Descubren que nieto de Lola Cortés no será una niña

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 12 (EL UNIVERSAL).- Mía ya no será Mía, sino Mateo; el nieto de Lolita Cortés será un varón, pero una imprecisión durante los ultrasonidos dio el pronóstico equivocado hace dos meses, cuando la madre y el padre, Dariana Romo y Jorge Trejo, dieron a conocer que esperaban a su primer hijo en común. Sin importar el sexo del bebé, los actores se encuentran muy emocionados por conocerlo.

Hace dos meses, la hija de Lolita Cortés, Dariana Romo, y su prometido, el actor Jorge Trejo, oficializaron la llegada de Mía, su primera hija en común, pues la actriz ya es madre de Valentino, de 4 años. La pareja dio la noticia, a través de su cuenta de Instagram, con una fotografía en la que sostenían en sus manos el ultrasonido del futuro integrante de la familia:

"Estamos listos para ti Mía", indica el mensaje, donde Dariana también señala su amor por Jorge, con quien compartió créditos en la telenovela "S.O.S. Me estoy enamorando".

Hace una semana, además, la pareja celebraba el babyshower de Mía, sin imaginarse que una semana más tarde, las y los doctores les indicarían lo contrario, pues no se trata de una niña quien viene en camino, sino de un niño. Al conocer la noticia, Dariana y Jorge publicaron, nuevamente, un post donde daban a conocer el verdadero sexo del bebé, el cual adoptará el nombre de Mateo.

"A nuestras vidas les gusta dar cambios radicalmente, y este cambio es que NO es "Mía" es… MATEOOO!!! Jajajaja, te amamos muchísimo mi niño travieso. Te esperamos con muchas ansias", indicó la actriz de 27 años, en una publicación que ya cuenta con miles de reacciones y felicitaciones de familia y amigos por la próxima llegada del bebé.

Por su parte, Lolita Cortés no se quedó atrás y también adelantó la bienvenida a Mateo, a quien dijo que espera con ansias: "Mateo, bienvenido a esta familia. Te vamos a amar con locura extrema", indicó en una de sus historias.

El padre de Mateo, además, se dijo "sacado de onda", pero reconoció que los errores humanos ocurren, por lo que espera con mucha felicidad la llegada de su primer hijo con la mujer con la que está próximo a casarse, pues la pareja se comprometió hace seis semanas.