Johnny Depp pide al jurado que “le devuelvan la vida” que Amber Heard le “arruinó”

·7  min de lectura

Johnny Depp suplicó al jurado que le “devuelvan la vida”, luego de afirmar que fue “arruinada” por las acusaciones de abuso doméstico de Amber Heard. Este viernes por la mañana comenzaron finalmente los argumentos finales en el mediático juicio por difamación de la expareja.

La abogada de Depp, Camille Vasquez, dijo al jurado que la evidencia presentada demostró que Heard era la “abusadora” y Depp el “abusado” en su turbulenta relación, afirmando que tanto el “buen nombre” como la “vida” del actor están en juego en su deliberación para llegar a un veredicto en el caso.

“Hay un abusador en esta sala del tribunal, pero no es el señor Depp”, insinuó.

“Y hay una víctima de abuso doméstico en esta sala del tribunal, pero no es la señora Heard”.

Vásquez aseguró que durante la relación de la pareja, Depp sufrió “abuso verbal, físico y emocional persistente” a manos de Heard.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

Luego, la actriz le causó a su exesposo “el daño más grande y cruel de todos” después de que terminó su relación, al acusarlo “falsamente” de abuso doméstico, dijo la abogada a la corte.

Vásquez mencionó que los argumentos finales estaban siendo pronunciados exactamente seis años después del día que Heard acusó "falsamente" al actor de abuso doméstico, cuando pidió una orden de restricción por violencia doméstica en 2016.

"El 27 de mayo de 2016, la señora Heard entró en un juzgado de Los Ángeles, California, para obtener una orden de restricción ex-parte sin previo aviso contra el señor Depp, y al hacerlo, arruinó su vida al decirle al mundo falsamente que es una sobreviviente de abuso doméstico a manos del señor Depp", señaló.

"Hoy, el 27 de mayo de 2022, exactamente seis años después, le pedimos que le devuelvan su vida al señor Depp diciéndole al mundo que el señor Depp no es el abusador que la señora Heard dice que es y que la responsabilicen por sus mentiras.

"Lo que está en juego en este juicio es el buen nombre de un hombre. Incluso más que eso, lo que está en juego en este juicio es la vida de un hombre".

"La vida que perdió cuando fue acusado de un crimen atroz y la vida que podría vivir cuando finalmente sea reivindicado".

Vásquez afirmó que la actriz presentó el “informe falso de abuso doméstico” y avisó a los paparazzi.

“La escena fue un montaje”, aseguró.

“Las fotos capturaron lo que ella quería que vieran: la imagen de una mujer maltratada”, mencionó.

En 2018, dos años después de solicitar la orden de restricción, Heard publicó un artículo de opinión en The Washington Post donde se describía a sí misma como víctima de violencia sexual.

La abogada cuestionó por qué Heard “nunca antes acusó a su exmarido de un crimen atroz” y criticó su afirmación de que el artículo no trata sobre Depp.

Acusó a Heard de querer “arruinarlo” y dijo que quería hacer ver al “señor Depp como un villano esta vez en pleno apogeo del movimiento MeToo”.

“Ella no solo quería el divorcio. Quería arruinarlo”, continuó.

Como parte de su argumento final, Vásquez trató de desmentir las afirmaciones de Heard de que su exesposo abusó física y sexualmente de ella.

Mostró al tribunal varias fotos de la actriz tomadas después de supuestos incidentes de abuso, que no parecen mostrar lesiones visibles.

Heard testificó en el juicio que cubría sus heridas con maquillaje.

Uno de los incidentes más explosivos en el centro del juicio tuvo lugar en Australia.

Depp perdió la punta de su dedo, según él, cortado por una botella de vodka que Heard le arrojó.

Ella afirma que el actor se cortó su propio dedo y la agredió sexualmente con una botella de licor ese día.

En los argumentos finales, Vásquez le dijo al jurado que, si bien las acusaciones de Heard “abarcan una historia de horror”, no buscó tratamiento médico y no tomó fotos de sus heridas, pero sí tomó fotos de lo que escribió su exesposo en un espejo.

La abogada afirmó que Depp fue la verdadera víctima de la violencia en ese incidente, destacando el testimonio de un testigo médico de su equipo que respaldó su versión de los hechos.

“Había un monstruo en esa casa en Australia, pero no era el señor Depp, era la señora Heard”, planteó.

“Fue la señora Heard quien atacó e hirió gravemente al señor Depp”.

