Anuncios

Descubre la UNAM nueva especie de bejuco en Sierra Norte de Oaxaca

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 25 (EL UNIVERSAL).- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) anunció el descubrimiento de una nueva especie de bejuco que crece en la Sierra Norte de Oaxaca, con una flor de color rosa pálido con un aroma parecido al de las gardenias.

"La planta ha sido nombrada Ruehssia magalloniae en honor a Susana Magallón Puebla, directora del Instituto de Biología (IB) de la UNAM", señala un boletín de la institución.

"Sus flores extremadamente complejas que fusionan sus órganos en un mismo ciclo floral y, después, los fusionan entre diferentes ciclos florales para tener interacciones muy complejas y específicas con los polinizadores. Esto es una estrategia muy elaborada en su morfología que podría estar relacionada con la riqueza de especies", detalla el documento.

La investigación, que derivó en el descubrimiento, inició hace cuatro años encabezada por Abisaí Josué García Mendoza, experto del Jardín Botánico del IB, quien propuso que los calendarios fueran dedicados a ilustrar los ambientes extraordinarios de México.

El primero fue para la flora que crece en suelos salinos; posteriormente, se revisó la flora alpina del Valle de México; la del bosque de la mariposa Monarca y, para 2023, se documentó la del bosque mesófilo de montaña, en la sierra Norte de Oaxaca.

La presentación oficial de Ruehssia magalloniae se realizó en la revista Botanical Sciences (Ciencias botánicas). En una entrevista, Magallón Puebla expresó su satisfacción por este reconocimiento, "ya que es una especie con muchos atributos interesantes. Además, de cierta manera, muestra su trabajo en botánica relacionado con las flores y cómo pueden fusionarse".

Los datos de la investigación han revelado que se trata de una especie vulnerable según los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Su presencia eleva a 18 el número de especies de Ruehssia en Oaxaca.

La colecta del ejemplar se realizó en mayo de 2022 y su hallazgo ha incrementado a 39 el número de especies del género Ruehssia registradas en México, lo que convierte al país en uno de los que tienen mayor diversidad en el mundo.

La UNAM indica que la planta fue llevada al Herbario Nacional de México (MEXU), donde se confirmó que se trataba de una nueva especie.

Debido a las condiciones en las cuales crece la Ruehssia magalloniae de manera natural, no puede ser cultivada y sólo surge en la naturaleza. Sin embargo, los descubridores confían en que se conservará bien, ya que las comunidades de la zona favorecen el turismo sustentable y cuidan de la región.