DeSantis suspende a fiscal estatal que se oponía a procesar delitos de aborto y reasignación de sexo

·8  min de lectura

El gobernador Ron DeSantis dijo el jueves que suspendía Andrew Warren, fiscal estatal del Condado Hillsborough, por no procesar ciertos delitos, retirándolo del cargo y nombrando a su reemplazo.

En una conferencia de prensa flanqueado por policías de toda la zona de Tampa Bay, DeSantis dijo que Warren se ha “puesto públicamente por encima de la ley” al firmar cartas en que decía que no aplicaría las leyes que prohíben la atención de afirmación de género a menores o las que limitan el aborto.

“Nuestro gobierno es un gobierno de leyes, no un gobierno de hombres”, dijo DeSantis.

La suspensión, que sorprendió a los observadores, destituyó a uno de los fiscales más francos del estado. Warren, demócrata, ha sido un crítico frecuente de DeSantis, incluso calificando la legislación “antidisturbios” de 2021 del gobernador de una equivocada “solución en busca de un problema” y cuestionando la necesidad de una fuerza de seguridad electoral propuesta por DeSantis.

El jueves por la mañana, Warren fue escoltado fuera de su oficina. Por la tarde, tenía previsto ofrecer una conferencia de prensa sobre un “importante hecho” relacionado con el caso de Robert DuBoise, quien fue exonerado en 2020 tras cumplir 37 años de prisión por un asesinato que no cometió. Tras la suspensión de DeSantis, la oficina de Warren canceló el evento.

Warren, quien no pudo ser localizado para hacer declaraciones, programó una conferencia de prensa a las 3 p.m. en el downtown de Tampa. Puede apelar la decisión de DeSantis.

Andrew Warren, fiscal estatal del 13º Circuito Judicial, habla ante los capítulos de la Florida de Moms Demand Action y Students Demand Action, el 3 de junio de 2022 en Tampa. El gobernador de la Florida, Ron DeSantis, suspendió el jueves 4 de agosto de 2022 al fiscal estatal elegido en Tampa por comprometerse a no aplicar la nueva prohibición del aborto a partir de las 15 semanas del estado y por apoyar los tratamientos de transición de género para menores.
Andrew Warren, fiscal estatal del 13º Circuito Judicial, habla ante los capítulos de la Florida de Moms Demand Action y Students Demand Action, el 3 de junio de 2022 en Tampa. El gobernador de la Florida, Ron DeSantis, suspendió el jueves 4 de agosto de 2022 al fiscal estatal elegido en Tampa por comprometerse a no aplicar la nueva prohibición del aborto a partir de las 15 semanas del estado y por apoyar los tratamientos de transición de género para menores.

DeSantis dijo el jueves que la decisión de suspender a Warren comenzó cuando notó que los fiscales en Los Ángeles y San Francisco aplicaban selectivamente el procesamiento de ciertos delitos. Dijo que pidió a su personal que lo analizara en la Florida “para asegurar que eso no iba a suceder aquí”.

Después que su personal habló con la Policía y los fiscales, el nombre de Warren surgió repetidamente, dijo DeSantis.

“Todo volvía a esta zona, en el 13er Circuito Judicial en el Condado Hillsborough”, dijo DeSantis. “Y la respuesta que obtuvimos fue mucha frustración por parte de las fuerzas del orden por los delincuentes a quienes se deja ir y los delitos que no se procesan”.

Sin ejemplos concretos

La orden de DeSantis no cita algún ejemplo específico de que Warren no procese casos individuales, señalando en cambio los comentarios públicos de Warren sobre el aborto, los temas transexuales y las políticas de la oficina que Warren ha adoptado.

Pero el jefe de Policía del Condado Hillsborough, Chad Chronister, dijo en la conferencia de prensa del jueves que la policía se ha sentido frustrada desde hace tiempo con Warren por no procesar casos particulares.

“Sigo trabajando con mis colegas de las fuerzas del orden que, en privado, están frustrados con el fiscal estatal, que parece centrarse intensamente en la empatía con los delincuentes y se interesa menos en buscar justicia para las víctimas de los delitos”, dijo Chronister el jueves.

En la rueda de prensa del jueves participaron otros jefes de Policía vecinos, como el jefe de policía del Condado Pasco, Chris Nocco, y el jefe de Policía del Condado Polk, Grady Judd, así como la procuradora general Ashley Moody.

“Andrew Warren es un fraude”, dijo Brian Dugan, ex jefe de Policía de Tampa. “Este es un día terrible, que el gobernador haya tenido que venir a limpiar nuestro desastre”.

‘Abandono del deber’

Según la Constitución del estado, un gobernador puede suspender a los funcionarios estatales por negligencia, mala conducta, abandono del deber, embriaguez, incompetencia, incapacidad permanente para cumplir sus deberes oficiales o la comisión de un delito grave.

La orden de DeSantis cita el abandono del deber y la incompetencia como la razón de la suspensión de Warren, citando, en parte, la jurisprudencia de 1937 en la que un fiscal de Tampa fue acusado de no acusar a las personas por delitos de juegos de azar.

Warren, según la orden, “demostró su incompetencia y el desafío intencionado a sus obligaciones”, citando:

▪ Warren firmó en junio de 2021 una “declaración conjunta” con fiscales de todo el país “para usar nuestra discreción y no promover la criminalización en la atención médica de afirmación de género o de las personas transexuales”. Aunque el estado no ha promulgado tales leyes penales, “estas declaraciones demuestran que Warren piensa que tiene autoridad para desafiar a la Legislatura de la Florida”, escribió DeSantis.

▪ Warren promulgó una política de no procesar “ciertas infracciones penales, como el allanamiento de un local comercial, conducta desordenada, estado de ebriedad con desorden y la prostitución”.

