Anuncios

DeSantis firma proyectos de ley que, dice, alejarán de Florida a inmigrantes no autorizados en EEUU

TALLAHASSEE, Florida, EE.UU. (AP) — El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó el viernes varios proyectos de ley que aumentan las sentencias de prisión para los inmigrantes que viven ilegalmente en Estados Unidos si son declarados culpables de conducir sin licencia o de cometer delitos graves.

DeSantis ha criticado frecuentemente al gobierno del presidente Joe Biden por su manejo de la frontera sur de Estados Unidos, y ha enviado agentes de policía y miembros de la Guardia Nacional de Florida a Texas. El gobernador republicano, que el mes pasado concluyó su campaña por la nominación presidencial de su partido, también ha enviado por avión a Massachusetts y California a inmigrantes que entraron sin autorización al país por la frontera de Texas.

“No toleramos la inmigración ilegal, y mucho menos los desórdenes cometidos por extranjeros ilegales que, para empezar, no deberían estar aquí. Los proyectos de ley que firmé (el viernes) aumentan aún más las capacidades de Florida para hacer respetar la ley”, dijo DeSantis.

El gobernador vinculó el proyecto de ley relacionado con la licencia de conducir con una ley de Florida que ya prohíbe que los migrantes que están ilegalmente en el país obtengan ese documento. Asimismo, aumenta la sentencia máxima para cualquier persona culpable de conducir sin licencia dos veces o más, de 60 días a un año de cárcel; esto se aplica por igual a ciudadanos estadounidenses e inmigrantes que estén en el país sin autorización.

Algunos grupos de apoyo a migrantes han criticado el proyecto de ley, y afirman que pone en riesgo la seguridad del público, ya que muchos de los inmigrantes a los que se les prohíbe tener una licencia seguirán conduciendo, simplemente no se les harán exámenes ni adquirirán un seguro. Diecinueve estados y Washington, D.C., expiden licencias de conducir a inmigrantes que están en el país sin autorización, de acuerdo con la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales.

“La verdadera seguridad se consigue con medidas integrales, como la educación de los conductores, la concesión de licencias a todos los conductores calificados y el acceso a los seguros, no mediante la aplicación punitiva de la ley”, dijo en un comunicado reciente Renata Bozzetto, de la Coalición de Inmigrantes de Florida. “En lugar de criminalizar a las personas, la legislatura republicana de Florida debería trabajar para invertir en iniciativas que promuevan la seguridad de los conductores, afronten las disparidades en el proceso de concesión de licencias y garanticen un acceso equitativo al transporte para todos los residentes”.

Otro de los proyectos de ley aumenta las sentencias máximas de prisión para los migrantes culpables de cometer delitos graves tras haber sido deportados previamente por entrar sin autorización al país.

Por ejemplo, los inmigrantes culpables de delitos de bajo nivel, como robo simple con allanamiento o robo de autos, enfrentarían una sentencia máxima de 15 años en lugar de la sentencia de cinco años, que es el plazo máximo para esos delitos. Los inmigrantes condenados por delitos de nivel medio, como agresión con agravantes, enfrentarían una sentencia máxima de 30 años, en lugar de la sentencia de 15 años, que es la máxima que se asigna normalmente a ese tipo de delitos. Y los migrantes que cometan delitos del más alto nivel, como robo a mano armada, podrían recibir cadena perpetua en lugar de la sentencia máxima de 30 años.

La Unión Americana de Libertades Civiles de Florida y la Coalición de Inmigrantes de Florida no respondieron a una solicitud de comentarios sobre este proyecto de ley.