Anuncios

Descubriendo el antiguo reino de Siam en diez verbos

A pesar de que la profusión de templos en sus calles pudiera hacer pensar lo contrario, Bangkok es la capital del antiguo reino de Siam desde hace tan sólo 240 años. Desde entonces se ha convertido en una dinámica metrópoli de 10 millones de habitantes que ofrece todo tipo de experiencias para los viajeros, desde templos y masajes tradicional hasta fiesta desenfrenada y una gastronomía sin igual. Por algo es la ciudad más visitada de todo el mundo. Una guía para disfrutar Bangkok en 10 verbos.

Templo del Buda de Oro en el Chinatown cuenta con una estatua de oro macizo considerada la más importante del mundo.
Templo del Buda de Oro en el Chinatown cuenta con una estatua de oro macizo considerada la más importante del mundo.

Aprender

En el Museo Nacional de Tailandia, a pocos pasos del Gran Palacio Real de Bangkok, se ofrece un recorrido por la historia del único país del sudeste asiático que no fue colonizado por los europeos: Desde la prehistoria hasta la actualidad, incluyendo una impresionante colección de carrozas reales. Interesante como punto de partida para aprender sobre la historia de este pueblo ubicado geográfica y culturalmente entre las dos civilizaciones más populosas de la actualidad: China e India. El Museo de Siam, a quince minutos caminando del anterior y cerca del templo Wat Pho, ofrece una visión más pop para descubrir el alma de Tailandia y en qué consiste la “tailandidad”.

Según la oficina nacional del budismo de Tailandia hay más de 33,000 templos budistas (Wats) en funcionamiento en el país, y otros 8,000 en desuso.
Según la oficina nacional del budismo de Tailandia hay más de 33,000 templos budistas (Wats) en funcionamiento en el país, y otros 8,000 en desuso.

Meditar

Según la oficina nacional del budismo de Tailandia hay más de 33,000 templos budistas (Wats) en funcionamiento en el país, y otros 8,000 en desuso, divididos en diferentes categorías según su importancia. El más importante de Bangkok es el Wat Phra Kaew, de categoría especial, y ubicado en el mismo recinto que el Palacio Real. Este complejo de edificios alberga al Buda de Esmeralda, el más venerado del país, y comenzó a ser construido en 1793 cuando la capital de Siam se trasladó a Bangkok.

El estado de Siam fue establecido en Ayutthaya, en el valle del río Chao Phraya.
El estado de Siam fue establecido en Ayutthaya, en el valle del río Chao Phraya.

La entrada cuesta 500 baths ($13) y como en todos los templos budistas hay que entrar con los hombros y las rodillas cubiertos. Se ofrecen visitas guiadas gratuitas en inglés a las 10:30 a.m. y 1:30 p.m. (www.emerald-buddha.com). El paseo incluye la zona del Palacio Real y acceso al museo de los textiles tailandeses. Otros templos que no hay que perderse son el Wat Arun, al otro lado del rio Chao Praya que divide la ciudad, el Wat Traimit conocido como el “Buda de Oro” en el Chinatown, y el Wat Pho a poca distancia del palacio real.

El MBK es el mayor centro comercial de Asia con una gama que va desde marcas de ropa locales y asiáticas​, mucha electrónica y también tiendas de bolsos de imitación.
El MBK es el mayor centro comercial de Asia con una gama que va desde marcas de ropa locales y asiáticas​, mucha electrónica y también tiendas de bolsos de imitación.

Relajarse

Para soltar el estrés puede comenzar con un masaje. Un buen lugar para dárselo es en el Wat Pho. No solo por la serenidad que inspira el templo, cuando no está lleno de turistas, sino por los salones de masajes que hay en su interior y que son dados por especialistas formados en la Chetuphon Traditional Medicine School (www.watpomassage.com). En cualquier caso, hay miles de salones de masajes en Bangkok. Desde los más económicos en la zona de ocio nocturno de Khao San, con precios de 250 baths ($7) hasta los más lujosos como los de los hoteles Oriental, SangriLa o The Siam a partir de los $106.

La antigua capital Ayutthaya se puede visitar en una excursion de dia desde Bangkok.
La antigua capital Ayutthaya se puede visitar en una excursion de dia desde Bangkok.

Salir de fiesta

Después de un masaje reparador ya se está listo para descubrir la vida nocturna. Khao San, o la Calle del arroz, es probablemente la más conocida de Bangkok en todo el mundo. También se le denomina la “Calle de los mochileros”. Esta zona llena de hostales baratos se convierte en una discoteca al aire libre por la noche con una gran oferta de puestos callejeros de comida thai, masajes, puestos de ropa y recuerdos, muchas terrazas y alguna discoteca con cervezas baratas.