▪ Warren promulgó una política “contra el procesamiento de delitos cuando el encuentro inicial entre las fuerzas del orden y el acusado es el resultado de una infracción no penal en relación con la conducción de una bicicleta o una infracción peatonal”.

“Warren ha anulado efectivamente estas leyes penales de la Florida en el 13er Circuito Judicial, erosionando así la ley y el orden, fomentando la anarquía y usurpando el papel exclusivo de la Legislatura de la Florida para definir la conducta delictiva”, afirma la orden.

Como reemplazo de Warren, DeSantis nombró a la jueza del Condado Hillsborough Susan López, ex fiscal del condado a la que DeSantis nombró a la magistratura el año pasado.

La jueza Susan López, fiscal estatal en funciones del 13º Circuito Judicial, habla durante una conferencia de prensa con el gobernador de la Florida, Ron DeSantis, el jueves 4 de agosto de 2022, en Tampa, Florida.
La jueza Susan López, fiscal estatal en funciones del 13º Circuito Judicial, habla durante una conferencia de prensa con el gobernador de la Florida, Ron DeSantis, el jueves 4 de agosto de 2022, en Tampa, Florida.

DeSantis dijo que no habló con Warren sobre sus preocupaciones antes de suspenderlo.

Los enfrentamientos entre la Policía y los fiscales sobre casos específicos no son infrecuentes. Incluso DeSantis ha sido selectivo a la hora de hacer cumplir las leyes.

Cuando los manifestantes bloquearon el tráfico en las carreteras y autopistas de Miami-Dade el año pasado, tanto la oficina de DeSantis como la Patrulla de Carreteras de la Florida, que depende de DeSantis, calificaron las acciones de “ilegales.” Aunque las acciones de los manifestantes parecían ir en contra de la ley “antidisturbios” promulgada por DeSantis, nadie fue multado o arrestado.

DeSantis también ha sido selectivo a la hora de decir a los distritos escolares qué directrices federales deben seguir cuando choca con la administración del presidente Joe Biden en varios temas.

Apenas la semana pasada, el comisionado de Educación de la Florida, Manny Díaz Jr., dijo a los funcionarios escolares que ignoraran las directrices federales destinadas a prevenir la discriminación contra los estudiantes sobre la base de cosas como la identidad de género, argumentando que “ampliaría enormemente la aplicación” del Título IX.

Múltiples suspensiones por parte de DeSantis

La decisión del gobernador fue una sorprendente anulación de los 369,129 electores del Condado Hillsborough que votaron por Warren en 2020, lo que supuso 53.4% de participación. Warren fue elegido por primera vez en 2016 por menos de 5,000 votos, derrotando al veterano titular Mark Ober, que era republicano.

También tuvo ecos de un enfrentamiento en 2016 entre el ex gobernador Rick Scott y Aramis Ayala, la primera fiscal estatal negra del estado, que representaba a los condados Orange y Osceola.

Ayala sorprendió a muchos partidarios y fue noticia nacional cuando, apenas dos meses después de asumir el cargo, anunció que no pediría la pena de muerte en ningún caso, incluido el de Markeith Loyd, acusado de matar a la teniente policial Debra Clayton y a la ex novia embarazada de Loyd.

Scott reasignó ese caso y otros 28 a una fiscalía estatal vecina, pero no la suspendió. Ayala es ahora candidata a procuradora general.

Antes de la bomba del jueves, la suspensión más destacada de DeSantis de un funcionario electo fue la del jefe de Policía del Condado Broward, Scott Israel, después de las fallas de su departamento durante el tiroteo masivo de Parkland.

Tras los problemas en los condados Broward y Palm Beach durante las elecciones de 2018, como el incumplimiento de los plazos del conteo de votos, DeSantis también suspendió a la supervisora de Elecciones de Palm Beach, Susan Bucher.

En 2019, DeSantis también suspendió a la superintendente escolar del Condado Okaloosa, citando los reportes de un jurado de instrucción de que los maestros estaban abusando de niños con necesidades especiales en dos escuelas en su distrito, y ha suspendido a otros funcionarios locales, entre ellos el alcalde de Port Richey, Dale Massad, después que fueron acusados de delitos.

‘Prepárense para el colapso mediático liberal’

La alcaldesa de Tampa, Jane Castor, que fue jefa de Policía de la ciudad de 2009 a 2015, denunció la suspensión de Warren.

“La destitución de un funcionario debidamente elegido debería basarse en acciones atroces, no en declaraciones políticas”, tuiteó. “En un estado libre, los votantes deben escoger a sus funcionarios electos”.

La acción de DeSantis también fue criticada por los dos principales demócratas que se postulan para desbancarlo en las elecciones de noviembre.

“Este es un ataque políticamente motivado contra un fiscal estatal universalmente respetado y elegido democráticamente para ejercer la discreción de procesamiento”, dijo la comisionada de Agricultura Nikki Fried en un comunicado.

El legislador federal Charlie Crist, ex gobernador republicano y procurador general del estado, tuiteó: “La decisión de DeSantis de suspenderlo es la de un aspirante a dictador que antepone la política partidista”.

La conferencia de prensa del jueves atrajo a una multitud jovial, que se rió de los comentarios de Judd y se puso de pie para aplaudir a DeSantis cuando anunció la suspensión de Warren.

El miércoles, la portavoz de DeSantis, Christina Pushaw, advirtió en Twitter que habría un “anuncio IMPORTANTE” del gobernador el jueves por la mañana.

“Prepárense para el colapso mediático liberal del año”, escribió.

La editora política del Tampa Bay Times, Emily Mahoney, y las redactoras del Herald/Times Romy Ellenbogen y Ana Ceballos, así como el redactor del Times Kirby Wilson, contribuyeron a este artículo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.