DeSantis inicia campaña presidencial en Iowa con críticas a Trump

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, que busca la candidatura presidencial republicana, pronuncia un discurso durante un evento de su campaña política en Clive, Iowa, el martes 30 de mayo de 2023. (AP Foto/Charlie Neibergall) (ASSOCIATED PRESS)

CLIVE, Iowa, EE.UU. (AP) — Haciendo un llamado a un “renacimiento de la grandeza de Estados Unidos”, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, comenzó el martes su campaña con una gira por diversos estados para establecerse como el principal guerrero cultural de la próxima generación del Partido Republicano y reforzar su imagen como el mayor contrincante de Donald Trump.

En un apasionado discurso en Iowa durante su primer mitin de campaña con vistas a conseguir la candidatura presidencial republicana de 2024, DeSantis consideró que el declive de Estados Unidos puede evitarse y se presentó como alternativa.

“Nuestro país va en la dirección equivocada. Podemos verlo y sentirlo”, dijo DeSantis ante unas 500 personas en el auditorio de una iglesia evangélica cristiana en un suburbio de Des Moines llena de letreros de colores rojo, blanco y azul que decían “El gran regreso de Estados Unidos”. Centenares más observaban desde una sala alterna.

Aunque DeSantis criticó indirectamente a Trump en su discurso de una hora, lo hizo de manera más directa después en declaraciones a la prensa y ante una pequeña audiencia.

DeSantis arremetió contra la aseveración de Trump de que la respuesta a la pandemia en Nueva York fue mejor que la de Florida, y afirmó que eso "distaba de la realidad”.

“Esa crítica es ridícula”, declaró DeSantis. “Pero es indicio de que el expresidente habría duplicado sus confinamientos”.

Dando un paso atrás, DeSantis también subrayó que jamás arremetió contra Trump públicamente cuando él fue presidente.

“Cuando tuvimos desacuerdos, yo jamás lo ataque públicamente porque la prensa lo estaba golpeando, la izquierda, e incluso algunos republicanos. Y la colusión general fue todo un montaje. Y lo trataron muy pero muy mal. Eso me molestó y, para ser francos, me sigue molestando".

“Así las cosas, yo jamás haría públicas aquellas desavenencias”, apuntó DeSantis. “Bueno, ahora él me está atacando por algunos de esos desacuerdos, pero me parece que por la manera como lo está haciendo, los electores me darán su apoyo".

Trump, quien tenía previsto visitar Iowa el jueves, agregó un par de escalas a su itinerario en el estado para el miércoles, lo que garantiza que su presencia podría superponerse por un momento con la del gobernador de Florida. Trump hará una presentación en una estación de radio en Des Moines y después asistirá a una cena legislativa republicana.

La presentación de DeSantis tiene lugar seis días después de su accidentado anuncio en Twitter que suscitó dudas sobre su capacidad para ser un protagonista en la escena nacional. Más allá de que dijera que comenzaría su campaña política, DeSantis la inicia superado por Trump en las encuestas en medio de las persistentes dudas sobre su capacidad para conectar con los electores en persona.

El mitin del martes en la noche en la iglesia Eternity, en Clive, fue un abierto guiño a los cristianos evangélicos que tienen una considerable influencia en las asambleas presidenciales republicanas en Iowa. DeSantis se reunió con un grupo numeroso de pastores evangélicos antes del mitin en la zona suburbana, como lo ha hecho en anteriores visitas a Iowa.

Como sea, el acto en la iglesia fue una oportunidad para conocer al nuevo y autoproclamado aspirante presidencial en momentos en que ha arreciado sus críticas contra Trump, quien mantiene una base de apoyo en Iowa y continúa como el claro favorito cuando faltan ocho meses para los comicios.

Kim Riesberg, quien asistió con su esposo al arranque de la campaña de DeSantis, dijo que ella votó por Trump en 2016 y en 2020, pero que esta vez no está necesariamente comprometida a votar por él. La pareja deseaba asistir al acto por su interés en la plataforma de DeSantis, apuntó.

DeSantis es un “poco más suave”, dijo Riesberg, de 59 años, de Dallas Center, Iowa. Y es “más atractivo para las masas”.