Le dijo al jurado: “O crees todo o no crees nada. O el señor Depp agredió a la señora Heard con una botella en Australia, o la señora Heard se subió a ese estrado, frente a todos ustedes, e inventó esa horrible historia de abuso”.

Vásquez enumeró a los testigos que, según ella, no corroboraron las acusaciones de la actriz, indicando que la única persona que afirma haber visto a Depp atacarla físicamente fue su hermana, Whitney Henriquez.

Vásquez señaló que la versión de Henríquez de los hechos del infame “incidente de la escalera” no “cuadraba”.

Varios clips de audio escuchados durante el juicio también se reprodujeron nuevamente para el jurado.

En uno de ellos, se escucha a Heard decirle a Depp que es “un bebé”.

“Esta es la verdadera señora Heard”, destacó Vásquez sobre las grabaciones de audio.

La abogada acusó a Heard no solo de “profunda crueldad” contra Depp a través de sus acusaciones, sino también contra los “verdaderos sobrevivientes de abuso doméstico”.

Dijo que su “historia” era una que muchas víctimas habían experimentado, pero que, en el caso de Heard, “no era su historia”.

“Un acto de profunda crueldad no solo para el señor Depp, sino también para los verdaderos sobrevivientes de abuso doméstico”, aseveró.

“Que la señora Heard se presente como una figura pública que representa el abuso doméstico, fue falso, fue difamatorio y causó un daño irreparable”.

El abogado Ben Chew repitió esta afirmación en la segunda parte de las declaraciones finales de Depp, diciendo que “esto es MeToo sin ningún MeToo”.

Le dijo a la corte que Depp apoya el movimiento MeToo, pero que este es “para verdaderos sobrevivientes de abuso, no para la señora Heard”.

“Este es el caso único y singular de MeToo en el que no hay un solo MeToo”, sentenció, destacando que ninguna otra mujer ha acusado a Depp de violencia sexual o física.

“Ninguna mujer antes de Amber Heard acusó que el señor Depp le levantara la mano en sus 58 años y ninguna otra mujer desde que la señora Heard hizo las afirmaciones falsas... ha hablado desde entonces”, indicó.

Chew hizo notar que la supermodelo Kate Moss testificó que la afirmación de que Depp la había empujado por las escaleras cuando estaban saliendo era falsa.

Le dijo a la corte que habían conocido a los “verdaderos” Depp y Heard.

“Ahora han llegado a conocer a la verdadera Amber Heard. Aterrador”, comentó.

Chew detalló los humildes comienzos de Depp y cómo se convirtió en un “artista respetado y un hombre decente muy querido”.

Admitió que el actor “no es un santo” y ha luchado contra el abuso de drogas y alcohol, pero “se hace cargo de sus defectos”.

Chew continuó detallando el daño que asegura que las acusaciones habían causado a Depp y su familia.

“Esas acusaciones falsas han causado más daño de lo que sus puños jamás han hecho”, afirmó.

“Debido a lo que ella dijo, el señor Depp se irá a la tumba sabiendo que no importa lo que haga, no importa el resultado de este juicio, hay personas que solían admirarlo y ahora creen que golpeó a una mujer”.

Chew concluyó la declaración final instando al jurado a liberar a Depp “de la prisión en la que ha vivido durante los últimos seis años”.

“Este caso para el señor Depp nunca ha sido por dinero ni se trata de castigar a la señora Heard”, argumentó.

“Se trata de la reputación del señor Depp, se trata de liberar al señor Depp de la prisión en la que ha vivido durante los últimos seis años”.

Agregó que se trata de mostrar a los hijos del actor “que vale la pena luchar por la verdad”.

Depp está demandando a su exesposa por difamación por un artículo de opinión que ella escribió en 2018 para The Washington Post, donde se describía a sí misma como “una figura pública que representa el abuso doméstico”.

El actor de Pirates of the Caribbean no es nombrado en el artículo, que se titula “Alcé la voz contra la violencia sexual y enfrenté la ira de nuestra cultura. Eso tiene que cambiar”.

Sin embargo, Depp afirma que el texto implica falsamente que es un abusador doméstico, algo que niega rotundamente, y que lo ha obligado a luchar para conseguir papeles en Hollywood. Está demandando por US$50 millones.

Por su parte, Heard está contrademandando por US$100 millones, acusando al actor de orquestar una “campaña de difamación” en su contra y describiendo su demanda como una continuación del “abuso y el acoso”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.