planeta.