Maeklong, el mercado sobre las vías del tren.
Maeklong, el mercado sobre las vías del tren.

Comprar

Su ubicación entre la India y China, además de todas las artesanías y productos locales, convierten a Tailandia, y en especial a Bangkok, en un destino perfecto para las compras. El mercado de fin de semana Chatuchak de Bangkok, con sus más 10,000 puestos, es un auténtico espectáculo y una visita muy recomendada. Frutas, flores, artesanías, ropa, recuerdos y puestos de comida hacen que pase el tiempo sin darse cuenta. Las tarjetas de crédito son ampliamente aceptadas en centros comerciales, pero no en mercados callejeros por lo que es conveniente llevar efectivo.

Asiatique, un centro comercial con puesto callejeros flotantes en la rivera del Chao Praya, es otro lugar interesante.
Asiatique, un centro comercial con puesto callejeros flotantes en la rivera del Chao Praya, es otro lugar interesante.

El mercado ferroviario de Maeklong es uno de los mercados más inusuales de Tailandia. Vende verduras, frutas y otros alimentos, se parece a cualquier otro mercado en las calles de Tailandia, hasta que un tren de pasajeros pasa rugiendo por el medio. Cuando suena la sirena, los puestos se dispersan y abren paso.

Asiatique, un centro comercial con puesto callejeros en la rivera del Chao Praya es otro lugar interesante. Pero para quien busque centros comerciales gigantes, el MBK es el mayor de la ciudad con una gama que va desde marcas de ropa locales y asiáticas, mucha electrónica y también tiendas de bolsos de imitación. Justo en frente de este se encuentran grandes almacenes Siam Discover y el Siam Center. Aunque el más lujoso es el Siam Icon, en cuyo sexto piso se puede comer y cenar con vista al río y al downtown y cuenta con muelle propio para quienes llegan en barco.

Conocer la ciudad desde el río es una opción muy interesante a través del barco público Chao Praya Boat, ya que conecta los principales templos, centro comerciales y lugares de interés ubicados las orillas.
Conocer la ciudad desde el río es una opción muy interesante a través del barco público Chao Praya Boat, ya que conecta los principales templos, centro comerciales y lugares de interés ubicados las orillas.

Navegar

Por el río Praya, también llamado Río de Reyes, que divide Bangkok en dos mitades tras recorrer 500 kilómetros desde las zonas montañosas del norte de Tailandia hasta el mar. En sus orillas siempre se levantaron las capitales de Tailandia, como al antigua Ayutthaya, y siempre ha sido una de las principales vías de comunicación de la región. Conocer la ciudad desde el río es una opción muy interesante a través del barco público Chao Praya Boat, ya que conecta los principales templos, centro comerciales y lugares de interés ubicados las orillas, ofreciendo la posibilidad de tomar muy buenas fotografías, especialmente al anochecer y al atardecer. También hay barcos turísticos que suben el río hasta Ayutthaya y otros que ofrecen paseos nocturnos con cena incluida al anochecer por $20 por persona.

Comer

La importancia de la gastronomía en Tailandia es tal que el gobierno del país habla de la gastro-diplomacia como una de sus formas de darse a conocer el mundo. Sin duda el Pad Thai, un salteado de fideos de arroz cocinados en wok con diferentes ingredientes como pollo, huevos o camarón, es el plato insignia del país. Se puede degustar por 1 o 2 dólares en puestos callejeros y hasta en los restaurantes más exquisitos. La comida callejera de Tailandia no es una broma, ya que hasta hay un local de este tipo con una estrella michelín, el Raan Jay Fai.

Otros guisos que no hay que perderse son el Tom yum goong, una sopa picante de camarones, las ensaladas de papaya, el curri rojo o verde con pollo o el Khao Soi, una sopa picante y jugosa del norte del país con carne o pescado. Entre los dulces destaca el Kluay Buat Chi, plátano cocido en salsa de coco, o el mango con arroz. Otra opción de postre es disfrutar de las sabrosas frutas que crecen en la región como el mangostán, el rambután, la pithaya el longan o el durián.

Zona del Palacio Real y templo principal.
Zona del Palacio Real y templo principal.

