Derrumbe en puerto de Beirut, en aniversario de explosión

·3  min de lectura
Se ve el derrumbe de parte de los silos dañados en la explosión de agosto de 2020 en el puerto de Beirut, Líbano, jueves 4 de agosto de 2022. (AP Foto/Hussein Malla) (ASSOCIATED PRESS)

BEIRUT (AP) — Una parte de los enormes almacenes de granos en el puerto de Beirut dañados por una explosión hace dos años colapsó el jueves mientras cientos de personas marchaban para conmemorar el segundo aniversario de la explosión en el puerto que dejó gran cantidad de muertos.

Cuatro torres en el sector norte del puerto, que llevaban días inclinadas, se derrumbaron el jueves, despidiendo una enorme nube de polvo.

En ese lugar, el 4 de agosto del 2020 se produjo un estallido que mató a casi 220 personas, dejó heridas a más de 6.000 y causó daños por miles de millones de dólares.

El derrumbe el jueves de aproximadamente la cuarta parte de la estructura sucedió una hora antes de que cientos de personas iban a concentrarse en el lugar en el segundo aniversario de la explosión. Días atrás, las autoridades evacuaron varias partes del puerto tras el derrumbe el domingo de una parte de los almacenes.

Los almacenes de 48 metros (157 pies) de altura, construidos hace 50 años, resistieron la fuerza de la explosión que destruyó una buena parte del puerto. Los familiares de las víctimas y muchos libaneses más han exigido que se deje intactas las ruinas de los almacenes para que las futuras generaciones conozcan el resultado de una explosión provocada por la corrupción generalizada y la malversación de fondos públicos en la pequeña nación sobre el Mediterráneo.

El derrumbe inicial del domingo fue provocado por un incendio de una semana provocado por restos de granos abandonados desde la explosión de 2020 que empezaron a fermentar y se encendieron con el calor del verano. Bomberos y soldados trataron infructuosamente de apagarlo, y seguía ardiendo y despidiendo un olor pestilente.

Tras el derrumbe del jueves, camiones de bomberos y un helicóptero militar echaron agua sobre los almacenes para tratar de sofocar las llamas.

El ingeniero civil francés Emmanuel Durand, que trabajó como voluntario en el equipo de expertos creado por el gobierno, dijo que restan ocho depósitos en el bloque norte. Esta parte está inclinada en 3,3 grados y está tomando la misma tendencia que los otros, de casi 0,5 grados “por día, que es muchísimo”.

“El bloque sur aún no se mueve”, dijo Durand, quien monitorea los almacenes a distancia con datos de los sensores instalados por él hace un año e informa al equipo de funcionarios libaneses en un grupo de WhatsApp.

Se han multiplicado los reclamos de una investigación internacional. La indagatoria local está paralizada desde diciembre porque los funcionarios acusados han cuestionado al juez que la dirige.

Cientos de personas, entre ellas los familiares de las víctimas, marcharon desde tres lugares en Beirut hacia la arteria principal fuera del puerto para recordar la explosión que se produjo a las 6.07 de la tarde. Algunas portaban féretros blancos con los nombres de víctimas y otras portaban horcas para reclamar el castigo de los responsables.

“Dos años después, el dolor persiste”, dijo el hermano de una de las víctimas.

Ningún jerarca político ha pedido perdón a los libaneses. El gobierno declaró un día de luto y muchos negocios cerraron sus puertas.

Después de la marcha, se concentraron fuera del puerto donde reclamaron justicia y juraron no abandonar el caso, antes de dispersarse pacíficamente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.