Ver

Un combate de Muay Thai, el boxeo típicamente tailandés en el que se usan todas las extremidades y partes del cuerpo para golpear, lo que justifica su fama como uno de los deportes de mayor riesgo. Su origen está en el Muay Boran, un arte marcial cuyos orígenes se remontan al siglo XIII, y que actualmente cuenta con competidores no solo del país sino de todo el mundo.

El estadio Rajadamnern de Bangkok es la meca de este deporte que despierta pasiones entre los locales. Inaugurado en 1946, y ubicado en el centro de la ciudad, el estadio, alberga combates varios días por semanas, costando las entradas desde los 1000 baths (unos 28 dólares) las de baja visibilidad hasta los 2000 baths los asientos VIP.

Los muy fans pueden buscar alguna clase introductoria en la ciudad, hay muchos gimnasios que las ofrecen, aunque la opción más común suele comprar unos pantalones de Muay en alguno de los mercados callejeros de la ciudad para regalar o entrenar.

Contemplar

Un espectáculo de Kohn, el baile tradicional thai donde algunos personajes se esconden detrás de máscaras y que ha sido reconocido por la UNESCO como patrimonio inmaterial de la humanidad. La sala Chalermkrung ofrece varios pases al día con una selección de escenas de 30 minutos. Además, el show está incluido en la entrada del Palacio Real sin coste adicional.

Viajar más

Bangkok es un hub de transporte hacia cualquier otro rincón de Tailandia. Hacia el norte montañoso se encuentran Chiang Mai, una ciudad preciosa con importantes templos y muchos santuarios de elefantes, o Chiang Rai. Para encontrar playa hay que dirigirse al sur. LA oferta es amplia desde la popular Pattaka, a escasas dos horas en autobús de la capital y destino de turismo interno, o las más famosas por sus aguas y su vida nocturna como Phuket, Krabi, Phi Phi, etc.

Antes de viajar

Novelas: ‘Bangkok’ de Lawrence Osborne, un escrito que viajó a la ciudad y se quedó a vivir en ella. Perfecta para viajar antes de embarcarse. ‘Bangkok 8’ y ‘Bangkok Tattoo’ de John Burdett, novela policiaca ambientada en la ciudad.

Películas: ‘La Playa’ de Leonardo DiCaprio, rodada en la isla de Phi Phi. ‘Kickboxer’ de Jean Claude Van Dam en Ayutthaya o ‘Bangkok Dangerous’, de Nicolas Cage.

Actualidad: www.bangkokpost.com es el principal medio en inglés del país, con informaciones pata profundizar en la actualidad de Tailandia y la región.

Consejos

  • Direcciones web de interés

  • Vuelos internos low cost. Tailandia cuenta con varias aerolíneas lowcost que ofrecen conexiones diarias desde Bangkok a los principales destinos del norte del país, así como a las playas del sur. Los boletos cuestan a partir de $60 viaje de ida y vuelta. Facturando maletas el costo se duplica.

  • Moneda y tarjetas de crédito. El Bath Tailandés ha bajado de valor frente al dólar, al euro y las principales divisas latinoamericanas. El cambio de moneda en los aeropuertos es entre un 5% y 10% peor que en la ciudad. Se aceptan tarjetas en hoteles, restaurante y tiendas de precio medio y alto, pero es necesario siempre llevar dinero en efectivo. Si se viaja con dólares, es importante que los billetes estén en buen estado ya que las casas de cambio son muy quisquillosas con los billetes dañados o en mal estado.

  • Transporte. El aeropuerto de Bangkok está conectado por tren al centro de la ciudad, donde conecta por el metro aéreo y subterráneo. El precio es de 35 baths ($1). En Tailandia funciona la APP Grab para pedir taxis, por lo general más baratos que los taxis. También ofrece “mototaxis”.

  • Clima. Entre octubre y abril es temporada alta. Las temperaturas son agradables (de 20 a 30 grados) y las lluvias menos frecuentes.

  • Seguro médico. Es recomendable viajar con seguro médico o comprobar si las tarjetas de crédito nos cubren algún tipo de gastos médico. La sanidad tiene un nivel adecuado y los precios son razonables. No se requiere ningún tipo de pase Covid para entrar. Para zonas turísticas no es necesario ninguna vacunación especial, pero sí hay algunas recomendadas. https://www.vacunas.org/tailandia/

  • Internet en el móvil. En los aeropuertos, y en todas las tiendas 7 Eleven del país, varias compañías venden tarjetas SIM para turistas que incluye datos por 14 días y algunas llamadas locales desde 299 Baths ($9).